Los mejores capítulos de 2015

Los mejores capítulos de 2015

Rick & Morty – “Total Rickall”

rick-and-morty-hulk-musical

Rick & Morty apuntaba en su primera temporada hacia el vacío existencial que existe al navegar entre planetas y universos. Cuando todo es reemplazable, nada vale nada. En esta segunda, el dolor se hace más patente, sobre todo en Rick, que tiene que salvar la Tierra, pero también debe dejar ir a su amada de otra especie. La familia, al final, es el punto de vuelta a la realidad (a una de ellas), aunque por momentos sea una jaula en la que es un prisionero.

Total Rickall no solo subraya la sensación de que Rick & Morty tiene más ideas en cada plano que el cine de ciencia ficción de los últimos diez años, sino que su propia estructura funciona como aparato para recalcar ese vacío, ese dolor, esa sensación de extrañeza ante lo habitual cuando uno ha visto cosas inimaginables al otro lado de la galaxia. Su formato de capítulo recopilación, muy al estilo de los 90, convierte una parodia en un verdadero peligro para la raza humana, con alienígenas que parasitan recuerdos y se multiplican en ellos. Esta manera de aunar estructura con historia es del todo sorprendente, por perfecta y por poco vista. Siendo las series una narración bastante cerrada y previsible, Rick & Morty se eleva por el resto, demostrando qué es contar una historia y cómo hacer que cada coma, cada ‘flashback‘ y cada diálogo signifique igual. Unidos, solo puede ser de una magnificiencia pocas veces vistas.

Wet Hot American Summer – “Day is done”

wet hot

Me enfrenté a Wet Hot American Summer: First Day of Camp con cierto miedo: salía a la luz en el año de la nostalgia, precedido por un fuerte fandom que había aupado la película original a clásico de culto en unos pocos años. No era para menos. Por allí desfilaban actores como Paul Rudd, Amy Poehler, Bradley Cooper o Elizabeth Banks,  jovenzuelos y frescos. Habían vuelto todos aquí. La propuesta era bizarra, por valiente: hacer años después una precuela de una película donde el humor estribaba en que esos jóvenes campistas no eran para nada jóvenes. Ahora, en su cuarentena, el chiste se redoblaba.

Wet Hot demostró que tenía mucho más que una precuela y una recua de actores, ahora sí, famosos. El campamento se convirtió en un lugar donde tanto daba si se ensayaba una obra de Broadway sobre la pena capital o se descubría una conspiración sobre residuos nucleares del gobierno. El clímax llega en su último capítulo, donde todas las tramas se juntan y explotan en un festival lisérgico proporcionado por el guitarrista misterioso de la cabaña misteriosa (sí, también había de esto), demostrando que Wet Hot era mucho más que un ejercicio de nostalgia: era un ejercicio de exploración. ¿Hasta donde podía llegar una serie así en una plataforma como Netflix? Sin las cadenas de los anunciantes o la narrativa cercenada por la publicidad, Wet Hot vuela libre en sus escasos capítulos, siendo casi una película muy larga dividida en varias partes. Así surge el ataque militar comandado por el mismísimo Ronald Reagan, el Campamento Tigerclaw ataca a nuestros héroes y Neil por fin moja en lo que puede ser la ‘season finale‘ más grande, con menos vergüenza y mayor atrevimiento del año.

Mad Men – “Lost Horizon”

mad men

La melancolía de Space Oditty, que suena al final del capítulo, empata con todo el ambiente que se crea a lo largo de este. La oficina vacía vista a través de los ojos de Peggy. No nos engañemos, esta era una serie sobre Peggy Olson, sobre la mujer en los sesenta (o sea, la mujer en la actualidad) elevándose por encima de lo que esperan y le piden para convertirse en algo más. Por eso Peggy ocupa la centralidad del capítulo, mientras Don tan solo vagabundea por esa nueva oficina de paredes estrechas. Mientras para él es un castigo, una celda, Peggy posee el ambiente. Quizá haya escogido el capítulo solo por esa Peggy con gafas de sol en el interior, cigarro en la boca, cuadro de “un pulpo dándole placer a una mujer” y miraditas por doquier.

