Shadowhunters 2×18: Amor y deber

Shadowhunters 2×18: Amor y deber

Semana de rápidos acontecimientos, corazones rotos, secretos descubiertos y un nuevo personaje que por fin llega a la pequeña pantalla. ¿Comentamos los acontecimientos?

Si hay algo que los fans llevamos pidiendo a gritos a esta serie, es más momentos Malec. Y esta semana se ha cumplido con creces. Magnus (Harry Shum Jr.) debe hacer frente a una dura decisión que lo puede cambiar todo, debe elegir entre su indiscutible amor por Alec (Matthew Daddario) o por el futuro bien de su clan. A lo largo del episodio, se intercalan bonitas escenas de pareja entre los dos, que logran el efecto deseado, que cuando Magnus decide tomar la decisión difícil nuestros corazoncitos se partan en dos como el de esta pareja. Por fin hemos presenciado escena de cama, y hay que decir que la química en pantalla entre los dos actores es notable, logrando que nos creamos la relación. Un aplauso, por favor.

Esto ya es otra cosa…

Pero desamores aparte, uno de los eventos centrales del episodio (pues ha habido varios), ha sido Max (Jack Fulton), a quien habíamos dejado la semana anterior relevelando la verdad a Sebastian (Will Tudor). El enfrentamiento estaba servido, y todos empezamos a temer por la vida del pequeño. Sin embargo, parece ser que han querido dejarlo con vida de momento, y digo esto porque todos sabemos el trágico final que obtiene Max en los libros. Es posible que en este caso seamos los lectores de la saga los que más nos hayamos sorprendido de la decisión tomada por los guionistas. Sobre esto, un pequeño apunte: ya que llaman al Hermano Enoch para realizar esa peligrosa operación que bien podría haber matado al pequeño, ¿no se podría haber aprovechado también para entrar en su mente y poder revelar la identidad de Jonathan? Aunque suponemos que si esto hubiera pasado, salvar a Max habría tenido menos sentido.

En cualquier caso, parece que tendremos al pequeño más tiempo en pantalla. La búsqueda del Espejo Mortal parece haber llegado a su fin, y hemos presenciado todas las tretas a las que recurre Sebastian para poder ejecutar su plan sin que se sospeche de él. Esta doble cara de él nos maravilla, haciendo que le odiemos y le queramos a la vez, en gran parte por el actor que lo interpreta, que está haciendo un trabajo más que bueno. Y era difícil cumplir la expectativa de un personaje que en los libros tiene un millón de matices diferentes. De todos modos, cuando parece que el chico-demonio ha logrado salirse con la suya, es Clary (Katherine McNamara) quien tiene la brillante idea de usar el elemento presente en el látigo de Isabelle (Emeraude Toubia) para intentar averiguar quien es el infiltrado. Punto a favor del guión de la serie. Pero, oh, sorpresa, parece que el Espejo Mortal, ese que tantos quebraderos de cabeza ha dado, no se encontraba realmente ahí, o al menos no era el verdadero.

Corazones rompiéndose en 3, 2, 1…

En otro orden de cosas, Luke (Isaiah Mustafa) también tiene que tomar una decisión, y para ello encara a Rusell (Noah Danby), intentando convencerle por las buenas de que deben estar unidos, ahora más que nunca. Pero él no parece estar de acuerdo con sus ideales, retándole de nuevo a un combate a muerte por el liderazgo de la manada. Este señor nunca aprende… ya que es Luke quien resulta vencedor, restaurando la manada en el proceso y convirtiéndose en su justo líder por derechos propios.

Y hablando de hombres lobo, tenemos chico nuevo en la oficina. Bat (Kevin Alves), personaje que ya conocemos de los libros, ha llegado a la serie. Algunos ni siquiera esperábamos que lo hiciera, pues tampoco resulta tan relevante, pero suponemos que en la serie tendrá otro papel. Para poneros en antecedentes literarios, Bat Velasquez acaba siendo el segundo al mando en la futura manada de Maia (Alisha Wainwright). Sin embargo, no comulga mucho con la idea de convivencia de los hombres lobo y va un poco a su bola, siendo más independiente, pese a sentir gran afecto por Maia y Luke, quienes al fin y al cabo le ayudaron en todo el proceso. Dato curioso: Bat en los libros trabaja de DJ en la discoteca Pandemonium. Es un hombre lobo muy ‘cool’, ¿verdad?

Pobrecito… pero bueno, con Maia con compañera quién se quejaría.

Ya que estamos con el tema, Maia ha revelado a Simon (Alberto Rosende) algo más de su pasado y de su primer encuentro con Jordan, quien fue el que la convirtió en lobo. Un trágico pasado para los dos, que solo hace que sintamos más ganas de ver al susodicho en pantalla. La relación entre estos dos en los libros es complicada, pero subyace de fondo mucho amor y cariño, a pesar de lo que les ocurrió.

Dejamos el capítulo con Sebastian logrando huir del Instituto, sin el Espejo, pero con la revelación por parte de Clary de que el Lago Lyn esconde la solución al misterio de uno de los Instrumentos Mortales. Todo hace presagiar que los dos últimos episodios de la temporada tendrán lugar en Idris y, a juzgar por las palabras de los guionistas en la Comic Con, van a ser de infarto. Nos fiamos de su palabra, ¿no?

Un doble pincho moruno con estilo, Sebas style.

¿A vosotros qué os ha parecido el episodio? ¿Habéis gozado con los momentos Malec? ¿Notáis una mejoría en la factura técnica e interpretativa de la serie? ¡Comentemos!

 

 

4 comments
Yer
Yer
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Joseph Terrazas

    Buen episodio, creo que hasta ahorita la serie lleva muy buen ritmo. Espero y la renueven por una nueva temporada!

    • Yer

      Ya ha sido renovada para un tercera temporada, como han anunciado un poco antes de la Comic-Con, así que estamos de enhorabuena^^

  • Adrian Flores

    ¿Soy el único que extraño a Raphael en la reunión de los Subterráneos? ¿O acaso los vampiros no son tan relevantes? Por lo demás muy buen episodio! Esperando con ansias los dos restantes!!
    Muy buen recap como siempre! Saludos!

    • Yer

      Sí, Raphael está faltando demasiado últimamente… ¡Gracias por el comentario!