Boom! Film & Comic 2015: Crónica y entrevista a Javier Olivares

Boom! Film & Comic 2015: Crónica y entrevista a Javier Olivares
El fin de semana pasado teníamos el placer de asistir a la primera edición de la feria ‘Boom! Film & Comic’, el primer gran evento de la cultura pop organizado en la ciudad de Vigo, al que acudimos por invitación de su organizadora Blackhouse Entertainment (¡un saludo, Rocío!). En este se aunaban distintas charlas y actividades relacionados con el mundo del cine, el cómic, los videojuegos y la televisión. Y en él tuvimos la oportunidad de entrevistar a Javier Olivares, creador de la serie ‘El Ministerio del Tiempo’ y ‘showrunner’ de ésta en Televisión Española.
Como pasa con toda primera vez, estas suelen ser torpes y se hacen más por el amor sentido que por el resultado recibido. Y como tal este primer festival ha tenido sus fallos y torpezas, pero se respiraba mucho amor y mucha ilusión en todas las esquinas. Su empeño por dar al espectador actividades que fuesen puro entretenimiento y por tener invitados en las charlas que de verdad tienen algo que contar es algo notable, tanto que minimiza cualquier error de organización esperable en esta primera edición.
Para el que guste de poseer merchandising de sus series, películas o videojuegos favoritos, esta feria ha sido un templo. Comerciantes locales y de los alrededores no faltaron a la cita trayendo una selección de productos para la ocasión y algunos como Sousa Comics organizando eventos en su propio stand. Aunque lo que seguro que para muchos habrá sido la joya de la corona del lugar ha sido la ExpoSyFy que el canal SyFy España decidió ofrecer a los asistentes con un amplio número de objetos de películas y series fantásticas y de ciencia ficción, tanto originales como réplicas.
Aunque para nosotros el gran momento del fin de semana ha sido tener la oportunidad de conocer a Javier Olivares y asistir a la rueda de prensa que éste dio ante una sala abarrotada para comentar con los asistentes – muy entusiastas en su mayoría – todas las vicisitudes de la serie. Así hemos conocido tanto la noticia de que habrá libros de ‘El Ministerio del Tiempo’ tanto si renueva como si no, como la rotunda afirmación de que en casos como el de Lola Mendieta (Natalia Millán) no hay personajes buenos o malos dentro de la serie, sino tridimensionales.
Pero a mayores de esta rueda de prensa también hemos tenido la oportunidad de tener una entrevista particular con el propio Olivares, que a lo largo de veinte minutos nos explicó pormenorizadamente no sólo su visión de ‘El Ministerio del Tiempo’ en particular sino de la televisión en España en general, así como del papel de la prensa y de los propios creativos. No os hacemos esperar más por el intenso pero muy cordial encuentro que tuvimos con el que ya consideramos nuestro amigo Javier Olivares.

Vosotros
en la propia serie reconocéis que tenéis influencias, el propio
protagonista cita a ‘Terminator‘ y por ejemplo el libro de ‘Las
Puertas de Anubis
‘ es a lo primero que recuerda la serie.
En ‘Indiana Jones’, ‘Un Soldado Español de Veinte Siglos’,
‘Un Yanqui en la Corte del Rey Arturo’… Ayer discutía en
Facebook con un gilipollas que decía: “Esta serie de mierda, que
todo son plagios”. Pues no. Fotogramas, Noel Ceballos o Jordi
Costa, que no creo que sean precisamente firmas como para renegar, ya
ven las referencias desde el principio y yo desde el día uno también
estoy afirmando las referencias. Ahora, si yo hablo de Indiana Jones
como referencia, pero es verdad que Heinrich Himmler fue a
Montserrat, pues lo tengo a huevo.
Nosotros
sobre todo vemos que aunque si contáis con muchas referencias,
tenéis algo único vuestro, que es el sentido del humor que hila un
poco todo el argumento.
