Las series más inspiradoras de 2016

Las series más inspiradoras de 2016

Este año ha sido duro, duro de verdad. No solo a nivel personal -ánimo, si necesitas algo ya sabes donde estamos-, sino a nivel mundial, o sea que nadie tiene excusa para saltarse esta lista de cosas que nos han inspirado para seguir adelante y mejorar, poco a poco, para ser lo mejor que podemos ser.

 

10. ‘Faking It

Resultado de imagen de faking it

La tristemente cancelada comedia de MTV fue desde el principio un soplo de aire fresco para las series de adolescentes. Aquí lo popular no eran las animadores ni los jugadores de rugby, las personas que más pasiones despertaban eran las que en otros institutos habrían sido objeto de bullying. Un instituto con menú vegano en el comedor en el que las protagonistas fingen ser pareja para subir puntos en el escalafón de la popularidad y todo se sale de madre. Sin embargo, ‘Faking it‘ es una de las series en las que se ha dado representación al mayor número de preferencias sexuales, modos de ver el amor y las personas. Ha sido un lugar donde toda esa gente que encuentra cero representación en las series normales ha podido verse reflejada y ser feliz viendo que lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersex o los poliamorosos tenían su hueco en la parrilla. Por eso ‘Faking it‘ nos ha enseñado mucho sobre todas las opciones que hay para amar y ser amado, nos ha enseñado tolerancia, respeto y que eso de las etiquetas no es en absoluto lo importante.

9. ‘Grace & Frankie

Resultado de imagen de grace and frankie

La historia de Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) nos conquistó desde el principio por el ánimo de superación de sus protagonistas, que luchan por salir del bache con una entereza que ya nos gustaría a muchos. Y es que la serie va de eso, sin ningún tipo de vergüenza por estar triste. Al fin y al cabo, la gran mayoría de las comedias femeninas de hoy en día comienzan con un desengaño, pero pronto se olvidan de los malos momentos para poder crear y crear situaciones nuevas que… ya suenan repetitivas. El poder de la amistad entre estas dos, que en un principio se odiaban. Su manera de aceptarse mutuamente, aunque no aparenten tener nada en común… Es un no parar de lecciones con esta serie.

8. ‘Stranger Things’

La sorpresa del año, esta serie ambientada en los ’80 ha llegado a los corazones de múltiples públicos, demostrando que la nostalgia sigue ganando. El enfoque en un grupo de preadolescentes podría no parecer entretenimiento universal, pero la sensación familiar que produce el reparto de esta serie no podría darse con una panda de adultos. Entre juegos, inocencia y valentía que sólo surgirían de un niño que de momento sólo tiene miedo a la oscuridad, el equipo de Mike (Finn Wolfhard), Dustin (Gaten Matarazzo), Lucas (Caleb McLaughlin), Will (Noah Schnapp) e Eleven (Millie Bobby Brown) nos muestran una oda a la amistad que ya les gustaría a muchos. Hacía mucho que una serie protagonizada en su gran mayoría por niños de menos de 13 años no era sometido al efecto Disney, y con esa sinceridad y sensación de camaradería, a través de walkie-talkies y ‘handshakes’ que duran cinco minutos, conectamos al cien por cien.

7. ‘Crazy Ex-Girlfriend’

Resultado de imagen de crazy ex girlfriend

Crazy Ex-Girlfriend‘ es una de esas series que llegan cada cierto tiempo a televisión y no conquista al público, sus audiencias son pésimas y su futuro en la cadena… Muy, muy dudoso. Y aún así, la respuesta en redes sociales a nivel mundial es inmensa. Pocas series a día de hoy dedican tanto tiempo como esta a una empresa tan importante como la aceptación y la apreciación de las mujeres a partir de un humor crudo y burdo pero que, a la vez, es sofisticado. ¿Tiene eso sentido? Es posible que si no la has visto no entiendas a qué nos referimos, pero lo que esta serie se esfuerza en hacernos sentir humanas, como mujeres, como seres humanos, como seres con sentimientos… Eso no lo sabe nadie (que no la haya visto).

6. ‘Gilmore Girls’

El ‘reboot’ de esta serie tan querida ya de por sí nos ha enseñado el poder de las redes sociales y el movimiento fan. Poca gente se esperaba que la serie que acabó hace más de diez años volvería a nuestras vidas de esta manera tan bien empaquetada. ‘Gilmore Girls: A Year in the Life’ nos ha enseñado de todo, como ya lo hizo la original en su momento. Nos ha ayudado a llorar por aquellas personas que ya no están en nuestras vidas con el precioso y detallado homenaje a Richard (), a pasar página y convertirse en una persona llena y feliz una vez más con Emily () y que a veces hasta los personajes que más queremos nos pueden decepcionar. Para muchos, esta vuelta de la serie no ha llegado a todo lo que podría, y en parte ahí está la belleza. Lo que nos ha enseñado es que incluso las dinámicas más enternecedoras e hilarantes entre madres e hijas pueden tornarse agrias con el tiempo. Porque, al fin y al cabo, la gente crece y evoluciona. Esta temporada nos ha mostrado de manera compacta, bonita y realista que a veces hay que liberarse de las expectativas frente a la vida.

