How to Get Away with Murder 4×07: Un paso más

How to Get Away with Murder 4×07: Un paso más

Esta semana en How to Get Away with Murder todas las tramas dan un paso adelante para ponernos la miel en los labios sobre lo que se nos viene encima.

A solo una semana de la final de invierno, las cosas avanzan a buen ritmo y nos preparan ya para la segunda mitad de la temporada sin que hayamos tenido oportunidad de resolver las muchas preguntas que nos azuzan en este momento.

Annalise (Viola Davis) está a punto de conseguir que la demanda colectiva con la que quiere poner en jaque el sistema sea aprobada. Por supuesto, sus contrincantes no se lo ponen nada fácil e intentan que la jueza desestime la demanda en base al alcoholismo de Annalise. Bonnie (Liza Weil) intenta ayudar a que Annalise pierda credibilidad y facilita el contacto de Isaac para que éste acuda como testigo, con la esperanza de que su testimonio desacredite a la abogada.

Lejos de eso, Isaac reafirma la capacidad profesional de Annalise y lo implicada que está en su recuperación. Annalise, que ha dejado de acudir a sus sesiones con Isaac convencida por la exmujer de éste, vuelve a la consulta para preguntarle por qué la ha apoyado. Isaac aprovecha para decirle si la decisión de abandonar la consulta tiene algo que ver con Bonnie, dando más información de la que debería; y Annalise acaba confesándole que no, que ha sido su exmujer.

Por otra parte, Asher (Matt McGorry) sigue enfadado con Michaela (Aja Naomi King), Laurel (Karla Souza) y Oli (Conrad Ricamora) por haberle ocultado el plan para acabar con la carrera del padre de Laurel, e insta al grupo a que se lo cuente a Frank (Charlie Weber) para que éste les haga replantearse la situación. Al principio Frank coincide con Asher en que el plan es una locura, pero Laurel acaba convenciéndolo para que se una a ellos, y a Asher no le queda más opción que ceder también. Además, Michaela destroza su carísimo vestido de novia de Vera Wang para demostrarle a su chico que no es el segundo plato de nadie y que apuesta por su relación.

La sorpresa del episodio es que Connor (Jack Falahee) le pide a Oli que se case con él, y el informático, visiblemente emocionado, le confiesa que no ha sido sincero con él, que sabe quién ha matado a Wes. Nos quedamos con la perplejidad de Connor y nos llevan al flashforward, donde vemos que alguien está siendo operado en estado crítico y llegamos a oír el pitido que indica parada cardíaca. ¿Será el bebé de Laurel o… será Connor? ¿Por quién creéis que debemos temer esta temporada?

1 comment
Elisa
Elisa
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Rocio Griego

    La persona que esta en cirugía es un adulto