5 cosas que queremos ver en la primera temporada de ‘Iron Fist’

5 cosas que queremos ver en la primera temporada de ‘Iron Fist’

Mañana se estrena mundialmente ‘Iron Fist’ en Netflix, como cuarta parte del acuerdo del servicio ‘video-on-demand’ con Marvel Studios para desarrollar la contrapartida callejera a los superhéroes de la franquicia en la gran pantalla. Hay mucha expectación, y confrontación, con respecto a la serie y nosotros queremos aprovechar la ocasión para poner sobre el papel nuestras propias expectativas sobre la serie. Lo desarrollamos a continuación.

Antes de lanzarnos a detallar las cinco demandas específicas que le hacemos a la serie, queremos hacer un voto particular con respecto a la serie. A diferencia de otros medios, no la hemos visto. Esos seis primeros episodios que han sido facilitados a grupos de comunicación selectos no han pasado por esta casa todavía y eso nos da la oportunidad de llegar limpios de todo prejuicio que un visionado sesgado nos pudiese provocar. Si solo hubiésemos visto los primeros seis episodios de su predecesora ‘Luke Cage’, nos hubiese parecido un producto aburrido y desaprovechado. Si tuviésemos que juzgar ‘Breaking Bad’ por sus primeros seis episodios, diríamos que es una mala serie.

Si bien iremos realizando ‘recaps’ diarios cada tres episodios para comentar con nuestros lectores el avance de la serie a medida que este se sucede, no será hasta haber visto los trece episodios cuando emitiremos un juicio global de la serie a razón de su primera temporada. Se es león desde el hocico hasta la punta del rabo. De la misma forma, como conocedores de la mitología del personaje a través de años de cómics tampoco entraremos a valorar la polémica racial extra-narrativa que rodea a la serie como un defecto de la misma. Si bien estamos completamente de acuerdo con que el ‘whitewashing’ es un techo de cristal importante a actores y actrices de origen asiático, no estamos ante un caso de ‘whitewashing’.

Danny Rand (Finn Jones) nunca ha sido asiático. Desde sus orígenes en ‘Marvel Premiere’ y su posterior rescate e incorporación en ‘Power Man’, la historia de Iron Fist ha sido precisamente la de un hombre blanco y privilegiado que, tras una gran tragedia en su vida, se ve despojado de dichos privilegios y obligado a ser uno más dentro de la comunidad asiática mística de K’un-L’un para aprender el camino del kung fu y las artes marciales, que pondrá en uso a su vuelta a Occidente para combatir el crimen y a sus enemigos. No estamos ante un caso de ‘whitewashing’ dado que ni un personaje asiático ha sido despojado de dicha condición para ser interpretado por un actor caucásico ni un actor caucásico ha sido elegido para interpretar a un personaje asiático a pesar de no ser coherente.

De hecho, el considerado maestro del kung fu dentro de los cómics Marvel no es otro que Shang-Chi, personaje basado en la figura del fallecido Bruce Lee, y este es plena e indudablemente asiático. No sabemos aún si este será incorporado a la temporada o a la serie – aunque, por ejemplo, si que sabemos que por tema de derechos su enemigo acérrimo Fu Manchu no podrá ser parte – pero sería una grata sorpresa para el tramo final de esos trece episodios o de cara a una segunda campaña. Si todas esas quejas con respecto a ese aspecto de ‘Iron Fist’ se realizasen con conocimiento del personaje en el cómic y de la mitología de la franquicia de artes marciales de la editorial, se estaría pidiendo la inclusión inmediata de Shang-Chi en la serie y no el boicot de la misma. Pero es más fácil esto último.

Realizado este necesario comentario editorial por nuestra parte, nos centramos en lo que nosotros le pedimos a la serie:

1 – The Living Weapon, una serie de auténticas artes marciales.

Los inicios de los setenta supusieron la ebullición del género de artes marciales en Hollywood. Películas, series y publicaciones impresas repletas de expertos en el combate cuerpo a cuerpo de origen tanto asiático como occidental plagaron el imaginario colectivo y muchos de ellos llegaron para quedarse. Aunque no con ese nivel de fervor, ya que su popularidad ha ido decreciendo con el paso del tiempo y la llegada e implantación de nuevas modas terminó por dejarlo en un nicho de mercado para auténticos aficionados del género.

Sin embargo, en la última década estamos viendo un resurgir en el interés del público por este género. Los cineastas surcoreanos han visto incrementada su fama en Occidente y cintas como ‘The Raid’ u ‘OldBoy’ son veneradas por un público más generalista, extendiendo su influencia al cine y la televisión occidental. La propia ‘Daredevil’ ya coqueteó con este género con escenas como la de la lucha en el pasillo de su segundo episodio, pero esperamos de ‘Iron Fist’ que sea la auténtica representante de las artes marciales en televisión con dosis constantes de lucha y espectacularidad en cada episodio.

