Homeland 6×04: Sekou

Homeland 6×04: Sekou

 

La trama de ‘Homeland’ avanza, escuchando nuestros deseos del capítulo anterior, mientras nos deja con ganas de más tras ese increíble final del episodio. ¿No queríamos acción? ¡Vamos a comentarlo!
spoiler-alert

Keane (Elizabeth Marvel) a.k.a. PEOTUS (pequeño error del recap anterior, es la presidenta electa pero aún no ha tomado posesión del cargo) necesita la ayuda de Carrie (Claire Danes) ya que está siendo presionada por Dar (F. Murray Abraham) debido a su decisión de no tomar medidas contra el programa nuclear de Irán en conjunto con Corea del Norte, y no puede permitirlo. Por esto, le pide Carrie que se alíe con ella para deshacerse de Dar, cosa que ella no puede hacer debido al acuerdo de confidencialidad con la CIA y a su lealtad a su antigua organización. Pero la presidenta sabe cómo jugar sus cartas, y le ofrece a Carrie la posibilidad de realizar la reforma que ella desea en la CIA. ¿Creéis que Carrie cederá y colaborará con la presidenta o mantendrá su lealtad? 

La relación entre Carrie y Keane no le gusta nada al ya mencionado Dal, y acude a la salida del colegio de Frannie (Claire y Mckenna Keane) para hacer algunas amenazas. Carrie lleva demasiado tiempo fuera de la CIA, y no sabe cómo funcionan las cosas a día de hoy. Pero Carrie es mucha Carrie. En esta escena hemos podido ver lo madraza que se ha vuelto, y es que parece que quedan muy lejos aquellos tiempos de dejar la medicación, tener alucinaciones y descuidar a su propia hija. ¡Bien por ti, Carrie! Una mujer fuerte e independiente que no necesita de nada ni de nadie para ocuparse de su vida y de la de su hija. Nos encanta ver eso en televisión.

Pero esto no es lo único con lo que tiene que lidiar Carrie, y es que Quinn (Rupert Friend) ha vuelto a ser un espía como antaño. Éste presiente que algo no va bien con el vecino de enfrente, y no está del todo equivocado. El más loco, y el que más idea tenía sobre la realidad. El primer paso para demostrar que este vecino no era trigo limpio era allanar su casa, y entonces descubre que efectivamente está ahí para espiar a Carrie. Intenta contárselo a ésta pero no le toma demasiado en serio y tiene otras cosas de las que ocuparse, así que le deja allí sin hacerle mucho caso. Esto no le hace desistir sino lo contrario, y persigue a este hombre misterioso hasta una empresa de camiones… Más adelante veremos la importancia de este detalle, pero sabemos que estaba en lo cierto todo el tiempo y el hombre no era trigo limpio. Incluso traumatizado y con serias secuelas, sigue siendo un gran espía. Además, ¿no es adorable la relación que ha establecido con Frannie? ¿Creéis que tienen futuro Carrie y él? Si ya nos gustaba este personaje, ahora nos gusta más. ¡Gracias por tanto, Quinn!

Mientras todo esto sucedía en Nueva York, Saul (Mandy Patinkin) se reúne con Javadi (Shaun Toub) -el espía iraní que pudimos ver durante la cuarta temporada de la serie y que firmó el acuerdo con Saul- para preguntarle sobre el programa nuclear iraní y su alianza con Corea del Norte. Éste tiene algo muy cierto que decir, algo que se aplica al mundo real, y es que pase lo que pase los iraníes siempre considerarán a los estadounidenses el enemigo, y lo mismo sucede a la inversa. Esta reunión no le gusta nada a Etai (Allar Corduner) -el embajador israelí de la quinta temporada- y retiene a Saul para interrogarle sin dejarle volver a Estados Unidos. Quiere saber todos los detalles sobre sus reuniones en territorio iraní. Y este encuentro termina con un oportuno “tienes que volver a casa, ha habido un ataque en Nueva York”. ¡Vamos a ello!saul

Tras la jugada maestra de Carrie durante el episodio anterior, Sekou (J. Mallory McCree) queda libre de prisión. Pero no se explica por qué ni se pide una indemnización para el chico injustamente encarcelado, sólo le mencionan que no había caso y el FBI lo sabía, por lo que sus colegas más cercanos se preocupan por que pueda ser un informante. Para que éstos no duden de él -y sin pensarlo muy bien, la verdad- Sekou publica otro vídeo en el que no solo afirma no ser un informante sino que da la identidad del que lo entregó a él: Saad (Leo Manzari). Como no, esto le pone en el punto de mira nuevamente, y el chico ni se preocupa por cómo pueda afectar a la gente de su alrededor, incluida la mujer que le sacó de prisión, aunque finalmente retira el vídeo. Y se va a trabajar entregando paquetes…

…hasta que suena un pitido y ¡boom! Otro ataque en suelo estadounidense. ¿Hay alguien que piense que ha sido él o todos tenemos claro que ha sido una trampa? El sospechoso número uno es el hombre que espiaba a Carrie y estuvo la noche anterior en la misma empresa en el que cogió Sekou el camión por la mañana pero, ¿para quién trabajará? ¿Será capaz Dar Adal de hacer esto para conseguir su propósito de iniciar una guerra con Irán? Porque asumimos que las dos tramas deben estar conectadas de algún modo. Pero, ¿y si no es así? ¡Animaos a comentar vuestras teorías con nosotros!

Si sois de los que os gusta saber qué pasará en el próximo episodio, os recomiendo ver la promo porque las cosas se ponen serias -más aún-.

Raquel
Raquel
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!