The Carrie Diaries 2×03: brindemos por la vuelta al instituto

The Carrie Diaries 2×03: brindemos por la vuelta al instituto

A Carrie (Anna Sophia Robb) le toca dejar Nueva York y su trabajo de verano en la revista ‘Interview‘, porque empieza el curso en su pueblo, Castlebury, y eso abre muchas nuevas posibilidades para esta temporada. Si sigues leyendo estás prevenido: puede toparte con ‘spoilers‘.

spoiler-alert

El capítulo comienza todavía en Nueva York, Walt (Brendan Dooling) y Carrie se preparan para marchar de vuelta a casa cuando llega Larissa (Freema Agyeman), entusiasmada con todo lo que ha aprendido en su estancia en Asia y introduce a Carrie en el mundo del zen. Para mi sorpresa, Larissa y Samantha (Lindsey Gort) se odian cuando se conocen y es que aunque en este capítulo nos las hayan pintado tan diferentes, en la temporada anterior no lo parecía, en realidad. A la vuelta al instituto Carrie decide tomarse las cosas con calma para poder evitar así un choque con terribles consecuencias con Sebastian-morritos-Kydd (Austin Butler).

Lleno de tópicos y escaso de originalidad, este ha sido un episodio interesante en determinados momentos, pero vacío en muchos otros. Clásico de Carrie el estresarse ante situaciones complicadas pero… Nah, esperaba tardar más en sacar el tema, pero no puedo evitarlo: ¡EL BESO! Bueno, beso, el magreo que se han metido en tres segundos Carrie y Sebastian. Era de esperar que ambos iban a caer, aunque tenía cierta esperanza por la fuerza de voluntad de nuestra protagonista. En los doce segundos que dura esta escena muy subidita de tono para una serie como esta, ha sido todo un acierto y un gran avance para el personaje principal. ¿Qué nos dice esto de Carrie?
Supongo que todos recordaremos las reticencias que tuvo la temporada pasada con Sebastian, pero un verano en la ciudad, ignorándole, parece suficiente para tirarse sobre una mesa el primer día de clase y en unos instantes arrancarle la camisa -y dejarse arrancar la suya propia- con las piernas rodeando su cuerpo. ¡WOW!
Definitivamente no me lo esperaba, y me ha gustado verla de esta manera, al fin y al cabo la Carrie Bradshaw que todos conocíamos no era en ningún aspecto “sosa”.

Por lo demás, sólo la historia de Walt ha llamado realmente mi atención, en los noventa e incluso hoy en día -desgraciadamente- es difícil para un chaval de 17 años abrirse a su círculo no tan cercano sobre sus sexualidad, o más generalmente, sobre sus sentimientos. Ha sido bonito ver cómo Donna (Chloe Bridges) y Mouse (Elle Wong) le defendían y protegían ante los otros chicos y estoy segura de que este tema va a darnos que hablar durante el resto de la temporada.
Cuando Mouse le ha dado la charla a Maggie (Katy Findlay), personaje cada vez más cansino y detestable, ha sido un bonito y aplicable discurso que bien podían haberme dado a mí en varias ocasiones durante mi adolescencia.

Descubrimos en este capítulo algo que ya intuíamos y que también desvelaron los creadores de la serie: a Sebastian le van maduritas y no duda en irse a la cama con Vicky (Molly Sims), como podemos ver en los últimos momentos del capítulo. Todo esto tras decirle a Carrie que tiene razón y que va a dejarla estar… ¿Me lo creo? No: puede que en un par de capítulos la cosa se relaje/olvide entre ellos dos, incluso hay preparado un nuevo interés amoroso para Carrie, pero hay muchas cosas que estos dos necesitan arreglar, y en el libro las cosas no terminan tan fácil. ¿Me gusta? Desde luego que no, aunque no tiene que ver en absoluto con lo que pasa en la historia original, yo quiero que estén juntos y que terminen por algo con más chicha. Eso o que aparezca otro ‘hottie’ para solucionarlo.

No ha dado para mucho más esta semana, pero parece que la semana que viene será todavía peor en cuanto a interés se refiere. Tendremos un capítulo ‘light’, que aunque puede tener momentos graciosos por lo que nos cuenta la promo, no parece ser de vital importancia para la trama. Esto nos aclara que la vuelta a Castlebury no va a ser pan comido y que vamos a sufrir en nuestras carnes lo que es salir de la ciudad para volver a vivir en un pueblo pequeño.

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Y qué esperáis del que viene? ¿Sois #teamSebastian o preferís que Carrie busque a alguien mejor? ¿Qué le diríais a Maggie si pudierais? ¿Cómo de adorable Dorrit (Stefania Owen), es la hermana pequeña de Carrie, que crece para ser cada vez más interesante? ¿Creéis que habrá más momentos super subidos de tono con nuestros rubios favoritos? De super guay a impresionante, ¿cómo os ha parecido el vestuario de este último capítulo?

3 comments
Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!