Nuestro adiós a ‘Glee’: Don’t stop believing

Nuestro adiós a ‘Glee’: Don’t stop believing

Las series de televisión son, por definición, entretenimiento, pero es innegable que en muchos casos las ficciones se convierten en algo más para los fieles espectadores. A veces hay una serie que apela a la sensibilidad de una generación entera y que va mucho más allá de los límites de los productos televisivos.

Glee‘ se estrenó en 2009 y se convirtió al instante en una de esas raras maravillas que asombra al mundo y cosecha legiones de fans por todo el globo. Se trataba de una serie que se atrevía a adentrarse una vez más en el manido mundo de los institutos americanos con la novedad de dar una vuelta de tuerca a todos los tópicos y clichés que tan cansados estamos de ver. La serie de FOX nos mostró cómo la música y un buen profesor puede mejorar la vida de unos adolescentes desdichados y es que Mr. Schuester nos enseñó a luchar por nuestros sueños, a plantar cara a los momentos difíciles y a abrir nuestras mentes a nuevas posibilidades. Poco a poco hemos visto cómo eran tratados temas tan controvertidos como el acoso escolar, la aceptación de la orientación sexual, la ley sobre la tenencia de armas en EEUU y un largo etcétera. A pesar de la decadencia en la calidad de los guiones o de unas tramas verdaderamente surrealistas, ‘Glee‘ siempre ha sido una de esas series necesarias dirigidas a un público adolescente que ha pasado sus años más duros viendo la vida con una nueva esperanza gracias a este Glee Club.

Esta es una serie de las que cambian vidas, de las que aportan coraje para sobreponerse a los malos momentos y que ayudan a hacer conciencia sobre determinados problemas tan necesarios hoy día pero la lección más importante que nos ha dado ‘Glee‘ ha sido que nunca debemos dejar de creer en nuestros sueños y de perseguir nuestra felicidad.

Como muchos de los espectadores que ha tenido la serie en sus seis temporadas para los redactores de Recap Blog tampoco ha sido una serie más, por ello hemos le hemos querido dar nuestro propio adiós aportando nuestras experiencias personales con respecto a su final.

2

Es difícil ponerle parámetros a algo tan emocional como lo que vivimos ayer con ‘Glee‘. Tan poco objetivos como éramos viendo el final de una serie que tanto nos ha marcado a tantos de nosotros, hubo cosas buenas y cosas malas.Dividido en dos capítulos, el adiós se me hizo breve y como ya había dicho en otras ocasiones, precipitado. Fue difícil (y diría que casi imposible) recuperarse en su momento de la muerte de Cory Monteith, sobre todo cuando la serie estaba ya alicaída cuando ocurrió. Y desde entonces hasta esta temporada, no habíamos levantado cabeza. Como conjunto, la última temporada ha cumplido su propósito y nuestra única petición: recuperar su brillo especial, su positividad y la esperanza que infundía. Quizás trece capítulos eran pocos, pero lo bueno si corto dos veces bueno, ¿verdad?

Varias cosas han sido imposibles de ignorar: Rachel (Lea Michele) embarazada de alquiler, sin mencionar a Finn (Monteith) en su discurso de agradecimiento; la ausencia de finales para Puck (Mark Salling) y Quinn (Dianna Agron); la mención de los devaneos de Sam (Chord Overstreet) para cerrar su historia, como si de Barney Stinson se tratara… Lo culparé en las idas de olla de Murphy y miraré hacia delante sonriendo porque aunque amargo, ‘Glee‘ nos ha dicho adiós de la mejor manera. Como si mañana fuera a haber Glee club otra vez.

Marina Ortiz, @thenmarina

Esta es una de esas series que marcan un antes y un después en la vida de las personas. Por ello, juzgar ‘Glee‘ por lo que fue tras la muerte de Cory Monteith es algo que es mejor ignorar a la hora de pensar en como afectó a tanta gente que tenía la misma edad que los protagonistas y que vivía prácticamente las mismas situaciones. Porque el propósito de entretener queda muy atrás cuando la pantalla te muestra a través de números musicales que la demás gente no sólo vive lo mismo si no que puede salir de esas situaciones con el apoyo de los amigos y la gente que cree en ti. Esta serie ha hecho que toda una generación rodeada por el bullying desease que le lanzasen un granizado a la cara. La amistad, la música, el estar orgulloso de uno mismo, el creer que los sueños se pueden hacer realidad tras muchos golpes… está bien que de vez en cuando algo recuerde que estas cosas existen. Y para eso estaba semana a semana ‘Glee‘.  La vida no va a ser la misma sin sus canciones. Aunque siempre podremos reverla y parar cinco minutos para cantar una canción.

