Teen Wolf 6×11: Nada es igual

Teen Wolf 6×11: Nada es igual

La recta final de ‘Teen Wolf’ está de vuelta para volvernos locos con sus paranoias sobrenaturales. ¿Echabais de menos no entender nada con esta serie? Bienvenidos a nuestro mundo.

La mayor parte de los seguidores de la serie somos de la opinión de que Teen Wolf‘ debería haber echado el cierre con el décimo capítulo de esta temporada, pero vivimos en la época de “alarga tu serie hasta que todo el mundo olvide sus origenes”, así que no sorprendió a nadie  esa decisión de hacer una parte B. ¿El problema? Que después de un cierre casi perfecto, volvemos a no tener ni idea de hacia dónde van las cosas. Y solo tenemos 10 episodios para descubrirlo.

Algo con lo que sabíamos que tendríamos que lidiar es con la ausencia de Stiles (Dylan O’Brien), así que cuando resulta que desde su nueva posición como artista invitado termina siendo igualmente lo mejor del capítulo y lo que más intriga ha creado en nosotros, es inevitable pensar que algo falla. Pero todavía es pronto para conclusiones lapidarias, así que intentemos poner en orden las escasas ideas del arranque de esta 6B.

No podía fallar la aparición de un nuevo ser sobrenatural, competencia directa de Parrish (Ryan Kelley) para el puesto de Hellhound más atractivo de Beacon Hills. Esta vez sí sabemos qué hace rondando por el pueblo: busca a alguien que se le escapó, alguien a quien, en teoría, Lydia (Holland Roden) liberó. El primer nombre que viene a nuestra mente es Stiles, pero si tenemos en cuenta que la primera persona a la que este nuevo Hellhound acecha es a Liam (Dylan Sprayberry) es porque tiene que ser alguien sobrenatural. Además, los lobos están muriendo, así que tienen que ser ellos los que están en peligro. ¿Qué tienen que ver las ratas en todo esto? No lo sabemos, pero lo más probable es que su único fin sea repugnarnos.

Tamora Monroe (Sibongile Mlambo), la nueva orientadora del instituto, tampoco sabemos por dónde cogerla, parece tener demasiado interés en conseguir información a través de los alumnos, pero, por el momento, parece estar muy lejos del lado oscuro.

El reparto original ya no podría estar más reducido, de hecho, solo quedan Scott (Tyler Posey) y Lydia, pero es bueno saber que Malia (Shelley Hennig) no va a dejarles colgados para escaparse a Paris mientras ellos vuelven a enfrentarse a extraños acontecimientos.

Liam no está llevando nada bien la marcha de su amor, así que tendremos que cruzar los dedos por que recupere el control sobre sus poderes antes de que Scott se vaya y no pueda recordarle eso de “el sol, la luna, la verdad”.

¿Creéis que el Hellhound ha muerto realmente? ¿Qué demonios le ha pasado a Derek (Tyler Hoechlin) en la cabeza durante este tiempo para que lo esté buscando el FBI? ¿Qué os ha parecido el episodio? ¿Esperábais más? Porque nosotros sí.

No sabemos si conseguiran darle el cierre que la serie merece con la mitad del reparto original en interrogante, pero por el bien de todos nuestros años invertidos en ella, esperamos que así sea.

Y ahora, ¡a comentar!

2 comments
Isabel Bienzobas
Isabel Bienzobas
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Jonathan Naharro

    Lo normal, en un inicio de temporada, es que nos presenten conflictos y nos dejen con interrogantes. Honestamente hablando, este inicio me ha parecido más sencillo y menos rebuscado que otros y eso es algo que siempre le ha sentado bien a la serie. En cuanto a “la mitad del reparto original” no olvidemos que vamos a tener muchas vueltas a lo largo de la temporada y, hoy en día, que una serie acabe con un cast distinto al que empezó es lo más normal del mundo. Siempre he dicho que 6 temporadas era lo justo para TW, y precisamente por el final “casi perfecto” de la 6a es que apruebo la 6b: tienen ahora 9 caps para cerrar TODAS las tramas que quedan y hacerlo bien.

    También es cierto que podrían haberle dado un final más cerrado a la quinta temporada, y haberlo finiquitado todo ahí. Pero oye, no es ni la primera ni la última serie en estirarse. Y puestos a estirarse, TW al menos ha sabido reinventarse cada temporada y cada una aporta algo nuevo a la serie (aunque no siempre haya sido acertado, ojo). En comparación a otras que llevan temporadas ya dando tumbos sin sentido… al menos TW mantiene su esencia y trae novedades. Al menos sigue provocando intriga y expectación, en vez de volverse desmesuradamente previsible. Las últimas temporadas podrán gustar más o menos, pero no podemos negar que sigue siendo TW, siempre con elementos nuevos. Que luego haya escenas y situaciones repetitivas que evocan a temporadas pasadas es ya otra historia. TW nunca fue una pedazo de serie pero, para lo que es, en mi opinión sigue cumpliendo.

  • Adrian Flores

    A mi lo que me pareció extraño fue la instantánea muerte del Hellhound, se había hablado un poco de él antes del estreno, por lo que creo esperaba algo más del personaje, digo un Hellhound experimentado daba para más no?

    Por lo demás, es usual que TW inicie de forma bastante extraña, solo esperemos que sepan llevarlo de manera adecuada, aun no pierdo la fe en una última temporada explosiva!!