Crazy Ex-Girlfriend 3×08: Repeating old patterns

Crazy Ex-Girlfriend 3×08: Repeating old patterns

Sí, ya estamos de vuelta con ‘Crazy Ex-Girlfriend‘, que nos dejó el año pasado con el corazón lleno de amor y ternura pero a la vez miedo por la relación entre Rebecca (Rachel Bloom) y Nathaniel (Scott Michael Foster). Hablemos de ello y de todo lo que ha ocurrido en este capítulo.

No nos extraña el camino que ha tomado la serie cuando, al final del episodio, parecía que Rebecca estaba dispuesta a romper con Nathaniel porque está repitiendo los mismos patrones tóxicos que la llevaron al desastre con Josh. Y no, no hablamos del desastre de las relaciones, sino al desastre personal y al no ser capaz de diferenciar tus sentimientos y tu enfermedad. Rebecca sufre trastorno límite de la personalidad, durante esta temporada hemos vivido ya el diagnóstico y tendremos que aprender ahora cómo lidia ella, el personaje, con las consecuencias.

Es curioso porque, a pesar de que esta serie se ha vuelto cada vez más y más oscura, sigue siendo especialmente divertida, aguda, original y sincera. No podemos negar que básicamente así es la vida, porque hasta cuando parece que las cosas solo salen mal se le puede sacar punta a algo y, con un poco de sentido del humor, convertirlo en algo divertido.

Aún así, nos da pena que la relación entre Rebecca y Nathaniel tenga que terminar porque por una vez nuestra protagonista se había encontrado con un hombre que parecía apreciarla por cómo es ella, sin necesidad de forzar las cosas. Pero claro, más de una vez se ha implicado en la serie que él pueda tener también algún trastorno, ¿qué pasa si al final ambos están buscando en el otro algo que solo pueden encontrar en ellos mismos?

Pero, parémonos un momento a pensar en esto, el hecho de que una serie pueda siquiera sugerir tramas así desde un punto de vista humorístico es sencillamente rompedor, ¿no os parece?

Por otro lado, no todo se centra en Rebecca en esta temporada. Darryl (Pete Gardner), una vez rompe su relación con White Josh (David Hull) porque este no quiere ser padre, se dispone a buscar la manera de hacerlo por su cuenta. Donantes de óvulos, un vientre de alquiler y el esperma en plenas condiciones. A pesar de lo divertida y desagradable que fue la canción de My Sperm is Healthy, sigue faltándonos ese comentario sobre los vientres de alquiler, pero se nos olvida que eso es un debate que está teniendo lugar en España y no es Estados Unidos, donde esto está aceptado y se considera sin replantearse nada.

Darryl, icono bisexual

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Creéis que Paula (Donna Lynne Champlin) debería explorar también sus sentimientos? ¿Le daríais un discurso feminista a Darryl o creéis que Maya (Esther Povitsky), la reina feminista de la oficina, se lo ha dado ya?

¡Contadnos vuestras opiniones y a quién shippeáis y hasta la semana que viene!

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!