Todo lo que ocurrió en el evento Fan de Fear The Walking Dead

Todo lo que ocurrió en el evento Fan de Fear The Walking Dead

RecapBlog ha tenido el placer de ser invitado a este nuevo evento fan organizado por AMC Ibérica, en el que contamos con la presencia de dos grandes protagonistas de la serie ‘Fear The Walking Dead’, como son Daniel Sharman y Rubén Blades, que interpretan a Troy y Daniel.

El público se arromolinaba en las colas del evento, curioso y expectante, mientras para hacer tiempo y la espera más amena, don extras terroríficamente bien disfrazados de caminantes asustaban al público y “jugueteaban” con los asistentes, generando gritos y más de un susto. Cuando por fin los actores salieron a saludar, el griterío aumentó hasta límites insospechados y ellos mismos se permitieron hacerse algunas fotos en el exterior.

Una vez nos permitieron acceso al recinto, nos encontramos con varios detalles en los asientos: unas cartulinas, roja y verde, que posteriormente usaríamos para responder SÍ o NO a una serie de preguntas relacionadas con la serie; una botella de agua y, lo más friki, un bote de golosinas con motivos calavéricos zombi muy acordes a la serie.

A lo largo de la entrevista, los actores nos relataron algunas curiosidades y anécdotas del rodaje de la serie. Daniel Sharman compartió su angustioso proceso en algo que él conoce como “lo de la cuchara”, y es que el actor sólo sabía que un personaje iba a clavarle una cuchara en el ojo. Al principio probaron con una prótesis embadurnada de sangre que estallaría por toda la cara, pero decidieron que incluso para esta serie era demasiado gore y lo aligeraron un poco. Daniel cuenta que iba por los pasillos con la prótesis aún puesta y la gente que lo veía se asustaba, pero claro, él se olvidaba completamente de ello. Por su parte, Blades nos contó que para él uno de los momentos más duros fue cuando a su personaje, tras el incendio, le cercenan un trozo de pierna.

Uno de los temas que se reivindicó durante el evento, sobretodo por parte de los actores, es el hecho de que en esta serie hay muchas “badass women”, y Sharman alegó que ya era hora de que una mujer obtuviera el protagonismo en este tipo de series, que no solo los hobmres tienen que ser líderes y que ellas también demuestran ser capaces de llevar más que bien estos papeles. El público, lógicamente, irrumpió en aplausos ante estas palabras.

Sin abandonar los temas reivindicativos, también se tocó la polémica de ese episodio íntegramente en español, que generó ciertas quejas en el sector americano, a pesar de que, como bien apuntó Rubén Blades, fue uno de los episodios más vistos de la temporada, demostrando que la multiculturalidad y el riesgo que tomó AMC a la hora de rodar un episodio enteramente sin el idioma inglés ha valido la pena. El actor añadió que es algo rarísimo, si es que se ha hecho alguna vez, que se emita en prime time un capítulo de una serie únicamente con el español como idioma, y agradece que se haya hecho y que se “empujen los límites” para demostrar al público la diversidad que hay.

Posteriormente, se comentó la dificultad de rodar ciertas escenas que, aunque en pantalla apenas duren 10 segundos, tienen que repetirse hasta la saciedad para que queden perfectas. Aquí Blades nos comentó una divertida anécdota, y es que un día, tras terminar el rodaje y sin haberse cambiado, pues estaba muy cansado, llegó al hotel dispuesto a dormir. El actor aún iba con todas las quemaduras, la sangre y un aspecto terriblemente desaliñado, por lo que los huéspedes del hotel se le quedaban mirando extrañados. Para más inri, el actor contó que se había registrado en ese hotel con un nombre falso, y cuando fue preguntando por ello, ya ni lo recordaba, por lo que para entrar en su habitación tuvo que pasarlas canutas. Imaginad la situación.

Al propio Blades le preguntaron si sabía que su personaje volvería, pues parecía muerto en la segunda temporada. El actor reconoció que no lo sabía, y a raíz de esto el presentador preguntó hasta qué punto es lícito en una serie realizar estos giros de guión, cuánto puede aguantar el espectador sin caer en el “deus ex machina”. Fue Sharman quien tomó la palabra, afirmando que existe algo llamado ‘bullshit meter’, es decir, hasta qué punto se puede jugar con el espectador sin caer en lo fácil o en las trampas de guión. Afirma que en este caso la serie maneja muy bien este medidor y que hasta el momento nada ha caído fuera de lo factible.

Les preguntaron asimismo si cuando reciben un guión miran inmediatamente las últimas páginas para saber si sus personajes siguen vivos o no. Ambos reconocieron que lo hacían, y Daniel bromeó diciendo que, si en el final sigues vivo, luego revisas el resto también diciendo “no, no, no, no…” por si a tu personaje le pasa algo grave. Los actores nunca conocen el arco argumento de su personaje al completo, sino que se van enterando según el rodaje.

También se comentó la cruda escena del cuervo, el cual por cierto es real. Para hacerla, tuvieron que ponerle comida en el cráneo al afectado, para que fuera aún más realista. Sin embargo, para rodarla lo pasaron horriblemente mal, no solo ya porque alguno de los actores vomitó de verdad, sino porque el cuervo, una vez llenaba el buche, se iba, para regresar posteriormente si tenía hambre.

Por último, dieron paso a las preguntas de los asistentes. Entre ellas, se adelantaron algunas cosillas sobre el futuro de sus personajes y de la serie. Sharman comentó que “Troy irá a mejor, ganando en afecto y cordura, pero el resto de personajes irán abandonando poco a poco su moralidad.” Por su parte, Blades afirmó que “será mucho más dinámica el resto de temporada, con más acción, sorpresas y muchas confirmaciones.”

Otra persona preguntó qué ocurre con los actores cuando su personaje muere, si le hacen una fiesta de despedida algo. Ambos bromearon sobre ello, diciendo que cuando “te despiden” no estás precisamente para fiestas. Sharman dijo que “generalmente notas que la gente te esquiva la mirada, emplean otro tono de voz contigo y solo te hacen una prueba de vestuario, por lo que intuyes qué va a pasar…”

Cuando les preguntaron por el mayor reto para sus personajes, Blades respondió que “su personaje tiene un pasado muy oscuro y arraigado. Un actor tiene que empezar rascando desde la superficie, para entender las motivaciones de cada personaje. No se puede empezar por lo más alto, ya que se pierden matices y no se puede construir bien al personaje.” Sharman se suma a las palabras de su colega y añade que “la empatía con tu personaje es muy importante, sea como sea, para poder comprenderle y trabajar con ello.”

La última pregunta del público causó cierto revuelo, ya que una fan les preguntó cuál era su personaje favorito de todos cuantos han interpretado. Aquí Sharman lo tuvo difícil, pensativo mientras el público lanzaba los nombres de Isaac (Teen Wolf) o Kol (The Originals). El actor fue muy correcto respondiendo, como buen británico, alegando que todos eran sus favoritos, pues cada uno tenía algo que le hacía crecer como actor. Blades se mojó un poco más, afirmando que para él fue muy duro interpretar a un condenado a muerte en la película ‘Dead Man Out’.

Hasta aquí lo de que dio de si este encuentro con fans y prensa de ‘Fear The Walking Dead’. Esperamos que os haya gustado la crónica y que hayáis podido al menos vivir una pequeña parte con ello. ¡Nos vemos el 11 de septiembre, con la vuelta de la serie

Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!