Jane the Virgin 4×10: Own it

Jane the Virgin 4×10: Own it

Qué bonito es cuando las cosas van bien. A ‘Jane the Virgin’ no le hace falta abusar de dramas innecesarios para aportarle interés a la trama, y esta temporada está siendo el perfecto ejemplo de ello.

Seguimos contando con asesinatos, traiciones y demás matices novelescos de serie B, pero a nosotros lo que de verdad nos mueve es ese tira y afloja de Jane (Gina Rodriguez) y Rafael (Justin Baldoni) o esa nueva faceta de Alba (Ivonne Coll) como femme fatale y casamentera de cualquiera que se le cruce.

Y los guionistas lo saben. Y por eso nos lo dan. Nos dan hasta lo que se imaginan que vamos a terminar pidiéndoles.

Sí, os estamos hablando de la tensión no resuelta entre Petra (Yael Grobglas) y J.R. (Rosario Dawson). A la abogada se le ve venir de lejos; por eso, el hecho de que sea Petra la que termina teniendo ese sueño tan sugerente, le añade emoción a todo el asunto. ¿Veremos a estas dos rendirse a sus deseos en los próximos capítulos o nos harán esperar un poco? No creemos que Petra entre en un bucle de desconcierto al respecto: si se da cuenta de que quiere algo, simplemente va a por ello. Esperamos que en este caso sea de la misma forma.

Jane y Petra comienzan a trabajar juntas en la creación de su libro, pero todavía tienen mucho camino que recorrer hasta que logren entenderse; Petra está demasiado implicada en su labor de hacer que Jane plasme al 100% la imagen que tiene de sí misma, mientras que Jane prefiere indagar por descubrir el otro lado de su amiga mientras lucha contra sus deseos de ver desnudo a Rafael de una vez por todas.

Y sí, esta vez ha sido la definitiva. Tras 4 temporadas y mil obstáculos en el camino ya es oficial, los shippers de la pareja pueden salir a celebrarlo, porque Rafael y Jane por fin se han acostado. Y ha sido una trayectoria tan natural y maravillosa que estoy segura de que, a partir de ahora, cualquiera que la haya seguido los querrá juntos por los siglos de los siglos.

Pero Jane y Petra no son las únicas con las hormonas por las nubes, porque el entrañable Rogelio (Jaime Camil) está más perdido que un pulpo en un garaje. Lo de no trabajar de dedicarse por entero a Baby le está pasando factura, hasta el punto de pensar que tiene depresión postparto. Al menos, todo este asunto le ha servido para conseguir una oferta de trabajo. A ver si así levanta cabeza; tener una némesis siempre le ha sentado bien.

¿Acabará J. R. pagando de la peor manera ahora que se ha declarado claramente a favor de Petra? ¿Pasará Alba página o volverá a los brazos de Jorge (Alfonso DiLuca)? Hablando de Alba, ¿no os parece maravilloso que sea Jane la que la instruya a ella en el tema sexo? Qué bonitos son los contrastes generacionales cuando se gestionan bien. ¿Cambiará a mejor o a peor la relación de Rafael y Jane ahora que han llegado a un punto de no retorno?

¡Comentemos!

Isabel Bienzobas
Isabel Bienzobas
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!