Jane the Virgin 4×05: Drama Queen

Jane the Virgin 4×05: Drama Queen

La vida de Jane (Gina Rodriguez) es una sucesión constante de idas y venidas. Y menos mal, porque si no, no tendríamos serie ni forma de disfrutar de las paranoias mentales de Rogelio (Jaime Camil) y compañía. Comentemos el episodio de esta semana.

A pesar de que la vida que lleve el Marbella no nos interese demasiado, esta trama ha sido la encargada de servirnos el shock semanal al que ‘Jane the Virgin’ nos tiene acostumbrados. Nosotros ya habíamos dado por hecho que Luisa (Yara Martinez) seguía estando loca (tiene antecedentes de sobra), pero también habíamos pasado por alto que Anezka (Yael Grobglas) y su madre (Priscilla Barnes) son más listas de lo que parecen. Y es que Carl no es ninguna imaginación de Luisa, sino la jugada maestra de madre e hija para mandar a Luisa al psiquiátrico y quedarse con la total posesión del hotel. El pobre Rafael (Justin Baldoni) no gana para disgustos, pero con Petra (Yael Grobglas) de su parte no dudamos que rápido encontrarán una solución con las que deshacerse de las checas.

Jane se encuentra repentinamente con muchísimos frentes abiertos. Por un lado tenemos a Adam (Tyler Posey), que resulta ser bisexual, algo con lo que Jane no sabe cómo lidiar. Esta vez se atormenta por el hecho de que él decidiese no comentarlo con ella, pero, seamos claros, Adam no tiene ninguna obligación de hacerlo, querida Jane. Aunque que tanto pensar sobre el tema la lleve a intentar besar a Lina (Diane Guerrero) ha hecho que mereciese la pena al 100%.

Si algo nos encanta de esta serie, es que la protagonista no es, ni por asomo, perfecta. Comete errores y se equivoca como cualquier otro personaje, y lo mejor de todo es que sabe aceptar una crítica y no tiene problema en pedir perdón. Así que, ese “bache” queda superado en cuestión de horas, aunque que Adam sea todo un encanto tiene bastante que ver en ello.

Otro de sus frentes abiertos es su relación con Rafael, que cada vez parece más deteriorada. Pero no hay nada mejor que un mini accidente de coche para estrechar lazos, y Jane aprovecha su tendencia natural a preocuparse por todo el mundo para acercarse al padre de su hijo y recordarle que, pese a todo y pase lo que pase, son familia y siempre estarán ahí el uno para el otro. Muy bonito y muy necesario, porque tener a estos dos enfadados no podía durar mucho más.

Xiomara (Andrea Navedo) sigue intentando que Rogelio pase página en lo que a tener hijos se refiere, y parece que, aunque para él esa sea la clara señal de que está haciéndose mayor, ha terminado cediendo.

¿Cómo recuperará Rafael el hotel? ¿Pasará Rogelio por esa vasectomía o será otra falsa alarma? ¿Cómo auguráis el futuro de Adam y Jane?

¡Hasta la semana que viene!

Isabel Bienzobas
Isabel Bienzobas
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!