Mid-Season Finale de la cuarta temporada de ‘Gotham’: Las chicas son guerreras

Mid-Season Finale de la cuarta temporada de ‘Gotham’: Las chicas son guerreras

Tras todos los vitales acontecimientos ocurridos en la mid-season finale de Gotham, no podíamos dejar de comentarlo dado el ritmo ascendente que está siguiendo está cuarta temporada.

Está claro: Sofia (Crystal Reed) ha llegado para quedarse. Todos presentíamos, a juzgar por el tiroteo ocurrido en casa Falcone, que iba a ser la última vez que la veríamos, pero en realidad era una astuta treta de la propia Sofia para hacerse con e control total de la familia, incluso simulando ser atacada ella misma y cargándose a su padre en el proceso. Increíbles los giros que está dando está temporada Gotham. Tantas tramas abiertas a la vez podrían haber dado la sensación de caos y desorden narrativo, pero están sabiendo jugar sus cartas de maneras muy originales e inesperadas.

En esta misma línea, parece que nuestro queridísimo Oswald (Robin Lord Taylor) también está jugando sus ases en la manga de la mejor manera. El cariño y los sentimientos están sobrevalorados en Gotham por lo que, aunque muchos nos lo tragamos a pies juntillas, el nuevo ojito derecho del Pinguino, ese adorable niño llamado Martin, no iba a morir. Una vez más, todo fue un truco pirotécnico para engañar a Sofia y a Jim (Ben McKenzie). Y otra ocasión en la que la serie nos deja con el culo al aire.

Más detalles que nos están encantando de esta temporada: el empoderamiento femenino. No solo a través del increíble trío criminal que forman Selina (Camren Bicondova), Barbara (Erin Richards) y Tabitha (Jessica Lucas), que están dispuestas a conseguir recuperar lo que era suyo y a seguir creciendo en el mundo de los bajos fondos; sino también a través de la doctora Lee Thompkins (Morena Baccarin), que casi sin comerlo ni beberlo ha pasado a ser la líder del “underworld”. Eso sí, nos reconforta saber que pese a su cambio de estilismo y su oscuridad latente, todavía alberga cierto corazoncito en su interior, como demuestran sus acciones, aunque para ello tenga que recurrir a trampas y venenos para conseguir lo que es suyo.

¿Sentimientos por Jim? Nos aferramos a que sí, pero no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que… ¡hay una tensión sexual no resuelta entre Lee y Barbara! ¿Os habéis fijado? Esa conversación… por favor, saltaban las chispas, y a más de uno no le importaría. ¿A qué no?

No podemos olvidar a nuestro querido Bruce (David Mazouz), alabando a la vez no solo sus increíbles dotes actorales haciendo uno de los Batman más creíbles de la ficción pese a su corta edad, sino el atrevimiento que ha tenido la serie reflejando como sería la adolescencia del héroe, antes de llegar a serlo plenamente. Y es que claro, pensándolo bien, resulta tremendamente lógico y factible que, tras todas las muertes, asesinatos y cosas turbias que ha tenido que sufrir, llegue un punto en su vida en el que dude de sí mismo y se dedique a usar su fortuna para lo que buenamente haría un chaval de su edad… ¡ligar y salir de party hard! Y como el dinero no es problema, ahí tenemos a nuestro Wayne con alcohol en las venas, desmadrándose a tope y viviendo la noche de Gotham a saco. Eso sí, no nos gusta nada cómo trató a Alfred (Sean Pertwee). Una cosa es la edad del pavo y otra que andes menospreciando a la única persona que te cuidó toda tu vida, Bruce, querido.

Por último, nos planteamos una gran incógnita: ¿está realmente muerto Ra’s (Alexander Siddig)? Lo dudamos, no solo porque siga apareciendo en los créditos iniciales de TODOS los episodios, sino porque recordemos que es capaz de adoptar cualquier identidad y fingir la muerte es algo que ya hemos visto más de una vez en esta serie.

¿A vosotros qué os ha parecido hasta ahora la mitad de temporada de Gotham? ¡A comentar!

Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!