No
exactamente el sentido del humor, que lo hay pero no es comedia, ya
que el sentido del humor – que es muy berlanguiano y muy de ‘Atraco
a las Tres’
– viene de la idea original de mi hermano, que es la
de hacer una serie fantástica que al mismo tiempo sea realista. Esa
es la originalidad. ¿Cómo? Pues con un ministerio donde hay
funcionarios, funcionarios españoles que van a su trabajo, se toman
su café, tienen sus cosas, etc. Una forma de confrontar fantasía y
realidad. Y luego tenemos al personaje de 2015 que es de un barrio
periférico como Carabanchel – nosotros somos de Usera, somos vecinos
– un tipo de treinta y cinco años cuya cultura es la de la
televisión y la de la cultura pop. Porque si hablamos de otras
referencias como ‘Doctor Who‘, también es una serie pop y muy irónica,
aunque tampoco es una comedia.
El
sentido del humor nos sirve para no caer en la caramelización en el
drama, que lo tiene y mucho y aún va a tener más, y sobre todo para
que el público mientras ve la serie no se ponga a llorar a la
pantalla – siempre me gusta poner de ejemplo a ‘Full Monty‘ en ese
aspecto – eso me parece pornografía sentimental. A mi me gusta que
el espectador se lo pase de puta madre pero que cuando se vaya a la
cama y ponga la cabeza en la almohada diga: “¡Hostia!”.
Como
‘showrunner’, en todas
mis series la orden a los directores ha sido: “El drama a ritmo de
comedia”. Nada de caramelizar, nada de quedarnos en el beso. Ya
vemos que el amor de ‘El Ministerio del Tiempo’ es con
respecto a una señora que ha muerto hace dos años. El humor surge
sobre todo del choque cultural en los tres, como los ejemplos de Luis
Aragonés o Diego Alatriste, ese tipo de cosas. En el fondo, ‘El
Ministerio del Tiempo’
nos habla de una historia de España muy
amarga, como cuando en el episodio uno Alonso de Entrerríos dice del
Empecinado, al que han salvado pero que luego ejecutará el rey, si
es el Cid de esa época.
Nosotros
cuando decimos que es un ministerio para que no se cambie la historia
de España, comentaristas políticos han llegado a decir que esta
serie es nacionalista española e incluso que la serie es
reaccionaria. Perdone, la serie ya se plantea si se podría cambiar o
mejorar la historia, pero al final concluye que es mejor dejarla como
está.
Ese
es otro de los conflictos que más nos intriga de la serie, ¿hasta
qué punto la Historia va a ser inamovible o vamos a ver pequeños o
más grandes cambios?
Ya
desde el capítulo uno, la Historia con mayúsculas es inamovible.
Pero
sin embargo hemos visto que el hijo de Alonso de Entrerríos se salva
por una modificación de la Historia.
Sí,
se salva, aunque también es un secreto de los propios personajes. La
parte que le da mayor tono adulto a la serie son precisamente las
tramas personales de esos personajes, por lo que según avance la
primera temporada nos vamos a dar cuenta de que todos tienen muchos
secretos y que todos intentan compaginar su labor como funcionarios
del Ministerio del Tiempo con intentar poner en paz su memoria y sus
vidas. De hecho el capítulo ocho, que lo hacemos en paralelismo con
Gabriel García Lorca, es muy duro a nivel dramático. Algunos
personajes logran cambiar su historia, otros no lo logran, otros sí
pero con un cambio en sus vidas muy grande… jugamos con eso en las
historias personales.
Lo
que si estamos intentando es ser muy respetuosos con la Historia con
mayúsculas.
La
que podría herir alguna sensibilidad, por ejemplo.
Claro,
pero es que tampoco necesitamos cambiarla, porque está ahí y nos da
mucho juego. Con Hitler y Himmler mira si hemos estirado el humor,
así como con Franco, y no se ha ofendido nadie.
Y
es curioso, porque todo el mundo nos miraba con temor con lo de
Franco, y sin embargo no ha pasado nada. Lo metemos diciendo frases
como “¿Ha dicho guirlache?” o “Yo con el inglés me apaño,
pero con el alemán vaya idioma del demonio”, algo que escribí
acordándome del vídeo de Youtube en el que hablaba en inglés.
