Lo que significó ‘Friends’ para el mundo

Lo que significó ‘Friends’ para el mundo
Hoy se cumple más de una década desde que la popular sitcom cerró su etapa televisiva tras diez temporadas en antena despidiéndose ante más de 52 millones de espectadores, alcanzando un récord de audiencia en Estados Unidos que ninguna otra serie ha sido capaz de superar. 
Friends se ha convertido, desde entonces, en todo un referente y, todavía a día de hoy, es de las series más recordadas de la historia. Desde luego nadie en los despachos de la Warner Bros se esperaba el éxito social y cultural en el que se acabó convirtiendo, sobre todo porque partía de una premisa muy simple: seis amigos veinteañeros que comparten sueños y experiencias de la vida en pleno centro de Nueva York. 
Sin duda la fórmula del éxito fue que supo combinar sus tres principales ingredientes: humor, amor y amistad para originar tramas con las que te podías sentir perfectamente identificado, al igual que con cualquiera de sus seis protagonistas, interpretados por actores hasta entonces desconocidos que supusieron uno de los mayores aciertos en cuanto a casting que se recuerden. Los nombres de Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matthew Perry, Matt LeBlanc y David Schwimmer siguen resonando con fuerza a día de hoy -el último de ellos en menor medida- pese que ninguno fue el principal candidato para el papel que finalmente acabó interpretando. Jon Cryer (Two And A Half Men) fue la primera opción para interpretar a Chandler Bing seguido por Jon Favreau (Iron Man) hasta que el papel recayó en Perry, hecho que no implicó que Favreau participase posteriormente en la serie interpretando a Pete Becker, el novio millonario de Monica durante seis capítulos. Hablando de Monica, las actrices Janeane Garofalo (24) y Jami Gertz (Still Standing) rechazaron meterse en la piel de la menor de los Geller, Leah Remini (The King Of Queens) también hizo una para Monica, y -como todos sabemos- no lo consiguió, pero participó igualmente en la sitcom cuando tuvo lugar el nacimiento de Ben. Téa Leoni (Dick & Jane) era la principal candidata para dar vida a Rachel y, tras rechazarlo, el papel cayó en manos de Courteney Cox que tras leer los primeros guiones prefirió convertirse en Monica. Además, Erin McCormack (Will & Grace) audicionó para Ross, pero tras varias consideraciones de los creadores de la ficción, quedó descartado ocupando Schwimmer su lugar, mientras que para el papel de Joey, la primera opción fue Hank Azaria, tampoco lo consiguió pero más tarde volvió a la serie para interpretar a David, el científico que se convierte en el novio de Phoebe.
Difícil imaginar a los personajes encarnados por otros, ¿no? Los actores han hecho algo muy especial con ellos y es que da igual la cantidad de veces que hayas visto un capítulo, y aunque te sepas los diálogos de memoria, te seguirá haciendo gracia como la primera vez. Sin ir más lejos, para conmemorar el aniversario de la comedia hoy me he visto los dos capítulos finales por enésima vez y, aunque sabía todo lo que iba a salir de la boca de los protagonistas, me reí igual que siempre cuando Phoebe le grita a Ross en el taxi; y, una vez más, se me pusieron todos los pelos de punta cuando Rachel baja del avión y se planta en el apartamento del mayor de los Geller, incluso ahora, escribiendo esto se me mezclan un montón de sentimientos y emociones.