Ainhoa Otazo, @AinhoaOtazo

Recuerdo perfectamente el día que me subí al tren de ‘Glee‘. Me enamoré desde el minuto 1. La serie me hablaba directamente. Me sentía parte del McKinley, me imaginaba caminando por esos pasillos, asustada porque cualquier jugador de fútbol me tirase un slushie a la cara. Supongo que lo mío con ‘Glee‘ fue amor a primer capítulo. Esperaba cada semana ansiosa por un nuevo capítulo, emocionada pensando en las nuevas canciones que la serie me iba a descubrir. Sentía angustia cuando algún personaje lo pasaba mal, o me enternecía cuando una relación empezaba… Empecé ‘Glee‘ cuando tenía 16 años, igual que sus protagonistas. He terminado ‘Glee‘ con 22.

He vivido una época importante de mi vida con esta serie. He aprendido de ella. Sobre todo que, a pesar de que ha habido errores, el mensaje que tenía ‘Glee‘, siempre fue el mismo: nunca dejes de creer. Eso se lo agradeceré eternamente.4

Irene Alva, @irenealva

¿Cómo expresar lo que siento tras el final de ‘Glee’? A la tristeza se suma, tal vez, un poco de vergüenza por entristecerme tanto porque una serie de televisión se acabe. Cuando ayer vi el capítulo final y no podía dejar de llorar, especialmente con la magnífica Lea Michele interpretando ‘This Time’, me decía que no podía ponerme así pero ¿quién controla las emociones? Si de algo se puede sentir orgulloso Ryan Murphy es de haber conseguido que muchos chicos nos sintiéramos parte del club y sonriéramos cuando ‘New Directions‘ ganaba algún
campeonato o lloráramos cuando algo malo les pasaba. Los ‘gleeks‘, además, hemos sufrido algo que por irónico que parezca normalmente une a las personas como la muerte de alguien que considerábamos como de la familia porque ‘Glee’ y sus fans éramos, somos, una familia. El final me pareció más que decente y estoy muy feliz por la decisión de enseñarnos cómo empezó todo y también cómo seguirá todo cuando dejemos de asomarnos por la puerta del club. Lo que no podemos negar es que ‘Glee’ nos deja un hueco en el corazón que difícilmente podrá llenar otra serie. Tal vez otra generación tenga la suerte de disfrutar de una experiencia similar pero los que nos hemos adentrado ya en la edad adulta junto con Rachel, Kurt, Artie, Mercedes y compañía no vamos a poder volver a revivir ciertos momentos de nuestras vidas gracias a una ficción. Por eso decir adiós a ‘Glee’ parece como decirle adiós a los años que pasamos con ella y, como bien nos ha transmitido el último capítulo, es difícil decir adiós a lo que conocemos.

Esther Sánchez, @kesare

Cuando ‘Glee‘ llegó a mi vida estaba en el mismo lugar en el que se encontraban Rachel, Artie, Kurt, Tina y Mercedes. Puede que por eso me impactó tanto y me ganó en seguida. Y también porque tenía la edad de

los protagonistas y he crecido con todos ellos durante estos 6 años, capítulo a capítulo, semana tras semana. Me sentía muy identificado con muchos de sus aspectos, nunca me lanzaron un slushie a la cara ni me tiraron a un contenedor de basura, pero si que me sentía como ellos, como lo que representaban en su conjunto, ya que cada uno era diferente a los demás, a su manera y ese algo les hacía únicos. Además ‘Glee‘ me ha enseñado a que todos los sueños se pueden cumplir, por muy difícil que parezca, sé que es una utopía que todos hayan logrado en el final los grandes propósitos que tenían en la vida (no todos los días te vas de gira con Beyoncé o ganas un Tony), pero sí que me dio esperanzas de que hay algo grande ahí fuera esperándote y que se puede llegar a conseguir.

3

Pero esto era (y es) sólo como me sentía yo (y probablemente casi toda su audiencia), en su conjunto ‘Glee‘ logró cambiar muchas cosas en el mundo, a pesar de los fallos de Ryan Murphy e Ian Brennam, pueden estar orgullosos de haber creado una serie que ha cambiado vidas, que ha SALVADO vidas y que ha modificado la forma de ver ciertos aspectos y grupos sociales en todo el mundo, ‘Glee‘ fue mucho más que una serie de TV y el legado que ha dejado en todos nosotros es muy grande.Y es por eso que la voy a echar tanto de menos.

