Inicio de la 1ª temporada de Empire: Lujo, fama y música

Inicio de la 1ª temporada de Empire: Lujo, fama y música

La ficción de la FOX ya es todo un éxito, ¡y esto sólo con dos capítulos emitidos!  La clave del triunfo de la serie claramente pasa por su magnífica BSO, a cargo de Timbaland, y su innovadora trama, todo ello desarrollado en torno al mundo de la música y sus dificultades, además del drama familiar por el que pasa el creador de la empresa y un ligero aire gangster que intenta colarse pero no termina de cuajar. ¿Te hemos convencido ya para verla? Si es así, os recuerdo que si seguís leyendo os encontraréis con ‘spoilers’ del primer y segundo capítulo de la temporada.

spoiler

Gracias a un evento organizado por ‘Fox Life’ y ‘Birraseries’,tuvimos la oportunidad de asistir a un visionado organizado por la cadena para promocionar el comienzo de su nuevo éxito en España. ‘Empire’ podrá verse en el canal a partir del 28 de octubre.

Los esfuerzos de los organizadores por introducirnos en la lujosa atmósfera en la que tiene lugar la serie dieron sus frutos, ya que nos esperaron con una limusina para llevarnos al recinto donde posteriormente veríamos la serie. Una gran idea que impresionó a los asistentes y que desde aquí agradecemos el gran esfuerzo y entrega de la cadena con los espectadores.
La serie comienza presentándonos al patriarca, Lucious (Terrence Howard), fundador de la discográfica que lleva el nombre de la serie y padre soltero de tres hijos: Andre (Trai Byers), el mayor de los tres, ambiciona hacerse con la compañía cuando su padre ya no esté; Jamal (Jussie Smollett), el mediano, un talentoso cantaautor que no comparte la visión que tiene la compañía sobre la música y que además es homosexual, lo cual es un defecto para su padre y hace que éste no intente convertirle en una estrella; y Hakeem (Bryshere Gray), gran promesa del hip-hop y favorito de su padre, pero malcriado. Es en el que Lucious pone más ímpetu para que sea una estrella.

Nada más empezar el episodio descubrimos que el protagonista está enfermo, y más tarde descubrimos que padece ELA y que le quedan tres años de vida. Este hecho desemboca en la búsqueda de un heredero para su imperio musical, y, pese a ser Andre el más cualificado, Lucious opina que Empire debe ser dirigida por un famoso, es por esto que Hakeem es su mayor apuesta.

Sin embargo, el drama familiar aumenta cuando la madre de los chicos aparece en escena: Cookie (Taraji P. Henson) sale de prisión tras estar 17 años encerrada debido a un asunto de tráfico de drogas. Ahora regresa para hacerse con su parte de la compañía, ya que fue la inversora principal con el dinero que después le costó una larga pena en la cárcel.
Gracias a todo este lío, Andre aprovecha para abrirse paso en la lucha por heredar la compañía y decide utilizar a su madre para enfrentar a sus dos hermanos pequeños, que son uña y carne, y así lograr una disputa entre ellos donde él mismo será el elegido para dirigir Empire. ¿Cómo logra esto? Haciendo que Cookie represente a Jamal.

Todo este lío familiar hacen de la ficción de ‘Fox’ un culebrón norteamericano que llama la atención del público gracias a desarrollarse en un ambiente de lujos, dinero, fama y más dinero, donde se lidia  con temas como el ELA, la homosexualidad de las celebridades o un trastorno bipolar.

Si a toda esta mezcla explosiva le sumamos un pasado turbio lleno de pobreza, supervivencia, drogas, armas y mucho hip-hop, el resultado es el éxito que ya está obteniendo la serie. Cierto es que creo que todo este ámbito se ha exagerado un poquito y más que real, sobra un poco y chirría con el resto de la trama.

Las conversaciones con el presidente Barack Obama las suprimiría del todo en el guión y no volvería a hablar de ellas nunca más, pero a toda la época ‘thug’ del protagonista se le podría sacar más partido si no se viera tan forzado. Algunas actitudes de Lucious si concuerdan con ese pasado trágico del que habla en el que la única salida es un micro, pero otras escenas no consiguen encajar con el resto de la atmósfera creada en la serie.

De todas maneras, esto tiene fácil solución, ya que con el resto de episodios y sabiendo más del pasado de los protagonistas quizá este aspecto consiga encajar y termine siendo algo que cuadre completamente con la ficción.

No se puede obviar que gran parte del éxito de ‘Empire’ viene por su magnífica BSO, inseparable de la trama y fabulosamente mezclada con ella. Las canciones aparecen de acuerdo a un contexto y hace que no haya episodio sin canción, ni canción sin episodio. El dúo Jamal-Hakeem es, ciertamente, un regalo para los oídos.

Es un placer ver como una serie musical no abusa de las canciones, sino que armonizan perfectamente con la duración del capítulo y con las tramas de éste.

Pero no podemos dejar sin mención a Cookie, personaje en el que cae gran parte del peso del triunfo prematuro de esta ficción. La actuación de Taraji es magnífica y su interpretación aporta una gran dosis de humor a una serie que no tendría por qué tenerlo, además de su parte dramática cuando es ocasión.

Termino ya no sin antes anunciaros que la serie ya ha sido renovada para una segunda temporada, ¡así de contentos están en la cadena con ella!

¿A vosotros qué os ha parecido la serie? ¿Os está gustando la nueva propuesta de la FOX? ¿Cómo creéis que se desarrollará la temporada? ¿Se enfrentarán Hakeem y Jamal? ¿De qué tiene miedo Cookie? ¿Descubrirán que Lucious fue el autor del asesinato de su amigo de la infancia? ¡Dejadnos vuestra opinión en los comentarios!

 

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!