Glee 5×06: Homenaje por todo lo alto a Billy Joel

Glee 5×06: Homenaje por todo lo alto a Billy Joel
Esta semana, la serie musical creada por Ryan Murphy rinde homenaje al cantante Billy Joel, con algunas de sus canciones más conocidas, mezcladas con las tramas del MicKinley y Nueva York. Si aún no has visto el capítulo, no sigas leyendo, esta entrada podría contener spoilers.

El capítulo comienza en Lima, dónde Sue (Jane Lynch) ha organizado unas jornadas para informar a los alumnos de sus opciones para la universidad, pero no hay ninguna opción de artes, por lo que Mr. Schue (Matthew Morrison) habla con los chicos de New Directions sobre lo que será su tarea de la semana: cantar canciones del solista Billy Joel. A todo esto, Blaine (Darren Criss) y Sam (Chord Overstreet), se marchan a Nueva York, el primero para realizar su audición para NYADA (audición que según nos cuentan le va de maravilla pero que no nos enseñan, MAL SEÑORES, MUY MAL) y Sam para realizar una entrevista en una universidad que le ofrece una beca. Una vez en Nueva York, Sam se da cuenta tras la entrevista que no quiere ir a la universidad, sino que quiere convertirse en modelo y, con la ayuda de Rachel (Lea Michele), se saca unas fotos para llevar a una agencia de modelos dirigida por Bichette (estrella invitada Tyra Banks). Rachel y Sam. Bien. Claro. Muchas miraditas, mucha tensión, mucho… ¡¿PERO DE QUÉ VAIS GUIONISTAS?! ¡¿SAMCHEL?! ¡¿EN SERIO?! ¿No estaba saliendo Sam con Penny (Phoebe Stroler) la enfermera? Es que no, no, no, y no, me niego a que pase esto. 
Paralelamente en el McKinley también tienen sus líos amorosos. Ryder (Blake Jenner) reprocha a Jake (Jacob Artist) haberle sido infiel a Marley (Melissa Benoist), a lo que mini-Puckerman responde con una canción y un baile que hace que a todas las mujeres se nos caigan las bragas (porque mira que baila bien el chico, caray). Le reprocha sí, pero por si acaso corre directo hacia Marley para pedirle una cita, que ella en un principio rechaza y que, a los dos minutos, después de que Blake cante una canción acepta. Cuanta personalidad tienen en esta serie, me encanta, cambian de opinión como si cambiaran de calcetines.
Por otra parte en este capítulo ha tenido mucho peso el personaje de Becky (Lauren Potter), a quien Artie (Kevin McHale) intenta convencer de que tiene que empezar a barajar opciones para ir a la universidad y, aunque ella en un principio parece reticente, al final acaba acompañando a su amigo a una universidad en la que se especializan en impartir clases a chicos con síndrome de down.

En lineas generales el capítulo no ha estado mal. Pero claro, momento Samchel… No, señores, NO. Estos guionistas tienen un merengue de ideas en su cabeza que yo creo que no recuerdan ni con quién está cada personaje. Pero ¿Samchel? Decidme que no he sido la única a la que le ha disgustado esas miraditas…

Por otra parte creo que ha sido muy interesante la trama de Becky, y Artie, un personaje que más riquiño y no nace, por que es tan adorable que sólo quieres abrazarlo. Es interesante ver como tratan este tema dentro de la serie, ya que seguramente se den muchos casos de gente con síndrome de down capacitados para, a su nivel, acudir a una universidad pero por el miedo de sus padres (en Glee vemos que la que tiene miedo por Becky es Sue) no lo hacen. 
Por otra parte está el triángulo Jake-Marley-Ryder. Nunca he sido una gran admiradora de Jarley, fue todo muy apresurado y en cuanto comenzaron la relación se olvidaron de que existían sus personajes. Y ahora están haciendo lo mismo con Ryder, de repente te digo que no pero a los dos minutos te digo que sí. No sé, podrían haber esperado un par de capítulos, que no digo que vayan a empezar a salir (aunque me lo huelo), pero está claro que algo pasará entre ellos.
Y luego está Klaine, la ahora pareja por excelencia de Glee (en sucesión de Finchel). Relación que cada vez veo más artificial y falsa. No me gusta Kurt (Chris Colfer), cada vez me  gusta menos el personaje en el que se está convirtiendo. Parece que en la pareja el único que quiere es Blaine (esas miraditas de cordero degollado me rompen el corazón), pero Kurt… Está más de florete en Nueva York que otra cosa.

Y luego está Santana (Naya Rivera). ¿Por qué, señores guionistas? ¡¿POR QUÉ?! ¿Por qué desperdiciais uno de los mejores y más queridos personajes que tenéis? Sus apariciones empiezan a ser milagros en cada capítulo, y ni siquiera tiene una trama esta temporada. Cosa que me da mucha pero mucha rabia.
Realmente esta temporada aún no me acaba de convencer. No sé si es que la muerte de Cory los ha dejado tan tocados que no son capaces de hacer tramas como Dios manda o qué, pero está claro que Glee está llegan a su fin, y que va cada vez a peor.
Esperemos que en los próximos capítulos empiecen a volver a amoldarse un poco al Glee que era, por lo menos a definir un poco mejor a ciertos personajes, a sacar más partido a otros (¿qué pasa con Kitty (Becca Tobin? ¿por qué desde que sale con Artie ya no tiene importancia?) y que no se olviden de tramas como la del catfish entre Unique (Alex Newell) y Ryder, completamente olvidada desde la temporada pasada.
¿Y a vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¿Os ha gustado? ¿Qué opinais de los momentos Samchel? ¿No echais de menos un poco más de protagonismo de Santana? ¿Y el triángulo Jake-Marley-Ryder? ¿Entrará Blaine en NYADA? ¿Conseguirá Sam ser modelo? Para que no se os haga tan dura la espera hasta la próxima semana, os dejo la promo del siguiente capítulo.

Irene Alva, @irenealva
4 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!