Supergirl 3×07: Revelaciones

Supergirl 3×07: Revelaciones

‘Supergirl’ nos ha traído esta semana el regreso que todos esperábamos, pero no ha sido nada de lo que esperábamos. Vamos a comentarlo.

Sí, señores, Mon-El (Chris Wood) ha vuelto. Y lo ha hecho de una forma un poco inesperada y sin mucho sentido, al menos de momento. Todo comienza cuando descubren un submarino que lleva ahí miles de años y está hecho de un material alienígena. Así, a lo loco. Para saber qué está sucediendo, se trasportan hasta allí para encontrarse que el único pasajero despierto -y dispuesto a defender la nave a balazos- es nada más y nada menos que Mon-El.

Esto lleva a una situación algo extraña mientras el recién llegado intenta ocultar lo sucedido en todo este tiempo. ¿Por qué siempre que hay un regreso conlleva un millón de secretos? Con lo rápido y sencillo que hubiese sido explicarlo todo desde el principio. Pero no. Y por no hacerlo todo se enreda aún más cuando Mon-El sale de su habitación para herir a unos guardias y conseguir armas. Pero no se podía salir con la suya y Kara (Melissa Benoist) le pilla en plena acción. ¿Cómo confiar en tu novio desaparecido que está rarísimo y además no te cuenta las cosas? Difícilmente.

Tras ser encerrado en una celda por Kara, Mon-El lía a Winn (Jeremy Jordan) para sacarle de allí y volver a la nave. Tiene que salvar a mucha gente, incluida Kara. ¿Por qué? No lo sabemos. Ni parece que nadie se haya molestado en preguntarle cuál es esa amenaza inminente. Esperemos descubrir un poco más adelante. 

Pero bueno, siguiendo en la trama una vez en la nave -cuyos sistemas están fallando- salvan a otra de las pasajeras. ¿Y qué pasa con todos los demás? ¿No se empezarán también a ahogar eventualmente? Tampoco parece que a nadie le importe. Así Mon-El empieza a soltarse un poco mientras curan a la mujer misteriosa a la que han salvado. Sabemos que para él no han pasado meses sino 7 años, y todo este tiempo ha estado viviendo en el siglo XXXI. Por eso puede respirar en La Tierra. Pero durante una bonita conversación con Kara en la que parece que están comenzando a volver a la normalidad, Imra (Amy Jackson) despierta y ella y Mon-El se besan como dos personas que creían que se habían perdido. Y es que ella no es nada más y menos que ¡¡su mujer!!

Por su parte, Sam (Odette Annable) ha seguido investigando sobre su pasado tras el descubrimiento de algunos de sus poderes. Primero se enfrenta a su madre adoptiva (Betty Buckley) quien finalmente le confiesa haberla encontrado en una nave alienígena. Esto no es suficiente para Sam quien sigue investigando su pasado hasta llegar a uno de esos lugares que tiene Kripton por el planeta y a los que solo pueden acceder los kriptonianos. Allí se encuentra con la mujer que se ha estado apareciendo en sus sueños para decirle que es el momento de convertirse en Reign. Y esto no es convertirse en una heroína como Supergirl sino todo lo contrario, será una destructora de mundos y se olvidará hasta de su propia hija.

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿También pensáis que han dejado demasiadas cosas en el aire? ¿Os gusta este nuevo triángulo amoroso que se ha formado? ¿Creéis que Sam conseguirá vencer a su Reign interior por amor a su hija? ¡Animaos a comentar con nosotros! Y la semana que viene tendremos el esperado crossover entre todas las series del ‘Arrowverso’, ¿estáis preparados?

Raquel
Raquel
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!