How To Get Away With Murder 4×09: “You just never learn”

How To Get Away With Murder 4×09: “You just never learn”

La larga espera ha terminado. Vuelve a nuestras pantallas la tensión, los giros y el llanto del bebé con el que habíamos dejado anteriormente la serie, y lo hace con un episodio cargadito de emociones.

Hay tantos cabos abiertos a estas alturas en esta serie que no sabemos bien por dónde empezar, pero hagámoslo con el que probablemente sea el pilar central de esta segunda mitad de temporada: el bebé y su paradero final. Desconocemos los motivos que llevan al padre de Laurel (Karla Souza), supuestamente, a acusarla de drogacción, bipolaridad y demás problemas psiquiátricos, más allá de que, vale, quiere llevarse al bebé, pero…¿tan mal estaba la relación entre ella y su padre? ¿Hace falta llegar tan lejos? Como bien apunta Annalise (Viola Davis), esta decisión traerá consecuencias graves para la familia, no ya solo porque deja a Laurel en un estado mucho peor emocionalmente, sino porque la poca confianza que esta pudiera aun tener en su ‘shady’ padre se acaba de tirar por la borda.

Sabemos que durante el resto de episodios Laurel y el ‘Team Annalise’ lucharán a capa y espada por recuperar al recién nacido, que debe estar con su madre. Por cierto, respecto al padre del niño… ¿de verdad descartamos por completo que sea Frank (Charlie Weber)? ¿Pudiera ser otra prueba manipulada más (no nos sorprendería a estas alturas)? ¿Es Wes (Alfred Enoch) finalmente el padre del niño?

Hablando de Wes, y antes de olvidarnos, le hemos vuelto a ver la cara, a través de un oportuno ‘flashback‘ que todavía no terminamos de comprender muy bien cómo hila con la trama actual, pero seguro que iremos viendo más en lo que restad e temporada.

Por otro lado, tras ese inoportuno sillazo que ha dejado a Simon (Behzad Dabu) en el hospital, descubrimos como Michaela (Aja Naomi King), como de costumbre, logra mantener como buenamente puede la cabeza fría para formular un plan y salvar sus pellejos. Es decir, echarle la culpa al “muerto”, ya que al fin y al cabo no puede testificar en contra. En cambio Asher (Matt McGorry), en prisión debido a que sus huellas se hallaron en el arma del crimen, modifica ligeramente su declaración, adelantándose a las posibles mentiras y demostrando que ha aprendido bien de Annalise, ya que el ADN nunca miente. Así logra salir de prisión en menos que canta un gallo y, al menos de momento, le tenemos de vuelta. No imaginamos cómo hubiera acabado Asher si llega a pasar más días en prisión, dado que ya con apenas unas horas estaba llorando, el pobre.

Lo que no esperaba nadie, ni ellos ni nosotros como espectadores, es que Simon no estuviera rematado del todo,  y es que resulta que no ha dicho todavía la última palabra. Es increíble lo lejos que están dispuestos a llegar con tal de salvar sus culos. Parece que Oliver (Conrad Ricamora) es el único con cierta compasión todavía, aunque sinceramente, es totalmente comprensible lo que expone Michaela. La alternativa no sería nada agradable para ellos. Vale que el pobre Simon se ha metido en este fregado sin comerlo ni beberlo, pero dadas las circunstancias, la idea de la almohada quizá no hubiera sido tan descabellado. Pero claro, esto es una serie y hay que seguir manteniendo la intriga hasta el final, y no olvidemos que esta es otra de las tramas centrales del episodio, y conociendo esta serie seguramente se acaban uniendo de la forma más inverosímil y extraña para dejarnos nuevamente con el culo torcido. Recordemos, por cierto, lo que decía Michaela no hace mucho, ahora en palabras de Oliver…

Así, muchas preguntas quedan todavía en el aire… ¿por qué Connor no se asegura de quién está en la habitación antes de hablar? ¿Quién tiene realmente el disco duro? ¿Es este el fin del trabajo soñado de Michaela? ¿Por qué tanta ansia por llevarse al bebé? ¿Quién y por qué ha manipulado el expediente de Laurel? ¿Se ha quebrado totalmente la confianza de esta en Frank? ¡Os dejamos a vosotros exponer vuestras teorías!

Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!