Y este es el principio del fin de la serie. Sterling no sabe qué hacer con su vida a continuación, resignándose a hablar solo de dinero, como si alguna vez le preocupase o le motivase solo eso. Es el viejo cínico que intenta engañar a los jóvenes para que se desengañen con la vida, para que rechacen una vida de ilusiones. Al final Joan sigue si juego, forzada por un entorno violento que la acosa y le exige ciertas formas y maneras. Lost Horizon es ese capítulo donde los traumas afloran a la superficie y es momento de encararlos.

SHIELD – “4722”

shield

La pregunta que deberíamos hacernos a estas alturas de ‘Agents of S.H.I.E.L.D.’ es ¿alguna vez nos habíamos imaginado que esta serie dedicaría todo un capítulo a Jemma perdida en un planeta lejano? Y, también ¿qué podemos esperarnos a partir de ahora? Fitz-Simmons es la pareja más maltratada del panorama actual, según nosotros. No entre ellos, sino por vivir a merced de los elementos. Empujados al fondo del mar en una ‘finale‘, tragados por un monolito al final de otra. El plural mayestático no está ahí por casualidad: cada vez que uno sufre, el otro siente el efecto de este sufrimiento, con daños que tardarán tiempo en repararse. Veremos cómo avanza Jemma en la Tierra.

Pero si algo nos fascina de este 4722 es esa forma de encapsular todo un personaje en una serie de planos, perdida en medio de un planeta remoto, encerrada en una gran llanura. La explicación de qué pasó es menos interesante que el cómo pasó. El hecho de que al final se convierta en una historia de Génesis (Adan y Eva, en medio del desierto, desterrados por Dios), pese a lo obvio, está maravillosamente llevado en esa coordinación entre el cerebro y el músculo. Jemma es ya un personaje bastante grande, en el sentido tridimensional, como para convertirla en una damisela en apuros sin más. 4722 es maravilloso porque nos da un respiro de ese mundo de pasillos, de paredes de ladrillo visto y aeronaves hechas con CGI barato. También porque nos abre una nueva puerta llena de posibilidades para una serie que nunca se ha sentido cómoda quedándose en su propia piel y siempre necesita buscar algo más grande, más nuevo y todo a través de sus personajes.

Hannibal – “Secondo”

hannibal

Quitémonos la máscara y admitamos de una vez la única verdad seriefila este año: Hannibal es lo mejor que nos ha podido pasar. Su tercera y última temporada ha tenido capítulos para todos. Desde el onirismo y la entrada a la psique de Hannibal en la primera mitad, hasta el thriller más tradicional (todo lo tradicional que esta serie puede ponerse, con asesinos en serie comiendo obras originales de William Blake) de la caza entre el ratón y el gato.

Pero donde brilló con luz propia fue en esa primera mitad. Nos vamos hasta el palacio mental de Hannibal para descubrir que ahora es otra persona, que ahora tiene un cómplice-víctima a su lado y que esta máscara no tardará mucho en caer. Lo interesante de este capitulo es la entrada de Will al mundo de Hannibal, su amado-odiado. Allí se pondrá en su piel, creerá hacer una nueva aliada y conoceremos algo más del pasado. La belleza estriba en este trampantojo, hacerse quien no es, pero también en lo bello del paisaje, en lo entregada que está la narración a detenerse y observar la locura brotar entre las hojas caídas del bosque. Si la ética se convierte en estética, que decía Hannibal, este capítulo es toda una lección de e(sté)tica

Doctor Who – “Heaven Sent”

doctor who

La novena temporada de ‘Doctor Who‘ ha pasado a ser una de las mejores de la era moderna de la serie y es que no había necesidad de presentar a Doctor o ‘companion‘ sino que todo venía rodado de la temporada anterior y se trataba de profundizar en su relación y en la propia historia de la serie.

