The 100 4×10: Que comiencen los juegos

The 100 4×10: Que comiencen los juegos

Esta semana ‘The 100’ se atreve con un capítulo al más puro estilo de ‘Los Juegos del Hambre’ para decidir qué clan será el encargado de preservar la humanidad en la Tierra.

El capítulo de esta semana ya se planteaba interesante desde la anterior: un luchador por cada clan en un combate cuerpo a cuerpo. Quien gana se queda con el búnker. Superfácil, ¿no? Al menos hasta que Luna (Nadia Hilker) entra en escena con la intención de acabar con la humanidad con sus propias manos.

En un campo de batalla con tantas caras conocidas era difícil posicionarse con un claro ganador en mente. Está claro que si tuviésemos que elegir a alguien para ganar, ese alguien sería Octavia (Marie Avgeropoulos), ya no tanto por el clan al que pertenece (pocos Skikru siguen manteniéndose entre los fan favorites), sino porque las tramas más importantes de la serie casi siempre caen sobre sus hombros. Es un personaje indispensable. Pero Roan (Zach McGowan), Ilian (Chai Hansen) e incluso la propia Luna también se habían hecho un hueco en nuestros corazones, así que era más que evidente que nos iban a tener que romper el corazón más de una vez.

Un pacto entre Roan y Octavia al haber acabado juntos con Luna habría sido demasiado idílico, pero por suerte o por desgracia no han tenido ni que planteárselo: esa lluvia a la que Luna es inmune deja muy rápido a Roan fuera de juego. Su muerte ha sido un jarro de agua fría porque era uno de los pocos personajes que luchaba por los suyos sin mirar al resto de clanes por encima del hombro. Él sí creía en la supervivencia de la humanidad independientemente de su sangre, y precisamente por eso se une con Octavia para intentar derrotar a Luna: no le importa quién gane, solo quiere que alguien sobreviva. Hasta toma la decisión de dejar a Echo (Tasya Teles) fuera del búnker en caso de que él gane esa batalla cuando descubre que le estaba ayudando a derrotar contrincantes de forma ilícita. Ay, Roan, nadie mejor que tú le habría hecho espabilar a Clarke (Eliza Taylor) por la que está liando ahora…

Porque sí, nuestra querida amiga Clarke ha decidido saltarse a la torera esa ética de la que no se ha cansado de presumir para volverse egoísta en el peor momento posible. Mientras todos estaban ocupados esperando a ver cuál era el clan que se hacía con el búnker, ella y los skikru no suicidas no han perdido el tiempo y lo han ocupado para asegurarse de que nadie sobreviva si ellos no lo hacen. Esto no solo denota la poca fe que tenían en Octavia (algo bastante insultante), sino que Clarke ha pasado de ser la eterna defensora de las causas perdidas a convertirse en la hipócrita que desgasta el discurso de “quiero salvar el mundo y me da igual morir en el intento” para que la caída del otro sea más dura.

Además, han dejado fuera del búnker a personajes como Kane (Henry Ian Cusick), Indra (Adina Porter), Echo y Octavia, pero que no cunda el pánico, porque Bellamy hará lo que sea por cambiar la situación.

¿Qué imagen tendrá el resto de Clarke a partir de ahora? ¿Se salvarán Octavia y el resto? ¿Cómo? ¿No os sentís súper privilegiados de ser testigos del amor que se profesan los hermanos Blake?

¡Comentemos!

3 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!