Cuando se rodó, hubo que parar porque a los técnicos y al equipo
les dio un ataque de risa y en el que también se acordaban de ese
vídeo de Youtube. Es genial, porque una imagen te genera un diálogo
y ese diálogo vuelve a generar esa imagen en otras personas.
No
hacemos saña con nadie, pero lo que seguro que no tenemos es una
ideología reaccionaria. Yo creo que la Historia de España se define
con la frase del Cid Campeador, la de: “qué buen vasallo si
hubiese buen señor”. Esa es la definición de España antes, ahora
y desde siempre. Y yo creo que ese concepto de España que podría
ser la hostia y no lo es por otras cosas yo creo que está metida de
manera muy sutil en ‘El Ministerio del Tiempo’. No estamos
haciendo una ‘sitcom’, no hay ni un chiste, aunque si que el
humor viene dado de situaciones.
Por
ejemplo el guión de mi hermano, en paz descanse, cuando yo leí el
su capítulo dos y veo cuando Julián le recita Maneras de Vivir a
Lope de Vega, tuve que dejar de leer el guión. Me pareció tan
genial y pensé: “El que conoce a Leño, que lo conozca, y el que
no, que tire para delante”. Porque lo que existe con ‘El
Ministerio del Tiempo’
es una historia de muchas capas, el conoce
la Historia se ríe y el que no la busca, pero todo tiene que ser
rápido y con aventuras, pero sobre todo con emotividad.
Estamos
comunicándonos con un público amplio pero que no es solo de frikis,
es muy generalista. Lo que no es generalista es que sea una serie con
‘showrunner’, que estén mimados cada actuación y cada
detalle, que la serie tenga una unidad a pesar de que cada capítulo
sea en una época o que estemos tratando al público de una manera
muy inteligente. O incluso que yo cada vez que esté haciendo una
referencia luego lo comente, Pablo y yo tenemos muchas referencias y
las hemos volcado todas, pero aún así creo que a pesar de ello
hemos conseguido una serie muy personal.
La
opinión generalizada es que es la serie que más personalidad tiene
dentro de una parrilla que, en ciertos casos, saca productos bastante
clónicos.
[Risas]
Es curioso, la que más personalidad tiene es la que más referencias
cita, es paradójico. No ocultamos ninguna referencia, las volcamos
en el propio capítulo o las comento yo mismo. Yo soy un whoviano
puro, pero incluso tiene más de ‘Torchwood’ la serie. O de
‘Las Puertas de Anubis’.
“¿Y
por qué pueden viajar por el tiempo por una puerta?”. ¡‘Las
Puertas de Anubis’
! “¿Y por qué no pueden viajar en el tiempo
del S.XV al S.XVII?”. Menos mal que ta no tengo que responder a
estas preguntas, que ya hay otros que lo hacen por mi, pero que qué
tíos. Pues porque si.
Hay
un seguidor de la serie que me tiene machacado en Twitter y en
Facebook con el porqué de que el Cid no sea uno de los protagonistas
de la serie. Yo le digo que, primero, pues porque no. Y segundo que,
si hubiese segunda temporada, tenemos un capítulo sobre los huesos
del Cid. Que están en Alemania y no son del Cid. La trama sería
sobre si son o no son, que sumado a lo de que estén en Alemania,
pues ya tiene la cosa. Nuestros personajes no podrían ser personajes
históricos, tienen que ser personajes de época.
Porque
nuestra serie es histórica y de época. Por ejemplo, en el episodio
siete la Historia no es más que un mero fondo, ¿os acordáis de los
capítulos de abaratar ‘Doctor Who’? Pues nuestra referencia
son esos capítulos ‘without Who’
– de los que terminaron saliendo obras maestras como ‘Blink’.
El episodio siete es como esos capítulos de abaratamiento, en el que
los agentes del Ministerio de 2015 se van al Ministerio de 1843, no
hay apenas más localizaciones. Y es un homenaje a ’24’.
¿A
’24’?
Sí,
con pantallas partidas. Y el capítulo cuatro es un homenaje a
‘Atrapado en el Tiempo’. Mucha gente se pregunta por qué la
puerta del partido del Atleti siempre va a ese día si en el resto de
las puertas transcurre el tiempo. Pues porque como en el capítulo
cuatro, hay una puerta bucle. Las mismas veinticuatro horas siempre.
