Game of Thrones 7×01: Desembarco de la Reina

Game of Thrones 7×01: Desembarco de la Reina

Ha vuelto. La séptima y última temporada de ‘Game of Thrones’ ha arrancado hace escasas horas en HBO (HBO España y Movistar + en nuestras tierras) con su ‘season premiere’, dando así lugar al inicio de la conclusión de la adaptación de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin en televisión. Un último tramo que disfrutaremos a lo largo de los dos próximos veranos y que hoy empezamos a analizar. Comenzamos.

Los inicios de temporada de ‘Game of Thrones’, salvo ciertas excepciones, suelen estar cortados todos el mismo patrón. Una serie con un número tan amplio de personajes y una serie de situaciones que varían tanto con el paso de las temporadas exige una recapitulación encubierta al comienzo de cada campaña y un momento de pausa para situar las piezas de acuerdo a lo que se espera de ellas a lo largo de los siguientes episodios. En este caso, con una necesidad incrementada por el doble motivo de haber tenido una espera más larga de lo normal, al emitirse en verano en lugar de en primavera, y por estar ante una temporada final, no se nos ha presentado una excepción a la citada regla.

Lo que no ha eximido al primer episodio de esta séptima temporada de introducir sus propios avances en la trama. En algunos casos mínimos, como el hecho de que Bran Stark (Isaac Hempstead Wright) haya cruzado ya el Muro de vuelta de su entrenamiento por parte del Cuervo de Tres Ojos que terminó en tragedia para gran parte del grupo. En otros, como el de Sandor “El Perro” Clegane (Rory McCann), que como parte de la Hermandad Sin Estandartes ha visto que R’hllor les conmina a través del fuego a unirse a la lucha contra el ejército del Rey de la Noche, los Caminantes Blancos, bastante mayores. Al fin y al cabo, la canción es de hielo y fuego; si ellos se consideran los últimos fieles del Dios de la Luz en Poniente, estaban destinados a luchar contra las fuerzas del Otro. Va a estar interesante.

En lo que a los pesos pesados de la serie se refiere, se ha reservado el ‘cold opening’ de este primer episodio para Arya Stark (Maisie Williams), en el que masacra a todos los varones Frey como parte de su venganza por largo tiempo planeada utilizando las tácticas y los ardides de los Hombres Sin Rostro con los que se formó como asesina. Lo que por parte de los ‘showrunners’ de la serie es una declaración de intenciones, Arya ha estado en los márgenes de la serie hasta el momento pero de cara a su última temporada se va a convertir por fin en una pieza central de la serie. Tanto es así, que en una de esas escenas que utiliza la serie para generar una situación climática emocional de los personajes anónimos de Poniente, como es la de la patrulla Lannister descansando frente al fuego – con cameo musical de Ed Sheeran incluido – se nos da un mensaje directo de cual va a ser su papel en la temporada: matar a Cersei Lannister (Lena Headey).

La cuál ya es percibida como la villana oficial de la serie por la mayor parte de los espectadores, así es escrita de facto por sus guionistas, e incluso para su hermano Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) que a pesar de haberle jurado amor incondicional ya es incapaz de justificar sus actos. No en vano, su próximo movimiento político será aliarse con Euron Greyjoy (Pilou Asbæk) para obtener el dominio marítimo con el que contrarrestar a todos los enemigos que les rodean, aunque no sabemos si esa petición de matrimonio por parte del capitán de la Flota del Hierro será finalmente ejecutada tras este rechazo inicial. Habría que apreciar que, en este sumergimiento total en la villanía de Cersei, hemos visto cómo el argumentario de esta y de su hermano Jaime a la hora de posicionarse en el curso de acción a seguir se ha invertido. Por primera vez hemos escuchado al propio Jaime mentar a sus hijos en común como razón (en este caso, ausencia de razón) para seguir peleando y a Cersei centrarse solo en ellos dos y nada más. No deja de ser curioso.

Como tampoco deja de serlo que a día de hoy la experimentada en política en el Norte sea la antaño frágil e ingenua Sansa Stark (Sophie Turner). Poco queda de aquella adolescente en favor de esta mujer, que incluso ya ve a su principal manipulador Petyr “Meñique” Baelish (Aidan Gillen) como lo que es y lo mantiene a una distancia de seguridad. Aún así, nos sigue chirriando que se oponga por decreto al buen instinto de Jon Nieve (Kit Harington) a la hora de manejar a las casas norteñas como buen Rey en el Norte que es. Él ya ha sido Comandante de la Guardia de la Noche y es a él a quien respetan los distintos nobles, esta disensión es un germen poco disimulado de un futuro conflicto a mayor escala por la sucesión en la casa Stark. Lo que no sabemos es cómo congeniará esto con la revelación de que Jon es también heredero de la casa Targaryen cuando se encuentre inevitablemente con la líder en solitario de la misma, la reina Daenerys (Emilia Clarke).

Personaje a la que se le ha reservado una escena de llegada a Rocadragón muda en su práctica totalidad. Solo ella pronuncia la manida frase “shall we begin?” al final del episodio, situándose detrás del mapa bélico como comandante en jefe de sus ejércitos que es. Personajes otrora locuaces como Tyrion Lannister (Peter Dinklage) o Lord Varys (Conleth Hill) no pronuncian palabra en el guión de este episodio en favor de reafirmar la autoridad de una Daenerys lista para tomar el mando de Poniente. Una decisión que se suma a otra de vestuario, en la que los vestidos de esta han dejado atrás el azul clásico con la que la hemos identificado las últimas temporadas en favor de uno con tonos negros mucho más cercano a los que ahora viste la reina Cersei, que también abandonara en su momento el rojo escarlata propio de su casa. Todo confluye temáticamente en un enfrentamiento total entre ambas.

