Once Upon A Time 6×18: Un mundo ideal

Once Upon A Time 6×18: Un mundo ideal

¿Sabéis eso que siempre decimos de que ojalá ‘Once Upon A Time‘ le ponga algo de tiempo a los villanos? Pues parece que escuchan lo contrario.

Esta semana ‘Once Upon A Time‘ ha querido tirar de nuevos recursos y se ha quedado atascado en lo de siempre. ¡Qué sorpresa!

Con un inusual protagonismo centrado en Zelena (Rebecca Mader) descubrimos que, casualmente, ya tuvo la oportunidad de ser buena antes y que decidió no serlo. Ahora ser madre y estar rodeada de tanta gente que es buena y mala y todo a la vez (como la gente normal), le ha hecho darse cuenta de que su magia no es lo más importante para ella y la ha dado para una buena causa. ¿Pero la ha perdido para siempre? No ha quedado del todo claro, aunque sí ha dado esa sensación.

Mientras tanto la Black Fairy sigue a lo suyo intentando ser mala, aunque una mala bastante blandengue. Ahora resulta que tiene un secreto oscuro, el motivo por el que abandonó a Rumple (Robert Carlyle) cuando era un niño… o sea que ¿ni siquiera la hemos visto como una auténtica mala y ya estamos viendo sus debilidades y por qué se convirtió en mala? No hemos tenido tiempo a tenerle miedo y ya están echándose para atrás. ¿Nos hemos hecho mayores para esto o es que esto se ha quedado pequeño para nosotros?

Semana tras semana criticamos esta serie sin parar, ¡y mira que la apreciamos en otro momento! Ya solo quedan cuatro capítulos para el final y no vemos el día, ¿cuánto tiempo llevamos hablando de esa famosa batalla final sin que nada pase?

Al menos el carisma de los buenos personajes mantiene su atractivo, no como Charming (Josh Dallas) o Henry (Jared Gilmore). Y si Emma (Jennifer Morrison) y Hook (Colin O’Donoghue) se convierten -o más bien se mantienen, porque siempre han sido así- en una pareja sexy y dinámica en vez de metamorfosearse en los Charmings versión 2.0… estaremos bien agradecidos.

No podemos negarlo, el capítulo ha tenido buenos momentos, pero como acostumbra a pasar en esta serie ya, se vuelve repetitivo ver cómo los malos no son tan malos y los buenos están ahí para los demás. ¿No es esa una lección que ya hemos aprendido?

La batalla final está llegando y aún no sabemos si Emma y Hook se casarán porque, por una vez, David ha puesto la nota de cordura en todo el asunto y ha concluido que si hacen una boda donde esté todo el mundo, el malo aparecerá. Pues sí hijo, menos mal que has aprendido de tu propia historia y de todas las historias del planeta tierra.

Entonces, ¿qué vendrá primero? ¿La batalla final o el bodorrio? ¿Por qué parece que los que se casan son OTRA VEZ los Charmings?

¿Y qué ha pasado con su bebé? ¿Por qué nadie mira para el pobre niño?

P.D.: ¡Sí! En dos semanas es el capítulo musical. Al menos de eso sí que tenemos ganas.

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!