Dicho
esto, yo estoy viendo explicaciones científicas a mi serie que madre
mía. Los que seáis fan de estos temas sabréis que esto es un
género fantástico, no ciencia ficción, y que la manera de vender
esto a una televisión pública es como una serie sobre la Historia
de España y que no sea difícil de entender. Nosotros no explicamos
las físicas de esto, ni las puertas ni los neutrones.
Entonces,
¿crees que hay un poco de sobreanálisis en esos temas?
Bueno,
alguno me está justificando lo que yo no podría, me viene de puta
madre. Lo que si valoro es el amor. Esta serie destila un amor en las
redes sociales impropio de las redes sociales. Destila un amor y un
cariño esta serie que pocas. Dicen: “Es que la ve poca gente”.
Pues mi madre fue a comprar jamón en el barrio de Usera y, habiendo
una cola de ocho, el charcutero dijo: “Que pase esta señora
primero que es madre de los guionistas de ‘El Ministerio del
Tiempo’
”. Algo pasa – y no soy actor – que es distinto.
Puede que sea porque yo he luchado por la identificación de
‘showrunner’.
Algo
que no es muy habitual en España. En la web de TVE debe ser la única
serie en la que apareza ese título al lado del nombre de alguien.
A
mi y a mi hermano nos ha costado la salud. Toda la dureza de negarnos
a hacer cosas, de irnos de una serie porque todo iba a ser un sueño.
Ya sabéis cual es. Irme de ‘Isabel’ por no poder entender el
yo no poder estar en los ensayos de mis guiones, una serie que había
creado yo. Es algo que no podíamos entender y hemos perdido mucha
salud, mucho dinero, pero hemos mantenido nuestra ética de defensa
de la profesión. Eso es importante.
Una
de las preguntas que teníamos era si esto podía ser una cabeza de
playa para un posterior desembarco de más series con una visión del
autor muy definida.
Tendría
que serlo y ojalá lo fuera, porque talento hay y mucho. Nacho Faerna
que es también ‘showrunner’ de ‘Prim’ o Carlos López
que hizo la miniserie del 11-M también como ‘showrunner’, por
ejemplo, hay mucho talento. Ojalá les fiche si hay segunda
temporada, a gente así con ese valor. Si hay segunda temporada
seguro van a hacer algún capítulo, eso también lo aviso.
O
sea, que va a haber guionistas invitados.
Sí,
como en ‘Doctor Who’, quiero que haya guionistas invitados.
Uno o dos por temporada. Aunque sobre la pregunta anterior, soy
pesimista. Una serie con el eco de esta, con datos en diferido de
267.000 espectadores en el segundo capítulo – que es una pasada – y
de media de visualizaciones online en la web de 263.000, implica una
lucha porque se midan otros parámetros para calcular la audiencia y
que sean datos oficiales. O que datos oficiales como esos
espectadores en diferido, que webs principales de televisión no
citan porque se preocupan más de si a Belén Esteban le sale un
orzuelo porque se están convirtiendo en revistas del corazón –
algo que no me importa decir –, tuviesen más visibilidad.
Sobre
todo en una televisión pública que no vive de la publicidad.
Claro,
se podían dar. Tal y como dan cuantas personas han visto en TDT el
último capítulo de ‘The Walking Dead’. O como que se hable
de ‘showrunners’ de televisión extranjera y aquí, habiendo
gente como mi hermano en ‘Los Serrano’, Alex Pina, Nacho
Faerna… y más productores ejecutivos de este país, nunca se
nombra lo propio. Las audiencias en diferido son una barbaridad de
datos, te sube muchos puntos.
Los
aficionados ya están pidiendo una renovación, que se suelen dar
gracias a este tipo de datos.