Por ello solo nos queda destacar que, en esta primera mitad de la temporada que constará de siete episodios que veremos a lo largo de los dos próximos meses, se avecina un desarrollo muy importante de las tramas. Con Samwell Tarly (John Bradley) en la Ciudadela, en este primer episodio hemos descubierto que Rocadragón es más que el primer paso en una campaña de reconquista sino lo que unirá las empresas de Jon Nieve y Daenerys Targaryen, pero esa posición del personaje dará lugar a un número aún mayor de descubrimientos. De la misma forma, aún nos queda por descubrir la situación presente en Dorne con las Serpientes de Arena en el poder y los planes de Olenna Tyrell (Diana Rigg) en Altojardín para acabar con su enemiga declarada Cersei Lannister.

Esperemos que este primer episodio se una buena muestra de lo que debería ser una temporada impactante.

8 comments
Capitán Valverde
Capitán Valverde
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Cirenia Martín

    Y no hay que olvidarse de Jorah. Yo madrugué para ver el cap en directo y me gustó bastante. Muy buen inicio de temporada, ¡lástima que sea tan corta!

  • fran

    Pues me ha parecido bastante lento el capítulo la verdad, ha empezado muy bien con esa masacre pero luego se me ha hecho pesadisima.
    Permíteme discrepar con lo de “es a Jon a quien respetan los nobles norteños” porque vamos no ha hecho nada a los ojos del Norte y aunque me parezca bien lo que ha hecho (no pueden estar dejándose llevar por la venganza todo el tiempo con el enemigo a las puertas) me intriga el hecho de que hará cuando Bran vuelva. Por cierto a menos que los guionistas decidan que hubo boda entre los dos fugados, Jon tiene de heredero Targaryen lo mismo que de heredero Stark.
    Me ha gustado ver a Jaime actuar con cabeza para variar. Y ahora a saber cuanto tiempo tarda en que les llegue el Invierno a todos.

    • Alquimista Fragmentado

      Lo peor del capítulo es la masacre en mi opinión. Ha ocurrido demasiado rápido sin hueco para el suspense. Y lo de Sansa si tiran por el camino del enfrentamiento sera algo asqueroso y rastrero, una trama sacada de la manga. El resto ha estado genial para ambientar. Nos quedan aun seis capítulos; aguardemos para la sangre que llegará y bien introducida, no porque si.

      • fran

        A mi me ha parecido correcto, un poco rápido pero correcto porque con la muerte de Walder Frey y sus hijos mayores los demás ya no pintaban nada así que mejor ir al grano que tenernos capítulos enteros en una trama ya cerrada la temporada pasada. Y disiento el camino del enfrentamiento entre hermanos es el más lógico, Sansa llevaba dos temporadas viéndose a sí misma cómo señora de Invernalia, sería muy raro que lo aceptara sin más, después de tanto tiempo sometida dudo que le vaya a ser fácil aceptar de buena gana las órdenes de otro, aunque sea de su hermano mayor.

        • Alquimista Fragmentado

          mm puede ser lo de Sansa. Pero se nota demasiado, ya no es la trama en si, si no haberla introducido ahora de repente,; que empiece a dejar mal a su hermano asi como asi, creo que va en la misma dirección que lo de Arya, que ahora ya no hay tiempo para desarrollar como antes, se quiere ir a la acción y oye, no me parece mal del todo. Esta serie esta en uno de sus mejores momentos en cuanto a posibilidades de dinamismo y espectacularidad, aguardaré pues para dar un veredicto final sobre que me parece este enfrentamiento repentino entre hermanos, un saludo.

  • Juan Oliva

    Esta no es la última temporada… pero buena critica

  • Mikaela

    A mí lo que me “chirria” es que Jon no escuche a Sansa, ELLA es la verdadera inteligente, gracias a ella se ganó la Batalla de los Bastardos de hecho, no gracias a Jon.
    Jon ha demostrado ser pésimo líder, no sé si recuerdas que no supo liderear a la Guardia de la Noche y entre todos sus hermanos lo apuñalaron. Jon Snow no sabe nada… y así sigue hasta ahora. Casi casi quiero apostar que morirá sin saber quiénes son sus padres; pero espero que no jaja ojalá que Bran se lo pueda decir. además quiero ver a Jon volando sobre un dragón.
    Sansa tiene razón, tiene que ser más astuto; pero Jon es como Ned, puro corazón, nobleza y fuerza… y por ello le cortaron la cabeza. El problema de Jon es que sigue viendo a Sansa como la niña egoísta y superficial que era, cuando ya estuvo entrenada por el mismísimo Meñique. Amé cuando le dijo Jon a Sansa que casi parecía admirar a Cersei jajaja así todos, la amamos, la admiramos y la “odiamos” al mismo tiempo.
    Me gustan Euron Y Cersei como pareja, como que son tal para cual.
    No me di cuenta que toda la escena final de Dany llegando a Rocadragón fue muda, hasta que me fue señalado, así de buena es la serie. Me pareció que todo el capítulo sólo duró 3 minutos.
    Todo el capítulo me ha gustado, ojalá que haya una reunión de todos los Stark.

  • Marta Lilian Araujo Echeverria

    A mi me ha gustado tanto el episodio que ya lo. Vi tres veces… Buen inicio de temporada, dándonos pequeños toques de lo que se viene…