This Is Us 2×03: El tiempo y los recuerdos

This Is Us 2×03: El tiempo y los recuerdos

This Is Us  nunca nos deja indiferentes y nos calienta el corazón con su emotiva historia. Esta semana tenemos un gran invitado especial y, como cada episodio, más información del pasado que nos ayudan a entender mejor el presente.

Empecemos por Stallone, ya que estamos. Kevin (Justin Hartley) va a participar en una película con la gran estrella y Kate (Chrissy Metz) le acompaña al rodaje, donde tiene la oportunidad de conocer al que era el mayor ídolo de su padre. Kate no tarda en sacar el tema y decirle a Stallone que su famoso personaje, Rocky, conseguía animar a su padre fuese cual fuese la circunstancia. Esto anima a su vez a Stallone, quien trata el tema con una familiaridad que alegra el día a la melliza. No responde igual Kevin, a quien las palabras de sabiduría de su ahora compañero de reparto le remueve sentimientos que prefiere tener adormecidos.

Kevin estalla ante Kate y le recrimina que no era necesario abrirle su corazón a Stallone, esta es la escena más importante de su carrera y es incapaz de concentrarse. Ella se marcha, muy triste, y nosotros cruzamos los dedos para que la reconciliación sea rápida porque este tipo de enfrentamientos no se nos hacen fáciles. Como esperamos, no tardan en arreglar las cosas.

Mientras, tenemos un flashback la pareja Pearson intentando recuperar la magia y poner fin a la crisis marital. Además, también vemos cómo un pequeño Randall (Sterling K. Brown) busca encarecidamente a sus padres biológicos, con sus dos hermanos apoyándole cuando llegan decepciones.

El Randall adulto y su mujer han decidido, hace ya unos episodios, acoger a un menor que lo necesite, es decir, convertirse en una familia adoptiva. Reciben la esperadísima llamada: en un rato se presentará en su casa Deja (Lyric Ross), de doce años. En una escena, breve pero intensa, Deja responde a la aparición de Randall protegiéndose con los brazos, lo que nos deja claro el tipo de ambiente en el que se ha movido la muchacha durante su corta vida.

Randall aprovecha un momento para acercarse a la nueva incorporación de su familia y explicarle que se siente identificado con ella, y que si él, que ahora tiene una gran casa y una gran vida, siente un pequeño déjà vu al verla, sólo puede significar que las cosas mejorarán para la pequeña Deja también. Si alguien está preparando un premio al padre del año, aquí tienen un gran candidato.

Sea lo que sea que nos depare esta gran serie, estamos dispuestos a sonreír entre lágrimas durante el resto de la temporada, porque ha conseguido hacernos sentir. Y eso es un gran indicativo de la calidad de la producción.

¿Qué opinas tú?

Elisa
Elisa
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!