Blindspot 2×20: Orange is the new black

Blindspot 2×20: Orange is the new black

Tan solo quedan dos episodios para el final de temporada y el equipo intenta descubrir más cosas sobre Sandstorm y la fase II antes de que todo se les eche encima… aunque parece que no les queda mucho tiempo. ¿Lo comentamos?

Tras el ‘cliffhanger’ de la semana pasada en el que todos pensamos que Zapata (Audrey Esparza) estaba siendo detenida por deshacerse del arma homicida en el caso de Reade (Rob Brown), no ha sido sino un plan del equipo para meterla en la cárcel y que se acercara a Devon (Ronda Rousey), la novia de Parker (Jefferson White) ‘a.k.a’ la mano derecha de Shepherd (Michelle Hurd). Les queda poco tiempo para descubrir el plan de ésta y les lleva mucha ventaja. 

En un principio el plan sale como todos esperaban y Zapata consigue acercarse a Devon, metiéndose por el camino en algunas peleas al más puro estilo ‘Orange is the new black’ hasta lograr que confíe en ella para escapar juntas de la prisión. ‘Orange is the new black’ se convierte en ‘Prison Break’ y durante el escape, con Devon herida, Zapata consigue convencerla para que la lleve hasta Parker. No tan buena idea si tenemos en cuenta que siendo éste quien es iba a reconocerla fácilmente como agente del FBI. Así, cambian las tornas y es Sandstorm quien utiliza a Zapata para atraer a Weller (Sullivan Stapleton) y así acabar con su vida -recordemos que durante el pasado episodio Shepherd dio la orden de hacerlo-. Como siempre, Weller y Jane (Jaimie Alexander) consiguen salvar la tarde y ponen bajo custodia a Devon y a su novio, aunque ninguno de ellos suelta prenda. ¿Conseguirán gracias a alguno de ellos descubrir algo sobre los planes de Shepherd?       b1

Mientras, otras dos tramas se han desarrollado paralelamente durante este episodio. Por un lado, Patterson (Ashley Johnson) sigue sin haber superado todo lo que le ha sucedido durante estas dos temporadas de ‘Blindspot’, y la verdad es que no podemos culparla. Además de trabajar durante las noches, cree que todo el mundo forma parte del enemigo e incluso llega a ponerse violenta con un chico de su equipo que cometió el error de no revisar el software antes de instalarlo en los ordenadores -un error bastante grave para alguien que trabaja para el FBI con un montón de información que muchos querrían hackear-. ¿Creéis que Patterson logrará superar todo lo que le ha pasado? ¿Podrá ser feliz algún día? b4

La otra situación que nos ha tenido en vilo durante este episodio ha sido el recuerdo de Roman (Luke Mitchell) en el cual mataba a Emma Shaw (Stephanie Roth Haberle), ya que Jane lo sabe desde hace bastante y ambos se lo han estado ocultando a Weller. Finalmente, una vez que Roman ya ha podido salir de su celda, deciden que es el momento de decírselo y, como era de esperar, no se lo toma nada bien. A pesar de que comprende que Roman ahora es una persona distinta, el hecho de que se lo ocultaran no ayuda a perdonar a ninguno de los dos fácilmente. Pero esto no es lo peor, durante los últimos minutos del episodio Roman recuerda que fue su propia hermana quien le borró los recuerdos y por la forma en la que coge ese cuchillo de cocina y se abalanza sobre Jane no parece que se lo tome nada bien. ¿Creéis que conseguirá superarlo y confiar en su hermana? No olvidemos que él mismo siente repulsión por todo lo que hizo antes y, aunque fuera en contra de su voluntad, el hecho de borrarle la memoria le ha dado una nueva oportunidad. b2

Si bien ha sido un capítulo entretenido y relacionado con la trama principal, aún seguimos planteándonos muchas cuestiones que todavía no se resuelven. Pero, atentos, que en la promo del próximo capítulo nos prometen resolver todas nuestras dudas. ¿Qué os ha parecido este capítulo? ¿Preparados para los dos últimos capítulos de la temporada? ¡Animaos a comentar con nosotros!

Raquel
Raquel
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!