The Flash 4×15: Lighting Rod

The Flash 4×15: Lighting Rod

Ha sido un capítulo emocionante esta semana en Central City donde, una ve más, el equipo Flash tiene todo lo necesario para salvar el mundo aunque a veces no lo sienta así.

¿No os da la sensación de que ‘The Flash‘ os representa a la perfección? Y no digo por la gente que en realidad es guapa y no tiene poderes y en la ficción finge que tiene poderes y que no es guapa, lo digo por cómo siempre consiguen pasar justo al límite las pruebas que les pone la vida. Quiero decir, siempre están apunto de morir y siempre tenían el poder de solucionar las cosas desde el principio pero nunca lo hacen desde el principio.

En este caso ha sido una bomba nuclear a la que, mágicamente (o con una explicación pseudocientífica que ni siquiera intentamos fingir que comprendemos), Barry (Grant Gustin) ha conseguido derrotar. Como si fuera un auténtico villano cuando era mucho más, la ciencia en sí, no sé, una movida.

Ha sido un capítulo brutal en el que verdaderamente parecía que se hubiera parado el tiempo y por primera vez en esta clase de episodio han conseguido que pongamos interés. Una pena que la solución final no se entienda tan bien como se entendían el resto, lo que hubiera hecho al espectador partícipe. Eso sí, qué gusto que finalmente sea Iris (Candice Patton) quien consigue tener la idea que sirve. Nos encanta cómo han conseguido convertir a este personaje, que al principio rechinaba, en una mujer fuerte, valiente, útil y capaz. A veces cuesta entender por qué una periodista sabe tanto de tantas cosas (ejem, ejem, no como la que os escribe) pero llegados a este punto empezamos a creernos que en verdad es, simplemente, inteligente a tope.

Tres claves para el desarrollo de la temporada son: Jesse (Violett Beane), que se convertirá en el Flash de la tierra de Jay Garrick (Teddy Sears).

Killer Frost (Danielle Panabaker) que comienza a tener pensamientos en común con Caitlin y lo que eso puede significar. ¿Llegará un momento en el que se fusionen sus personalidades y tengamos lo mejor de cada una (y lo peor de ambas) en la misma identidad? Porque nos encantaría.

Y la misteriosa chica, que se especula que sea la hija de Barry y Iris que ha vuelto del futuro, que ya ha conocido a Caitlin y Wells (Tom Cavanagh) y esa cara que ha puesto cuando se han ido nos ha dejado fríos, ¿de repente no es tierna y simpática? ¿Ahora es mala? ¿Qué nos hemos perdido?

¿Qué os ha parecido a vosotros esta semana en Central City? ¿Qué opinión os merece estas apariciones de este personaje aún sin identificar oficialmente?

¿Necesitabais un descanso de DeVoe o creéis que este episodio ha sido innecesario?

P.D.: ¿Y Wally (Keiynan Lonsdale)?

2 comments
Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!