Veníamos de un muy emotivo episodio que prometía suponer un gran cambio tanto en el rumbo de la temporada como del propio Doctor y nos encontramos con algo diferente, un episodio en el que el único protagonista era un Doctor dolido y vengativo en el escenario de sus peores pesadillas. Hasta ahí era un capítulo muy bueno pero no sabíamos que el final nos dejaría pegados a la silla ya que ese escenario tenía un porqué, se pretendía desvelar uno de los secretos mejor guardados por el Time Lord y que se negara a ello le costó un tremendo castigo que a él le valía la pena por volver a casa. Aunque el último episodio de la temporada también se merecía un puesto en esta lista hay que reconocer que ‘Heaven Sent‘ es una obra maestra por su ejecución, la actuación de Peter Capaldi, el guión de Steven Moffat, la dirección de Rachel Talalay y la siempre magnífica música de Murray Gold. Uno de esos capítulos que cuando acabas solo quieres volver a ver una vez tras otra.

Master of None – “Indians on TV”

Los buenos capítulos no solo se miden por el nivel de entretenimiento o por cualidades técnicas que no todo el mundo es capaz de entender. En este caso, “Indians on TV” es maravilloso porque nos abre los ojos sobre una realidad dura y difícil de ver y aceptar: siempre nos encanta ver diversidad en los productos que consumimos pero desde el punto de vista del vendedor, una serie protagonizada por más de una persona de un colectivo o minoría (o el 51% de la población femenina), está enfocado a esa minoría, colectivo o 51%. Haciendo que su éxito sea más bien relativo y acabando por finiquitar el producto.

Descubrir (o re-descubrir) este problema por parte de un producto en sí resulta refrescante y es, desde luego, original, que cuatro individuos indios nos eduquen sobre la diversidad en la televisión y no pensemos que está enfocado a un público asiático. Además, ¿no es ahora, entrando en el 2016 el mejor momento para hacer autocrítica sobre la clase de productos que consumimos y cómo queremos consumirlos? ¡Viva!

The Mindy Project – “When Mindy met Danny”

Este capítulo se ha convertido en el símbolo de la temporada y de cómo ha cambiado ‘Mindy’ tras ser cancelada y recuperada por Hulu. ‘The Mindy Project’ siempre fue una comedia romántica. De hecho, yendo más allá, siempre fue una comedia romántica de “chica soltera en Nueva York”, el concepto más mítico de comedia romántica, ¿o no? Tras tres temporadas de mucha comedia y mucho romanticismo, es sorprendente que nos llegue tan al corazón un capítulo así, que trata de desamor, de familia y de lo que ocurre cuando una relación está evolucionando de una manera inaguantable.

‘When Mindy met Danny’ es un título muy cercano a los orígenes de la serie, pero que sin embargo no tiene un final bonito como la película de ‘When Harry Met Sally’. A través de ‘flashbacks’ a un pasado que no llegamos a conocer de primera mano, la relación de Mindy (Kaling) y Danny (Chris Messina), el pilar de la serie, se vislumbra de forma nostálgica y agradable, empezando con tensión y acabando con ternura – una descripción perfecta de lo que han sido siempre. Y así, recordando cómo se conocieron vivimos simultáneamente cómo se separan, en una de las escenas mejor producidas de la serie hasta el momento. El detalle de tomar medidas y ver “si encaja” es una preciosa metáfora y que añade una profundidad y sentimentalismo al capítulo que sigue pillándonos por sorpresa. Mindy volviendo a su antiguo apartamento en metro, quitando el cartel de “Se Vende”, midiendo la cuna de su bebé, sentándose a llorar, y todo ello sin decir ni una palabra componen un ‘mid-season finale’ que rompe corazones pero también nos deja absolutamente sin aliento – ¿cómo hemos podido llegar hasta aquí? Mindy tomando decisiones difíciles siempre será lo mejor de ‘The Mindy Project’. 

The Leftovers – “International Assasins”

No es ningún secreto para nadie que ‘The Leftovers‘ ha logrado superar a su primera temporada con creces. Con esta segunda entrega de capítulo se aleja un poco más del gran misterio de la serie y se centra e inspecciona a fondo a cada uno de los personajes protagonistas que ya conocíamos de antes y a los nuevos que se han unido en Miracle, la única ciudad del mundo en la que la Ascensión no se ha llevado a ninguno de sus habitantes.

