Supergirl 3×17: Cuestión de confianza

Supergirl 3×17: Cuestión de confianza

Esta semana ‘Supergirl‘ ha salido con una supuesta victoria de un capítulo que nos ha dejado muchas dudas morales que deberíamos exponer entre todos. ¿Nos ponemos con ello?

El pasado capítulo Kara (Melissa Benoist) y su equipo descubrieron que Lena (Katie McGrath) había estado experimentando con Sam (Odette Annable) en secreto, y a pesar de que lo central del episodio de esta semana ha sido la caída aparente de las Worldkillers- porque no acabamos de fiarnos de lo que piensan que ha ocurrido-, la confianza ha estado en el orden del día. Todos han decidido, una vez más, desconfiar de Lena porque había utilizado kriptonita sin declarar. Su pasado o ascendencia como Luthor ha jugado una vez más en su contra, una dualidad con la que la serie ha jugado desde el principio y que parece que no va a soltar.

A pesar de que entendemos lo que supone mantener kriptonita escondida, no es del todo aprobable que Kara no permita la existencia de este material. Vale que puede matarla, pero eso es precisamente por lo que debería existir en el mundo. ¿Por qué deben confiar su confianza ciega en Supergirl cuando ella misma no es capaz de hacer lo mismo? A pesar de que Lena nunca ha hecho nada para hacer daño a nadie voluntariamente, sigue sufriendo la desconfianza de todo el mundo. ¿Por qué eso es justo?

¿Por qué puede Kara pedirle a James (Mehcad Brooks) que acceda de manera ilegal a la propiedad privada de Lena? Finalmente Guardian ha rechazado hacerlo, pero solo ha hecho la bola más grande al mentir a sus amigos. Que nos neguemos a descubrir una vez más lo que hay detrás de la imagen que pone Lena para el público es solo un arma más de la serie para volver a utilizarla como la villana en el futuro. Quiero decir, si de verdad tienen autoridad para dudar de la palabra de Lena, ¿por qué no mandan un equipo a explorar su laboratorio? De frente y no por la espalda. No ha sido un movimiento muy noble por parte de Supergirl.

En el valle kriptoniano en el que han estado Lena, Kara y Alex (Chyler Leigh) ha habido oportunidades de sobra para momentazos. Y han entregado el punto justo de humor, amor y batalla, el equilibrio que más apreciamos de esta serie.

Finalmente parece que los poderes de las tres Worldkillers se han juntado en el cuerpo de Sam, que ha desaparecido. Y aunque Mon-El (Chris Wood), Imra (Amy Jackson) y Brainy (Jesse Rath) se dan con un canto en los dientes y creen haber solucionado todo, dudamos que sea así. Todavía quedan cinco capítulos para dar por finalizada la temporada y no será tan fácil.

¿Qué os ha parecido a vosotros el capítulo? ¿Confiáis en Lena? ¿Creéis que la relación entre James y Lena tiene futuro? ¿Y la de Kara y Mon-El?

¡Esperamos vuestros comentarios y nos vemos la próxima semana!

Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!