Pretty Little Liars 7×11: A jugar, otra vez

Pretty Little Liars 7×11: A jugar, otra vez

Los últimos diez episodios de ‘Pretty Little Liars’ ya están aquí. Y si teníamos la más remota esperanza de que la serie empezase a aclararnos cosas… Bueno, estábamos muy equivocados. Eso sí, de mamarrachadas está lleno el nuevo capítulo, ¡no podía ser de otra manera! Si aún no habéis visto el nuevo episodio, no sigáis leyendo, esta entrada podría contener spoilers.

spoiler-alert (1)

Retomamos la acción donde lo habíamos dejado: Spencer (Troian Bellisario) con un tiro en el hombro, mientras Mary (Andrea Parker) le confiaba que era su madre. A la vez que esto pasaba, Toby (Keegan Allen) y su prometida Yvonne (Kara Royster), tenían un accidente de tráfico. ¿Casualidad o causalidad?

El caso es que volvemos a ese momento puntual y, a decir verdad, los guionistas deciden ahorrarse el posible dramatismo que alguien con un tiro en el hombro pueda tener, porque, oye, no podemos olvidar que estamos en Rosewood, que a alguien le disparen es el pan nuestro de cada día, vamos, como cuando vosotros sacáis al perro a pasear, pues igual de rutinario.

Nos ahorramos los dramas hospitaleros, y nos encontramos con una Spencer demacrada y amargada, especialmente porque sus padres aún no han vuelto a casa, a pesar de que la pobre chica ha recibido un disparo que bien podría haberla matado, pero nada, ellos ya llegarán con calma, total, ¿para qué apurar?

Pues mientras las inocentes pretty putillas creían que con el decapitamiento de Noel Kahn (Bran Daugherty) (uno de los momentos mamarrachos de nuestro año seriéfilo) se habían acabado las amenazas de A.D. pero, chicas, parece mentira que no sepáis en la serie en la que estáis viviendo… Por supuesto era cuestión de tiempo que A.D. contraatacara y, esta vez, se lo ha currado. ¿Alguno sabe en qué tienda podemos comprar esa especie de Cluedo/Trivial/Pictionary que A.D. les ha montado a las putis? Telita marinera eh, vaya pedazo de tablero, un iPhone con batería eterna, y no sé cuantos inventos más.

A.D. sigue vivito y coleando, osea que Noel… ¿quién era? ¿Y qué tiene Jenna (Tammin Sursok) que ver en todo esto?

Pues siguiendo la línea de mononeurona de la que hacen gala capítulo a capítulo las bellas putis, parece que Spencer es la única interesada en jugar al nuevo juguetito que A.D. les ha regalado. Porque no podemos olvidar que la pobre Spencer se acaba de enterar que su madre no es Veronica (Lesley Fera), sino Mary Drake, que de alguna manera engañó a su padre (Nolan North), y lo sedujo, haciéndose pasar por Jessica DiLaurentis, su hermana gemela. Nada, si al final, todo queda en familia.

Pues mientras Spencer juega a “verdad o atrevimiento” con A.D., sus amigas parecen tener cosas más importantes que hacer. Arya (Lucy Hale) decide pasar por alto el hecho de que Ezra (Ian Harding) se haya reencontrado con Nicole, su novia secuestrada en la selva amazónica, y sigue organizando su boda como si nada. Todo esto, con el apoyo de Hanna (Ashley Benson), que además de wedding planner, decide que es el mejor momento para montar su propia tienda, llamémosla “Retales Hanna”, y vestir a la hija de un político. Esto mientras Mona (Janel Parrish) hace de las suyas por detrás, como no podía ser de otra manera.

Pero nada supera el drama que rodea a Emily (Shay Mitchell) y a Alison (Sasha Pierterse). Resulta que Emily es ahora la entrenadora del equipo de natación del instituto, y Paige (Lindsay Shaw), consigue también un trabajo que aún no nos ha quedado muy claro de qué se trata. El caso es que a Alison ver a Paige cada día le toca un poco la moral, y le suelta a Emily una reprimenda que ojito, habla de recuerdos reales. Alison, guapa, después de toda la mierda que llevas echado encima del pueblo y de tus amigas, tienes los santos ovarios de seguir metiendo cizaña y tocando las narices… Anda y que te den.

 

Porque no podemos olvidar que la Ali está embarazadísima de Rollins, y eso le supone un gran trauma, porque se conoce que la chica lo de abortar ni se lo ha replanteado. Aunque claro, si en el futuro ella y Emily deciden forma una familia… ¿A Emily no le había robado A sus óvulos? Que si, Marlene, que tú las sueltas así, pero que el público no se olvida de la sarta de bobadas que nos metes por capítulo.

En resumen: otro capítulo de a pie de ‘Pretty Little Liars’, lleno de mamarrachadas extremas, modelitos infartantes, dramas de instituto y, por supuesto, muy pocas respuestas.

¿A vosotros qué os ha parecido el capítulo? ¿Os ha gustado? ¿Qué os gustaría que resolviesen en estos últimos capítulos? ¡Animaros a comentar vuestras impresiones con nosotros!

https://www.youtube.com/watch?v=sKZ-BZrkdyc 2 comments
Irene Alva
Irene Alva
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Monica

    Así como están las cosas, no me sorprendería que junten todas las respuestas en el último capítulo, hay tantas cosas de relleno, pero bueno, ya estamos acostumbrados a esto o no sería Pretty Little Liars. Además, tenemos que ver cómo termina todo.

    • Irene Alva

      Si todas las respuestas las dan en el último… durará unas tres horas! jaja