Supergirl 2×21: La invasión extraterrestre

Supergirl 2×21: La invasión extraterrestre

Ha llegado, el final de la segunda temporada de ‘Supergirl‘ está aquí. Bueno, no literalmente, esta es solo la antesala de un episodio final que promete, y mucho. Mucho más de lo que podría haber aspirado a ser la temporada anterior.

Los daxamitas nos dejaron Central City invadido en el final del capítulo anterior y se sitúan al comienzo de este como los verdaderos amos del nuevo mundo. Mientras, Kara (Melissa Benoist) y el equipo, encerrados e indefensos. Mon-El (Chris Wood) y Lena (Katie McGrath) más de lo mismo, pero en la nave espacial de Rhea (Teri Hatcher). Y antes de que pudiera parecer un capítulo cualquiera, Supergirl‘ saca todo el arsenal y lo dirige hacia nosotros, pobres fans con sentimientos: vuelve la presidenta Olivia (Lynda Carter) y vuelve Cat Grant (Calista Flockhart) para darnos una serie de escenas inolvidables y diálogos que podríamos enmarcar en una pared. Poderío femenino en todo su esplendor. Esto era justo lo que necesitábamos de ‘Supergirl‘ desde el principio. ¡Más señoras fascinantes y menos James Olsen (Mehcad Brooks)!

Y no ha bastado con eso, también hemos tenido toda la energía por parte de Alex y Maggie (Floriana Lima) y hasta de Lilian Luthor (Brenda Strong). ¿Cuántas veces tenemos la oportunidad de disfrutar de tantos personajes femeninos variados y de diferentes niveles? Ni todas son malas ni todas son buenas, ni jóvenes ni viejas, ni débiles ni invencibles: ¡solo goals!

La vuelta de Cat, el highlight absoluto de la temporada, promete y mucho y si las cosas no se tuercen demasiado en el episodio de la semana que viene incluso nos atreveríamos a aventurar que la veríamos más el próximo año. Por temas de presupuesto parece improbable, ¿pero entonces por qué escogen reintroducirla con el discurso de hijo pródigo? ¿No sería mejor evitarnos la decepción?

Pero no, no han girado los cuarenta minutos al rededor de Calista Flockhart, aunque en mi mente lo haya parecido. También hemos tenido escenas bonitas entre Kara y Mon-El, a Lena, como siempre feroz, y la vuelta de Superman (Tyler Hoechlin). Ya había salido a la luz que volveríamos a ver a Clark antes del final de la temporada. De hecho las fotos eran bastante reveladoras al mostrar a Kara y Clark luchando entre ellos, estaba claro que algo como el control mental o similares tendría que entrar en juego para que se diera la situación.

¿Pero cómo está controlando Rhea la mente de Clark? Además de saber que había un misil apuntando hacia ella, parecía haber previsto que, al final, fuera a salir perdiendo.

Hemos tenido también, dándole ese toque redondo al episodio, un humor agudo y pop, siguiendo la estela de los mejores momentos de otras series de la confluencia DC y The CW. ¿Que Madeleine Albright llame a Cat? ¿Las referencias a Trump? ¿Cuando Cat vio a “E.T” en el baño y resultó ser la presidenta? ¿Las bromas hacia la masculinidad absurda de James? Hemos vivido toda nuestra vida por ese momento, ha merecido la pena. ¿Y qué me decís de Cat reconociendo a James con toda la claridad? La eterna pregunta de por qué nadie reconoce a Superman o a Supergirl… ¿resultará que todos los blancos somos iguales?

En conclusión, un capítulo espectacular y, sin ninguna duda, de los mejores de la serie. Incluso aunque se me escapara la risa floja al ver esa primera escena, que parecía sacada de ‘Once Upon A Time‘.

¿Qué os ha parecido a vosotros? ¿Qué destacaríais como lo mejor y qué os ha parecido lo más flojo?

Os dejamos con la promo de la finale y… ¡hasta la semana que viene!

8 comments
Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!