Jane the Virgin 4×04: Baby

Jane the Virgin 4×04: Baby

¡Por fin hemos conocido el nombre del nuevo bebé! Además, esta semana hemos atravesado dilemas morales, problemas económicos y hemos obtenido perlas de sabiduría de un viejo búho.

Una semana. Ese es el tiempo que Adam (Tyler Posey) ha decidido tomarse, y Jane (Gina Rodríguez) también claro, para replantearse adónde va su relación y si el joven dibujante tendrá la capacidad y el deseo de hacer frente al hecho de que haya un niño pequeño de por medio. La relación parece estar a punto de irse a pique pero afortunadamente logran solventar el bache. Eso sí, todavía nos queda por ver cómo irá progresando esta relación.

Todos sabemos que la sombra de Michael (Brett Dier) es alarga, muy alargada. Algunos seguimos sollozando su pérdida, y ‘shippeábamos’ mucho a los dos protagonista, pero es justo decir que con Adam la serie está adoptando otros derroteros y a la vez haciendo que le vayamos cogiendo cariño, lo cual está muy bien. Sería absurdo tener un clon de Michael y no ayudaría a generar nuevas tramas y problemas en la serie.

Solventando esto, pasamos a Xo (Andrea Navedo), que parece estar teniendo problemas para conseguir alumnos para su estudio de baile. Quizá la mejor idea no sea juntarse con Slutty Krystal, a quien odiaba en sus años de colegio. Pero claro, luego sabemos que la pobre estaba algo preocupado por acercarse al bebé, no porque le odiara sino porque no quería encariñarse demasiado y descuidarse a sí misma. Entendemos totalmente la problemática de Xo, y adoramos a Rogelio (Jaime Camil) por saber lidiar con este asunto sin que genere en la trama ninguna discusión ni mal rollo (que de eso ya hemos tenido bastante entre estos dos).

Y hablando del bebé, su nombre ha sido uno de los pilares centrales del episodio. Lo cierto es que Amada sonaba bastante bien, y más teniendo en cuenta que hace honor al origen del bebé y el uso del español en la serie, era perfecto. Pero claro, es que Ryan Gosling tiene una hija que se llama igual y eso a nuestro Rogelio le escuece. Así que acaban decantándose, para asombro de todos, por llamarle Baby. Ya verá cuando la pequeña se entere de que la mitad de las canciones de la música pop están dedicadas a ella…

Por último, Rafael (Justin Baldoni) parecía seguir obcecado con seguir ese camino de autodestrucción y odio que tanto odiamos en las primeras temporadas de la serie, pero afortunadamente la sabiduría de Alba (Ivonne Coll) y una oportuno aparición animal nocturna logran hacerle cambiar de opinión. Suspiramos aliviados, ya que esta trama ya la habíamos vivido y no nos hubiera gustado que se alargara más de la cuenta. Eso sí, ¡ese increíble wtf al final! Muy telenovelesco, claro.

Esa incógnita, junto a la de qué pasara finalmente con el hotel, nos dejan en ascuas (broma “intended”) hasta la semana que viene. ¿Os ha gustado el episodio? ¿Qué os ha parece el nuevo Mateo? ¿Qué ocurrirá con el hotel?

Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!