Esta mirada introspectiva de la familia Garvey, amigos y vecinos nos ha regalado capítulos a cada uno mejor que el anterior, sin embargo, hay uno que destaca por encima del resto y que lleva la firma de Damon Lindelof más marcada que de lo normal. International Assassins no deja de recordar a ‘Lost‘ en ciertos detalles puesto que nos presenta a su propio limbo o purgatorio, aunque éste sea bastante diferente al de Jack Sheppard y compañía. Kevin Garvey llega a un momento crucial en su vida y decide tomar riendas sobre el asunto para deshacerse de una vez por todas de la presencia de Patti Levin de una manera bastante… particular.

Es difícil escoger un solo capítulo de esta segunda temporada, pero ‘International Assassins’ nos ha marcado de manera especial, podéis leer nuestro análisis particular del capítulo – al igual que el de todos los de la primera y segunda temporada – de una forma más extensa aquí.

Glee – “Dreams Come True”

Para la gran mayoría, ‘Glee‘ acabó con el final de la tercera temporada, justo antes de empezar a decaer capítulo a capítulo hasta el final definitivo que se produjo en marzo de este mismo año. No obstante, ‘Glee‘ ha logrado alcanzar un puesto envidiable en aquellas series que marcan un antes y un después en el mundo, sus tramas y personajes han llegado a muchas personas a lo largo del planeta y sus mensajes han sido escuchados, desde sus inicios se pronunció como una serie diferente y que intenta ayudar a todos aquellos que no se sienten “normales” por decirlo de alguna manera.

Es por eso que su final guarda un hueco especial en todos nuestros corazones seriéfilos, es cierto que no es lo que era al principio, pero no deja de ser especial – ser parte de algo especial te hace especial, ¿no? – para muchos de nosotros y con ella se ha cerrado un ciclo de nuestras vidas y de las de los chicos del Glee Club, quienes nos han enseñado una última y valiosa lección: los sueños, a veces, sí que se hacen realidad. Por muy difícil que parezca.

Person of Interest – “If-Then-Else”

ift-one-heading

Si bien ‘Person of Interest’ es una serie que se mueve por los televisores de todo el mundo sin hacer demasiado ruido, puede presumir de ser una de las series mejor valoradas de los últimos años y además, del que para muchos es el mejor capítulo de todo lo que se ha visto en 2015. ‘If-Then-Else’ incluso lidera listas de conocidas páginas seriéfilas del mundo, y lo cierto es que se lo merece. El capítulo son 43 minutos de arte, donde se enseñan los entresijos de la máquina sobre la que gira la serie, donde las simulaciones de esta y el mundo real se mezclan hasta el punto de estar siendo engañados y no darnos ni cuenta, y por supuesto, ‘If-Then-Else’ cuenta con el humor y la emoción que ha caracterizado siempre a esta serie.

Además, y sin entrar mucho en materia por si decidís verla, ‘If-Then-Else’ siempre será recordado por la gran carga emocional que supone debido a ciertos acontecimientos que ocurren durante el capítulo, algunos de los cuales los fans llevaban meses (o más) pidiendo a gritos.

Banshee – “Tribal”

BansheeTribal

Si la tercera temporada de ‘Banshee’ tuviese que ser destacada por un capítulo en solitario estaríamos cometiendo un tremendo injusto con la que ha sido una de las mejores sucesiones de episodios de acción que hemos visto nunca en pantalla, una tercera campaña que debería entrar como representación encarnada de los ‘tour de force’ en los manuales televisivos. Sirva entonces el episodio ‘Tribal’ que firma el director danés Ole Christian Madsen como una muestra o ejemplo de los grandes episodios individuales que nos ha traído esta temporada y no como su máximo exponente, que también.