5. ‘Shameless’

Esta temporada de la particular familia Gallagher ha roto todos los moldes, demostrándonos que puede seguir sorprendiendo (y dando lecciones morales) tras siete temporadas. ‘Shameless’ siempre ha sido una crítica social desde la perspectiva de clase, politizada de manera sutil a través de un ghetto de Chicago pero destrozando tabúes uno a uno sin cesar. De Kev (Steve Howey) y Vee (Shanola Hampton) aprendemos a abrir la mente en cuanto a relaciones amorosas, de Debbie (Emma Kinney) la impotencia que viene con ser adolescente y ser madre a la vez (dos cosas ya durísimas cuando no se solapan…) y de Lip (Jeremy Allen White) cómo de bajo puedes caer por culpa de la adicción. Sin embargo, este año quién nos ha enseñado todo lo que necesitábamos ha sido Fiona (Emmy Rossum). Cruda y adaptable, la protagonista se ha convertido en todo un referente femenino en la televisión actual. Personalmente, estoy muy agradecida de tener a mujeres imperfectas, ambiciosas, con altibajos y trabajadoras (es decir, mujeres humanas) como Fiona en la televisión.

4. ‘Luke Cage’

En la misma línea que ‘OiTNB’, la nueva serie de Marvel nos propone un universo televisivo que apenas existe en la actualidad. Con un reparto donde no existen personajes de color simbólicos, sino todo lo contrario, ‘Luke Cage’ se convierte en un hito en el mundo de los superhéroes. Es refrescante, impactante e importante que exista este tipo de diversidad, especialmente en en mundo de los cómics, tan dominados por Capitanes América y Iron Men que poco se salen del molde tradicional de “hombre blanco salva al mundo como siempre”. ‘Luke Cage’ nos enseña a buscar televisión y ciencia ficción nueva, con otro mensaje y con un discurso político acorde al mundo actual.

3. ‘Black Mirror’

La tecnología puede ser maligna, o eso nos ha enseñado siempre ‘Black Mirror’, pero esta temporada también nos ha enseñado que los avances tecnológicos podrían traernos amor eterno. O algo así. Por una parte, la serie nos vuelve a mostrar un mundo donde las relaciones interpersonales se vuelven poco genuinas y con un objetivo que no siempre es socializar (ya sea ganar puntos o proteger un secreto). En los mundos utópicos en los que nos adentramos siempre hay un matiz de peligro, como una nube oscura que protege a la vez que vigila y controla. A pesar de que toda la última temporada nos han enseñado algo, nos quedamos con ‘San Junipero’, el capítulo que sobresale por ser, en esencia, una historia de amor. Entre tanta ansiedad por el futuro y preocupación por los likes en Instagram, es un soplo de aire fresco pensar en un mundo digital donde el amor entre dos mujeres que jamás podrían haber estado juntas en la realidad, surge. ‘Black Mirror’ nos enseña a vivir cada momento con la misma intensidad que las dos protagonistas – porque de momento no tenemos su tecnología.

2. ‘The OA’

Sí, hasta en el último mes del año hemos aprendido cosas nuevas. Si bien la trama de la serie podría resultar familiar, que el tema secuestros de larga duración ha estado en boca de muchos este año con películas como ‘Room’, todo lo que nos ha aportado ‘The OA’ ha sido nuevo. En un viaje espiritual entre la vida y la muerte, The OA (Brit Marling) nos enseña a buscar razones por las que vivir y escuchar a los demás. Cómo junta a ese grupo tan particular de personas dispuestas a ayudarla es una lección en sí misma en empatía, amor y esperanza. Hay muchas teorías alrededor de la serie, pero el factor humano es inamovible e inspirador. La importancia del individuo, de la fuerza interior y de la amistad y búsqueda de tribu son los elementos que hacen de esta serie una delicia inolvidable.

1. ‘This is Us’

Resultado de imagen de this is us tv show

La humanidad de esta serie deja helado a cualquiera. La familia en bruto, sin necesidad de ser de la misma sangre, lo que significa querer sin condiciones y cómo a veces eso también significa equivocarse… esas son solo algunas de las lecciones de entrada de la serie, que también habla del amor propio y de la mala concepción que tenemos de nosotros mismos sin entrar siquiera en lo que puedan pensar los demás. ‘This Is Us‘ es, para muchos, el descubrimiento de la temporada porque nos hace sentir y descubrir cosas de nosotros mismos que quizás no sabíamos.

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!