Arrow 6×13: El villano en las sombras

Arrow 6×13: El villano en las sombras

En este nuevo capítulo de ‘Arrow’ descubrimos un movimiento más en la partida de cartas que nos ha pillado por sorpresa y destapa al verdadero villano, ¿os lo esperabais? ¡Vamos a comentarlo!

Cayden (Michael Emerson) está listo para volar Star City por los aires a medianoche, eso deja a nuestros protagonistas un margen de 4 horas para salvarla… otra vez. Durante los flashbacks a lo largo del episodio, nos van contando la intrahistoria de este villano: un padre destrozado – y que ha perdido parte de la cordura – por la pérdida de su hijo de tan solo 18 años. Padre que también hay que decir, estaba más preocupado de ser hacker que de su paternidad.

No tuvo tiempo de enmendarse… pues lo detuvo A.R.G.U.S.

Dinah (Juliana Harkavay) está en modo revenge por la muerte de Vincent (Johan Urb ) intentando matar a Laurel (Katie Cassidy). Todos intentan hacerla entrar en razón, pero cuando Oliver (Stephen Amell) le suelta: “No ejecutamos gente” ella le replica “No, tú solo los dejas morir”. Auch. Mientras tanto Lance (Paul Blackthorne) sigue en su línea de reconvertir a esta Laurel al lado bueno de la fuerza.

El Team Arrow logra desenmascarar al falso Oliver (Stephen Amell) que asesinó al hijo de Cayden James y desencadenó todo. Si no fue Oliver, ¿quién lo hizo? Van al encuentro de un Cayden que, rápidamente, reduce el número de culpables a tres de su propio equipo: Diaz (Kirk Acevedo), Anatoly (David Nikl) y la propia Laurel.  ¿Qué dicen vuestras quinielas?

Cayden le propone un trato a Oliver, no volará la ciudad en pedazos si le trae a sus ex – socios. Oliver se alía con Curtis (Echo Kellum), René (Rick Gonzalez) y Dinah para encontrar a los tres antes de que huyan de la ciudad.

Oliver dejó al niño en la “oficina”, pero este acaba metido en todo el meollo al final del capítulo. Después de un altercado provocado por el Laurel en el que los malos consiguen escapar, nos quedamos con un Cayden James alterado y con el mando de la bomba en mano.

Oliver se abraza a su hijo y le dice que lo quiere. Cayden tiene una epifanía en ese momento y se da cuenta que, aunque fuera otro quién “apretara el gatillo”, el tuvo su culpa. Así pues, se medio redime no volando la ciudad por los aires y le da a Oliver la ayuda necesaria para encontrar a Diaz y Anatoly.

Pero aunque Oliver como alcalde le promete dejarle visitar la tumba de su hijo, parece que va a tener un encuentro más… directo. Ricardo Díaz, el desconocido, llega pisando fuerte y se destapa como el verdadero villano y lo asesina tras desvelarnos el pastel: quiere tomar la ciudad. 

¿Qué os ha parecido? ¿Cómo creéis que se va a desarrollar la trama a partir de ahora? ¿Estirarán mucho más lo de Laurel mala/buena? Os leemos.

4 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!