2 – Heroes for Hire, la semilla del ‘bromance’ entre Danny Rand y Luke Cage.

Lo que en un inicio fue un movimiento editorial para hacer que ‘Iron Fist’ no cayese en el olvido y ‘Power Man’ no acusase un descenso de ventas llegado su quincuagésimo número, se convirtió en uno de los dúos más reconocibles y carismáticos de la editorial Marvel Comics. Los “Héroes de Alquiler” eran superhéroes que ayudaban al hombre de a pie que lo necesitase, algo así como los soldados de fortuna que componían El Equipo A, por una módica cantidad. A Luke Cage (Mike Colter) ya lo hemos visto así en la primera temporada de su respectiva serie, pero nos gustaría ver a Danny Rand encajar en la misma dinámica.

Algo que probablemente no tendremos en la primera temporada, ya que ni siquiera el traje del protagonista veremos, pero de lo que seguro que obtenemos alguna referencia velada y se nos encamina de cara a una ‘season finale’. No queremos que sus interacciones se limiten a lo que veamos en ‘The Defenders’ sino que queremos a Luke Cage por aquí, de la misma forma que le hemos visto en ‘Jessica Jones’ durante parte de la temporada. Que se note que son un dúo dinámico.

3 – The Defenders, el último paso para el evento superheroico de Netflix.

Gran parte de la fuerza del arranque de ‘The Avengers’ de Joss Whedon residía en que no tenía la necesidad de tomarse tiempo para presentar a los personajes, eran de sobra conocidos por el público y todo el camino necesario para verlos juntos ya se había recorrido. Lo demás venía sobre ruedas. Algo así queremos para ‘The Defenders’, que para que sea redonda y no tengamos que pasar por unos capítulos iniciales de presentación algo más tediosos, ‘Iron Fist’ ya deje todo el terreno perfectamente sembrado.

A estas alturas pocas dudas tenemos ya de que el principal enemigo de Matt, Jessica, Luke y Danny será La Mano, con la opción de involucrar a alguna sociedad secreta más por el medio. Menos aún de que será Claire Temple (Rosario Dawson) la que pondrá a todos a cooperar para salvar a New York del control por parte de la siniestra organización. Lo que le pedimos a ‘Iron Fist’ es que funcione como precuela de dicho gran enfrentamiento, sin sacrificar la espectacularidad por su parte.

4 – Marvel Cinematic Universe, interconexión y cameos de personajes menores.

Antes hablábamos de Shang-Chi como personaje que nos gustaría ver en pantalla combatiendo espalda con espalda junto con Puño de Hierro, pero no es el único que querríamos tener en escena. Dado que la empresa familiar Rand Corporation va a ser una pieza argumental clave en esta temporada, ¿no estaría bien verla competir en el mercado con Stark Enterprises? Sabemos que no vamos a ver a Tony Stark (Robert Downey Jr.) en ninguna de las series de televisión, pero siempre podíamos tener a Pepper Potts (Gwyneth Paltrow) o incluso a Happy (Jon Favreau) en una breve escena.

Como estos, más cameos tanto de las páginas como de las películas o demás series, aprovechar la riqueza del universo del que se es parte y se adapta.

5 – The Inmortal Iron Fist, una trama que aproveche la mitología del personaje.

Si algo tiene el personaje de Puño de Hierro es un trasfondo mitológico rico. Prácticamente, toda la escena de las ciudades místicas del Universo Marvel orbita en torno al personaje. El haber pasado una eternidad en la ciudad de K’un-L’un le ha puesto en contacto con el resto de urbes y con todos los variopintos personajes que pueblan las mismas. Queremos ver a la Serpiente de Hierro y queremos ver el torneo de las ciudades. Queremos ver a los Puños de Hierro anteriores e incluso a los renegados, como Orson Randall.

Hay tanto detrás del personaje que preferimos no comentar más, dejar que sea la propia serie quien sorprenda al espectador.

Con esto damos por concluida nuestra preparación para la primera temporada de ‘Iron Fist’ y nuestras expectativas con respecto a la misma. Esperamos que el resultado final sea bastante mejor que lo que los primeros análisis que estamos leyendo. O que al menos a pesar de sus defectos sea un producto destacable por otros aspectos. Ahora trasladamos la pregunta a los lectores, ¿qué esperáis vosotros de la próxima serie de Marvel en Netflix?

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!