Final de la 8ª temporada de ‘Modern Family’: El final de una etapa

Final de la 8ª temporada de ‘Modern Family’: El final de una etapa

Ahora que sabemos que ‘Modern Family’ ha sido renovada por dos temporadas más, vamos a comentar lo sucedido durante el final de esta octava temporada.

Las cosas han estado muy ajetreadas en la familia, pero la forma de programar esta última parte de a temporada quizá no haya sido la más acertada ya que han pasado largos periodos entre episodios que nos hacían incluso olvidar en qué punto se encontraban los personajes.

Durante estos nuevos episodios hemos podido conocer al ex-novio de Cam (Eric Stonestreet), Keifth (Kelsey Grammar), ha habido estrellas invitadas como los jugadores de la NBA Charles Barkley y DeAndre Jordan, han tratado temas actuales como la marcha de las mujeres en reivindicación de la igualdad de género, Jay (Ed O’Neill) y Phil (Ty Burrell)se han convertido en socios comprando juntos un terreno a pesar de no haber salido finalmente las cosas como tenían planeado y hemos comprendido que a pesar de lo distintos que parecen Mitchell (Jesse Tyler Ferguson) y Jay en el fondo son mucho más parecidos de lo que se ve a simple vista. 

Pero vamos con aquellas tramas que afectarán al futuro de nuestros personajes. Frank (Fred Willard), el padre de Phil , ha presentado a la familia a su nueva novia, Lorraine (Faith Prince), quien resulta ser la que solía cuidar a Phil cuando éste era pequeño. No quieren perder el tiempo y planean su boda, incluida una despedida de soltero que incluye a Ray (John Gemberling), el hijo de la novia con un sentido del humor particular. Es complicado para Phil llevarse bien con él, una situación en la que difícilmente habíamos visto al padre de los Dunphy. Finalmente, el día de la boda hace que su familia acuda vestida de los años 20 provocando situaciones divertidas como las que nos tiene acostumbrados. Habrá que ver si esta nueva familia aparece más adelante en la vida de nuestros queridos Dunphy.   

Siguiendo con los Dunphy, tras varios sinsentidos Haley (Sarah Hyland)  se ha replanteado su futuro con Rainer (Nathan Fillion) después de que éste le pidiera matrimonio y, por fin, han terminado su relación. Esto nos deja con una Haley que ve como todos los demás siguen adelante mientras ella sigue viviendo en casa de sus padres. Únicamente queremos pedir una cosa, ¡Andy (Adam DeVine), vuelve!

Pam (Dana Powell), la hermana de Cam, se ha mudado al piso superior de los Tucker-Pritchett, el cuál solían alquilar. Durante su estancia les revela su avanzado embarazo y termina teniendo el bebé con la promesa de que ellos le ayudarán a cuidar de él. Pam confía más en Mitchell que en su propio hermano para ayudarla lo que desata una situación de celos por parte de Cam. Ahora que Lily (Aubrey Anderson-Emmons) ha crecido han metido a un nuevo bebé en la trama, tendremos que ver si finalmente Pam y su hijo se convierten en regulares de la ficción.

Finalmente, los pequeños Luke (Nolan Gould) y Manny (Rico Rodriguez) se han graduado. Inician un nuevo futuro, a pesar de que Luke no ha sido aceptado en ninguna universidad, y esto sin duda nos cierra una etapa en la serie. ¿Recordáis cuando apenas eran unos niños y a Luke no dejaba de quedársele enganchada la cabeza en las escaleras?  Aquellos eran mejores tiempos, en los que las bromas eran novedosas y los personajes aún podían actuar de forma impredecible. Pero con la evolución de la serie hemos perdido algo de esto y hemos ganado profundidad de personajes. ¿Qué os parece el cambio?
 

¿Os ha gustado esta temporada? ¿Sentís que con la graduación se ha cerrado una etapa? ¿Queréis dos más o preferiríais que hubiese sido cancelada? ¿Seguís riendo tanto como en los inicios? ¡Animaos a comentar con nosotros! Y nos leemos la temporada que viene.

Raquel
Raquel
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!