Sí,
pero yo soy pesimista. Porque aunque esta industria produce muy bien,
tiene unos grandes niveles de producción con muy poco dinero, creo
que es menos atrevida que lo que fuera la propia TVE antes de la
llegada de las cadenas privadas. A mi cuando Charlie Brooker dice que
para ‘Black Mirror’ uno de sus puntos de referencia es ‘La
Cabina’
de Antonio Mercero, y que lo repite más de una vez y si
no ya estoy yo para repetirlo, a mi me parece simbólico de cómo
está el asunto. Por eso soy pesimista.
Amelia es uno de nuestros personajes
favoritos al igual que el de la audiencia en general – en gran medida
gracias a la labor de Aura Garrido – especialmente porque representa
un conjunto de valores de mujer independiente que es menos frecuente en ficciones de época nacionales e internacionales, ¿puedes contarnos algo de cómo se ha construido el
personaje y de cómo evolucionará dentro de la serie? ¿De qué
forma afectará el saber el año en el que se produce su muerte?
Para
nosotros, los personajes femeninos son esenciales y creemos que no
siempre son bien tratados en la ficción. En este sentido, en ‘El
Ministerio del Tiempo’
, la propia Amelia, Irene o Lola Mendieta
muestran otro tipo de personaje femenino, que no habla de hombres ni
de sus amores, que no necesita de ellos… Son fuertes en sí mismas.
Creo que es uno de los elementos con los que Pablo y yo estábamos
más contentos de la serie.
La
idea del personaje es mostrar la España avanzada, moderna… Ésa
que pocas veces ha podido crecer.
Y
el símbolo de que fuera una mujer es esencial, porque creo que su
lucha tiene mucha razón de ser y mucho mérito. A día de hoy
incluso. No se trata sólo de aquellas mujeres que, como Amelia,
empezaron a estudiar. Sino de las mujeres que, a día de hoy, cobran
la mitad que un hombre cuando hacen el mismo trabajo.

El
ver la fecha de su muerte cambia a Amelia. Y la obsesión de saber
con quién se casó y saber de su hija va a marcar mucho el
personaje.

Y ya para terminar, en el último episodio
emitido el final de este se guardaba la sorpresa de presentarnos a
Ramón Langa como el General Ambrosio Spínola, casi como si de un
héroe de acción histórico se tratase, ¿tendrá a partir de ahora
un papel relevante en la temporada? ¿Tendremos la oportunidad de ver
al actor siendo el brazo armado del Ministerio?
En
esta primera temporada, no. Ya está rodada. Y hablar de la segunda
es, ahora mismo, hablar por hablar. Creo que está bien que todos
pidan que Lope de Vega, el funcionario representado por Rellán o
Spínola o el propio Velázquez tengan su ‘spin-off’
o salgan más… Pero también creo que eso de dar tanto en cada
capítulo también es bueno. Aunque no tenga continuidad.
Muchas gracias por todo y esperamos que este encuentro haya
sido tan interesante para ti como lo ha sido para nosotros, esperamos
que la serie tenga la mejor de las suertes y que esta no sea la
última vez que tenemos la ocasión de hablar contigo de ella. Un
saludo de todo el equipo de Recap Blog.
Gracias
a vosotros.
Junto a esta gran experiencia también tuvimos la oportunidad de acudir a la charla de Sandra Lesta y Sonia Méndez, creadoras y protagonstas de la webserie ‘Angélica y Roberta’, que nos ofrecieron una visión desde dentro al creciente mundo de las webseries y todas las opciones que ofrece el formato. Un evento muy instructivo e interactivo que no solo nos dio a conocer su propia serie sino su opinión al respecto de cómo está el panorama de la creación de contenido en internet.
Una oferta televisiva reducida pero muy interesante, que se complementa con otro gran número de actividades de otros medios y otras más lúdicas como un concurso de ‘cosplay’ que nos hace reimaginar los límites de lo que la gente puede llegar a llevar puesto y hacer encima de un escenario. Hemos pasado un rato muy agradable y nos llevamos la sensación de ser una cita muy prometedora dentro del calendario cultural de la ciudad de Vigo, el primer paso para algo que llegue a ser grande.
Esperamos poder retornar el año que viene, ¡muchas gracias por todo!

Rubén Rodríguez, @houjack.
David Valverde, @CapitanValverde.

RecapBlog
RecapBlog
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!