Rubén, @houjack

Para terminar, ya hemos hablado de esto último ayer pero de forma más extendida, si os apetece podéis leerlo en el recap que hicimos de la ‘series finale‘ que os dejamos a continuación junto a varios posts especiales que preparamos durante la última semana a modo de homenaje, recordando así los mejores momentos que nos ha dejado ‘Glee‘.

Glee 6×12 & 6×13 Series Finale: Ser parte de algo especial, te hace especial

 

Glee‘ ha dejado un hueco en nuestros corazones que va a ser muy difícil de rellenar, fuimos parte de algo muy especial, y eso, según Rachel Berry, nos convierte a nosotros en especiales, ¿no?

5 comments
RecapBlog
RecapBlog
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Estamos ya oficialmente a miercoles y aún no he superado el bajón que me dejó el final de Glee. A lo mejor pensais que es exagerado pero no he sido capaz ni de comentar el último capítulo aún ni de pararme a pensar que, de verdad, ya no habrá más capítulos y aventuras del Glee club.

    Como todos habéis dicho, esta serie no ha sido una serie más. Yo también soy una de esas que se enamoró de la serie con el primer capítulo y que ni siquiera los bajones y las tramas sin sentido la han hecho abandonar. Cuando empezó la serie yo ya no estaba en el instituto, ni siquiera tenía la misma edad que los protagonistas pero aún así las vivencias de estos chicos me tocaban muy de cerca. El sufrir las humillaciones, el tener miedo a ser tu mismo por lo que los demás harán… Todo eso me unió a esta serie pero incluso fue más allá. Poco antes de empezar la serie, yo ya empecé con los primeros sintomas de depresión. Me hundía cada día más y pocas cosas me hacían salir a flote. Pero Glee siempre conseguía animarme, Glee siempre conseguía que saliera a flote y que pudiera sentirme mejor conmigo misma y con mi entorno. He de reconocer que sin Glee (y Harry Potter) yo no estaría hoy aquí y eso es algo que siempre tendré que agradecerle a esta serie. Otro punto importante en el que esta serie me ha ayudado fue a salir del armario. Me veía incapaz de decir nada a mi familia de la misma manera que Santana no se sentía segura con contarselo a la suya y cuando ella al fin se decidió a aceptar sus sentimientos fue cuando yo empecé a pensar que podía compartir los mios con mi familia. Así que esa es otra cosa que debo agradecerle a esta gran serie: el poder ser yo misma con quienes me rodean.

    Llevo desde el viernes intentando encontrar las palabras y dudo mucho que en este comentario lo haya logrado pero aquí dejo también mi pequeño adios WMHS, a los Titans y a New Directions. No sé si será verdad lo que dijo Rachel pero yo sí que me siento especial por ser parte de algo tan sumamente especial y que ha marcado tanto a tantas personas. A lo mejor solo es especial porque nosotros, los gleeks, la hacemos especial pero sea como sea Glee va a ser siempre parte de mi.

    • Qué grande ha sido Glee (Y Harry, obviously :p).

      Me parece fascinante que una serie pueda provocar estas reacciones y te agradezco que lo compartas con nosotros. Sinceramente para mí es especial pero no puedo decir que me ayudara a superar momentos duros o me cambiara la vida pero sí que ha habido MUCHOS momentos en los que me he sentido identificada. Por ejemplo el capítulo en el que cantan "We Are Young" y que hablan de que es el último año en el instituto a mí me pilló en el último año de universidad y acabó el episodio y mi compañera de piso y yo no podíamos dejar de llorar porque habían dado con la tecla de lo que sentíamos… Esa ansiedad de no saber qué vendrá después, esa resistencia a dejar ir aquella época y la sensación de tener que aprovecharlo al máximo… Esa es solo una de tantas veces que Glee me tocó el corazoncito. Así que es bonito ver que de una forma u otra las aventuras del Glee Club nos han hecho SENTIR con fuerza, que es una de las mejores cosas que puede regalar una serie.

    • Como dice Esther, yo también te doy las gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros, lo que ha logrado el Glee Club con sus seguidores es algo muy único y muy especial, y es por eso que lo vamos a echar tantísimo de menos.

    • Muchas gracias Dolly por compartir tu historia porque realmente me ha tocado el corazón. Espero que ahora todo vaya a más y que el final de Glee solo sea un punto de inflexión para grandes cosas.
      Esperamos verte más por aquí con otras series porque llenas de vida los posts con tus comentarios.
      ¡Larga vida a Glee y a los gleeks!
      🙂

    • Gracias a vosotros por hacer de este un blog genial y donde sentirse realmente cómodo dejando tus pensamientos después de cada capítulo. En mi ya habeis ganado una seguidora diaria y sí, comenzaré a dejar comentarios en más series de las que comentais.