Refugiados 1×08 Final de Temporada: Consecuencias irreparables

Refugiados 1×08 Final de Temporada: Consecuencias irreparables

Anoche “Refugiados” cerró su primera temporada con uno de los capítulos más entretenidos y sorprendentes hasta el momento. En algún momento tenían que hacerlo, ¿no? Sorprendernos, digo. ¡A partir de aquí habrá ‘spoilers’!

spoiler-alert-1024x245

En los últimos capítulos Samuel (Will Keen) se había convertido en un personaje algo descontrolado y bastante cambiado del que conocimos en un principio. Si bien su obsesión con la religión y afán por no sonreír siempre han sido atributos con poco encanto al menos asumíamos que sería un hombre aburrido pero bueno.

La semana pasada cerró con la llamada de Álex (David Leon) y esta el reencuentro entré el hombre del futuro y Emma (Natalia Tena) se convierte en el foco principal. El plan de Emma es, como casi siempre, fallido. Mandar a su hija (Dafne Keen) a que se escape de la casa como modo de distracción es un recurso confuso y de poca utilidad. Aunque finalmente Ani, más inteligente que todos los personajes de la serie juntos, consiga escapar de su extraño padre y reunirse con Alex, cuando vuelven a la casa la situación vuelve a complicarse, gracias un poco también a Emma.

 

¿Cuánto tiempo estuvieron Ani y su padre fuera de casa? ¿No lo suficiente como para que tuviese Emma la maleta hecha ya? La pausada tranquilidad con la que recogen ropa, miran los muebles y charlan entre ellos hace que parezca que ni dios tenía la prisa que tenían. Este tipo de detalles son los que hacen fallar a “Refugiados”. Una serie de sesenta minutos debe tener mucho que contar, pero si la hora se rellena con conversaciones huecas y pérdidas de tiempo un capitulo se hace largo y *¡ah!* aburrido. Qué raro que esta serie tenga momentos aburridos, ¿no?

 

Para compensar nos dan escenas como la del disparo, de cierta forma previsible, de cierta forma mal hecha, pero no menos triste. Cuando muere un niño en televisión, todo cambia, sobre todo cuando Ani es el núcleo de la serie – quién mando a Álex & co. para salvar a su familia, quién tenía una posición suficientemente alta en el futuro como hacerlo, la única con un poco de sentido común en el presente.

Hay que destacar la impecable actuación de Natalia Tena esta semana. Hasta ahora no se ha podido lucir del todo, porque sus tramas no llegaban a ser lo suficientemente dramáticas (y eso que lo eran…). Pero esta semana, quizás porque el peso de la acción recaía mucho sobre ella – la muerte injusta de su hija, el papel de mujer maltratada – ha salvado el capítulo, y puede que la temporada entera. Verla bajar las escaleras, Ani en brazos, puede que sea la escena con más peso de toda la temporada. También que sea el momento adecuado para soltarle a Samuel que “no es su hija” mejora la situación, por alguna razón – honestidad absoluta.

Pensar que al final su hija consiguió lo que quería, salvar a sus padres, a este precio es muy, muy trágico. Puede que también tenga poco sentido y no encaje bien con ninguna idea de futuro que se le podría dar a la serie, pero sí han conseguido sorprender de una forma que no habíamos visto hasta ahora. Sam intenta redimirse dejando ir a su mujer, como último recurso para entrar al cielo, pero se iba a ir de cualquier forma, ¿lo sabe, no? ¿Quién se quedaría con el que mató a su hija, sin querer o no?

 

Con fe de que tengan una vida más tranquila y feliz se van, no se sabe a donde, Alex, su hija y Emma. ¿No estabais como 100% seguros de que si mataban a Ani “desaparecerían” Alex y su hija? Me imaginaba que sin Ani no estarían en el pasado/presente, pero quizás no funcione así estas dimensiones temporales. Además, eso si que sería trágico. ¿Le veis futuro a esta serie? (Je, je) Si tuviese una segunda temporada, ¿cómo creéis que continuaría? ¿Os ha gustado este final? ¿Qué nota le ponéis a la serie en total? ¡Comentemos!

3 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!