No entraremos en demasiados detalles específicos por si alguno de nuestros lectores aún no le ha dado la oportunidad a la que es la mejor serie de acción en activo, ante lo cual ya tarda. El episodio se centra en el segundo al asedio al CADI, el concesionario de vehículos reconvertido a comisaría del pueblo de Banshee, esta vez por parte del jefe indio tribal Chayton Littlestone para eliminar a su rival criminal que en ella se encuentra detenido y todo lo que se interponga entre ellos. Un último canto a la libertad y el orgullo del pueblo indio, que pondrá en jaque al grupo de policías y supervivientes atrapados en el edificio.

Algunos de los mejores diálogos, secuencias de acción y momentos impactantes se incluyen en este episodio filmado entre cuatro paredes y los exteriores de esta. En sus sesenta minutos de tensión se aprecia el poder que puede llegar a tener una dirección bien planteada y que no requiere de artificios para la realización de un capítulo perfecto. Se alza por encima del capítulo de la cabaña y el francotirador de la pasada temporada o el asalto a la base militar de la presente, incluso. Y si, hay muchas muertes, incluyendo uno de los momentos más dramáticos de la serie con el espectacular fallecimiento de uno de los personajes principales de esta que marcará el avance argumental del resto de temporada. Un imprescindible.

My Mad Fat Diary – “Voodoo”

Las series de adolescentes son drama puro y duro. Es esencial que lo sean, llevados hasta límites dramáticos insospechados, pasando por cosas y sufriendo los consecuentes traumas que un adulto no podría ni afrontar y ‘My Mad Fat Diary’ es un ejemplo magnífico de esto. Esta gema de serie, de tres temporadas y dieciséis capítulos se acerca a la vida de Rae (Sharon Rooney) con crudeza, amor y sensibilidad, y cierra la última temporada de la mejor forma posible.

Toda la serie nos muestra a Rae sin filtros y en primera persona, la conocemos mejor que nadie, estamos en su cabeza y empatizamos con ella todo lo posible, y por ello sufrimos su ansiedad, su auto sabotaje y sus problemas de autoestima de manera punzante y constante durante los dieciséis capítulos que la conocemos. Tan bien orquestada está la trama que no podía acabar con el drama con el que comenzó – no podríamos haber sufrido tres años de terapia y enfermedades mentales sin llegar a una conclusión satisfactoria, que no dramática. Con ‘Voodoo’ por fin llegamos a la conclusión que Rae se merece, y que nosotros también. Es un capítulo duro, con altibajos emocionales y que mantiene la duda de su objetivo hasta el final: Rae puede salvarse a sí misma, no necesita a nadie más. Este paso hacia su nueva vida, sin Chloe (Jodie Comer), sin Finn (Nico Mirallegro) y sin su familia, se presenta de la forma más adecuada posible, en su reflejo en la ventana, ella independiente y valiente y rodeada aunque en la distancia de los que más la quieren.

Parks and Recreation – “One Last Ride Part 1 & 2”

parksseriesfinalee

Podemos afirmar sin lugar a dudas que ‘Parks and Recreation’ se ha convertido en una de las mejores comedias de los últimos tiempos. Tristemente, NBC le puso punto y final en marzo de 2015 con un capítulo doble que cierra a la perfección las vidas de los habitantes de Pawnee presentes, pasados y futuros. Porque debemos recordar que la última temporada se sitúa dos años por delante de 2015 para contarnos cómo son las vidas personales y profesionales del que probablemente sea uno de los mejores aciertos de casting de la historia. Sí, incluido Jerry, ¿o era Terry? ¿Barry? ¿Larry? Hmmm…

Hay muchas cosas que echaremos de menos de ‘Parks and Recreation’ – JOHNNY KARATE, LIL SEBASTIAN, TREAT YO SELF – pero también nos quedamos con las lecciones de vida que nos han dado desde Leslie Knope (Amy Poehler) hasta April Ludgate (Aubrey Plaza): los sueños no son tan inalcanzables como parece y tu vida puede dar un giro radical sin que sea necesariamente algo malo. ¡Ah! Y que los gofres son un manjar divino, directo de los dioses.

Pawnee Forever.

RecapBlog
RecapBlog
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!