Esto no lo consigue cualquier serie, Friends ha marcado un antes y un después en el mundo, tanto en televisión como en las vidas de todos sus seguidores. Tanto es así, que cada vez que Jennifer Aniston cambiaba de peinado para interpretar a Rachel se convertía en tendencia en Estados Unidos, tanto ella como Monica llegaron a convertirse en iconos de la moda, cosa que se ponían, cosa que se empezaba a vender como churros.
Este tipo de situaciones fueron propiciadas debido al sentimiento de identificación que se tenía con cada uno de los seis personajes. Todos deseábamos parecernos a ellos en mayor o menor medida y llegaron a ser nuestros referentes; potenciaron nuestros sueños de ir a la maravillosa ciudad de Nueva York; nunca eres lo suficientemente mayor para disfrazarte por Halloween; tener un futbolín en medio del salón no era una idea tan descabellada; y tampoco destinar una habitación de nuestra futura casa para un pollito y un patito. Quién más y quién menos ha buscado el factor Friends en sus vidas, sobre todo aquellos que cuando la serie se emitía originariamente éramos unos pequeños inocentes de la vida y que hoy tenemos la edad que tenían de aquella sus protagonistas, entrar en la veintena no es fácil, ni tampoco saber qué hacer cuando terminas los estudios y empiezas a trabajar, pero la idea de compartir piso, y a poder ser que tus mejores amigos vivan en frente, todavía sigue siendo maravillosa.
Hay muchas cosas que Friends nos ha enseñado a lo largo de sus diez temporadas y me gustaría destacar algunas más de las que ya he mencionado:
– Pasarse horas en un café es totalmente factible y para nada aburrido.
– El fuego vence a la piedra, al papel y a las tijeras y no hay nada que pueda superarlo… o sí.
– Es muy probable que tu primer trabajo no sea el trabajo de tus sueños.
– No beses a tu jefe/jefa en una entrevista de trabajo. Nunca. 
– Cuando tengas dudas, pide pizza para cenar, si es la “The Joey Special”, mejor.
– Lo que realmente significa “Creo que deberíamos empezar a vernos con otra gente”:
– Es importante mostrar preocupación por tus amigos, aunque eso signifique comprar todos los periódicos de la ciudad para evitar que se enteren de una mala noticia que les afecta directamente.
– Casi todo tu dinero irá destinado a pagar el alquiler.
– Hacerse mayor no es lo peor del mundo, y tampoco es necesario emborracharse para sobrevivir a tu cumpleaños.
– Cómo decirle a alguien que es tu alma gemela:
– Si trabajas y eres persistente, terminarás haciendo algo que te haga feliz.
– No sientas la necesidad de casarte joven. O nunca. 
– Pero si te casas, no te preocupes, puedes divorciarte las veces que quieras.
– Cómo justificar el beber alcohol en algunas ocasiones:
– No puedes escapar de tus problemas, puede que incluso te sigan hasta Yemen.
– No le robes la novia a tu mejor amigo, y si lo haces, prepárate para meterte dentro de una caja para pensar en lo que has hecho durante horas.
– No dejes a un hombre que te maquille, no solemos hacerlo bien.

– NUNCA apuestes tu apartamento.
– Llevar pantalones de cuero puede ser un gran… problema.
– La mejor forma de pedir disculpas:
– Y, por supuesto, tus amigos son la familia que tú eliges.
En cuanto al mundo de la TV, Friends empezó con un humor blanco y fue determinada como una “sitcom inteligente”, con el paso de los años fue incrementando sus referencias al sexo y hablaban del tema de manera muy abierta, algo muy poco habitual en los años 90, lo que también provocó que se juntasen sentimentalmente varios de sus protagonistas, los espectadores creían que la serie estaba perdiendo su fuerte al incrementar el tema amoroso y hasta les parecía más apropiado que se llamase Couples, sin embargo Friends seguía haciéndonos reír a carcajadas y al final el ingrediente de la amistad destacó siempre por encima del amoroso, ¿por qué juntar a Monica y Chandler si ya teníamos una pareja? Pronto se descubrió que el amor que surgió entre ambos era porque, ante todo, eran mejores amigos.

Allá por la sexta temporada tuvo su momento más flojo en cuando a audiencias, pero supo remontar de forma muy satisfactoria, aunque juntar a Rachel y Joey no fue la decisión más acertada, debido a la mala acogida por parte de la audiencia poco duró este crush, Rachel y Ross estaban destinados (eran endgame, que es como se conoce ahora), todos lo sabíamos y su tira y afloja alimentó muchas temporadas. 

Años después muchas series intentaron imitar (erróneamente) a la serie creada por David Crane y Marta Kauffman. Por todos es sabido que Community o New Girl sientan sus bases en Friends y otras series como Happy Endings, HIMYM o The Big Bang Theory han querido trasladar este ideal que utilizó la ficción de NBC (con mayor o menor acierto) a una forma de hacer TV más contemporánea. 
Friends es irreemplazable, muchos lo han intentado y nadie lo ha conseguido, hoy en día la audiencia es muy compleja y exigente y no es posible traducir el fenómeno que causó Friends bajo su premisa durante su época a la televisión actual. 

Rubén, @houjack

5 comments
Rubén
Rubén
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Yo lo sé! En ebay y amazon. Spoiler alert: es carisimo. Próximo proyecto diy, con el mejunje art attack.

    • Veo factible lo del mejunje Art Attack jajajajaja

  • Una mítica de las que nunca dejarán de serlo. Me ha encantado tu post.
    ¡Viva Friends!

  • muy buen post!!!! la verdad que después de 10 años siguen sus repeticiones. Es algo para pensar.

  • Anónimo

    A falta de un análisis más profundo y complejo, que pocas veces hay en este blog, hay algunas curiosidades y anécdotas y la experiencia de lo que ha significado para uno, lo que hace que no esté mal el post.
    Recomiendo los especiales que ha hecho Vaya Tele que están muy bien y son algo más profundos e interesantes.

    Juan David.