This is us 2×07: Juzgados, cárceles y otros lugares

This is us 2×07: Juzgados, cárceles y otros lugares

Esta semana ‘This is us’ nos ha llevado al proceso de adopción del pequeño Randall, mientras en el presente los protagonistas se enfrentan a situaciones bastante inusuales en su vida. ¡Y hemos vuelto a ver a William (Ron Cephas Jones/Jermel Nakia)! ¿Lo comentamos?

Todos sabíamos cómo había entrado Randall (Sterling K. Brown/Niles Fitch/Lonnie Chavis) a la vida de los Pearson, pero en este capítulo nos han querido enseñar el proceso que llevó hacer que esto fuera algo legal. Rebecca (Mandy Moore) y Jack (Milo Ventimiiglia) reciben durante todo un año las visitas sorpresa de Paula (Cinda Adams), persona encargada de hacer el informe familiar. Una vez pasado este primer año, Paula hace un informe muy positivo sobre la familia y les comunica que deberán presentarse ante el juez para que este lo haga oficial. Pero no todo resulta tan fácil, y es que el juez asignado al caso (Delroy Lindo) no cree que los Pearson sean la familia adecuada para el pequeño Randall debido a su diferente color de piel. ¿Quién le enseñará lo que significa realmente ser negro? 

Pero todos conocemos a Jack y a Rebecca, sabemos que no son de los que se rinden fácilmente y aún menos por su familia. Tras esforzarse por hablar con el juez, Rebecca le manda una carta junto con una foto familiar , asegurándole que no parar hasta que Randall sea legalmente parte de su maravillosa familia. Por suerte, parece que esto llega a alguna parte del corazón del juez que decide excusarse del caso y pasárselo a una compañera (Conni Marie Brazelton) que está más que encantada en darles la custodia de Randall a los Pearson. A pesar de que todos sabíamos que esta historia acabaría con final feliz, esto no ha hecho que suframos menos durante el proceso. Los Pearson siempre saben cómo emocionarnos.

Al tiempo que esto sucedía, el joven William era detenido por consumo de drogas. Durante su vista preliminar con el juez (Sam Anderson) es condenado a permanecer en prisión hasta la sentencia, pero hace una declaración sobre como en el último año ha perdido a su madre, a su novia y a su hijo. Parece que esto le llega al juez, que decide sacarle de allí e intentar ayudarle. Pero lo más importante de todo es que se mantenga alejado de las drogas. Vemos como consigue hacerlo durante bastantes años, hasta recibir la noticia de que se está muriendo. Es entonces cuando el William que conocemos decide volver a drogarse. Pero justo antes de hacerlo aparece Randall en su puerta diciéndole que es su hijo biológico. Pensábamos que tras la muerte del personaje la temporada pasada dejaríamos de verle, pero siempre es traído de vuelta de una forma maravillosa. 

Por su parte, Randall debe llevar a Déjà (Lyric Ross) a la cárcel para visitar a su madre, Shauna (Joy Brunson). Es un momento complicado para él puesto que, como él mismo reconoce, jamás había visto a una persona esposada. Tras pasar por todos los controles que conllevan una prisión, se encuentran esperando a Shauna cuando Linda (Debra Jo Rupp), la agente de servicios sociales que lleva el caso de Déjà, les dice que Shauna no quiere ver a su hija sin ningún tipo de explicación. Randall, siendo el padrazo que siempre hemos visto que es, le dice a Déjà que el motivo por el que no pueda ver a su madre es algo burocrático y así evita destrozar el corazón de la pequeña. 

Una vez en casa, vemos como Beth (Susan Kelechi Watson) pierde los papeles al saber lo que ha sucedido en prisión. Creo que es la primera vez que vemos a Beth comportarse de esa manera. Así, deciden que Déjà no debería tener contacto con su madre para que ésta no pueda hacerle más daño. Randall entonces va hasta la prisión para hablar con Shauna de lo sucedido, y ella reconoce que el único motivo por el que no quiso ver a su hija fue para que ésta no viera los moratones de la paliza que le habían dado en prisión. Parece que tras la conversación Randall comprende un poco más a Shauna y ve similitudes entre ella y su propio padre, William. Así, le da su teléfono para que pueda hablar con su hija esa noche. ¿No os pasa que cada capítulo os gusta un poquito más Randall aunque parezca que es imposible que os guste más? 


 La parte más agria del capítulo la ha puesto Kevin (Justin Hartley). Tras evitar ir a visitar a Sophie (Alexandra Breckenridge) hasta en tres ocasiones tras lo sucedido en la gala benéfica, decide hacer un gran gesto romántico como haría su padre e ir hasta allí con hasta tres anillos de compromiso para demostrarle todo su amor. Mientras, vemos que sigue teniendo problemas con su adicción a los calmantes y al alcohol. Así, una vez que llega al hospital y mientras espera a Sophie, se imagina su futuro juntos y es algo que no le gusta ni a él ni a nosotros. Por ello, cuando va hasta casa de su novia, en lugar de proponerla matrimonio como tenía pensado decide dejar la relación por el bien de ambos. ¿Es que nadie se va a dar cuenta de que Kevin tiene un problema de adicción? 

Por su parte, Kate (Chrissy Metz) y Toby (Chris Sullivan) nos dan los momentos dulces del capítulo. Los futuros papás comienzan a dar la noticia empezando con Kevin. La siguiente en la lista es la madre de Toby, una mujer católica que no va a llevar bien que su hijo vaya a ser padre sin estar casado. Es por eso que deciden ir al juzgado y casarse, sin la gran boda que Kate siempre ha querido. Esa misma noche, Toby lo habla con Jack -o con la urna que contiene sus cenizas, más bien- y conoce tan bien a su futura mujer que sabe que eso no es para nada lo que ella quiere. Por eso, decide contárselo a su madre a pesar de lo mal que lo vaya a pasar la mujer y declararse a Kate como no había tenido oportunidad de hacerlo. ¡Pon un Toby en tu vida!

Y hasta aquí las novedades en la vida de los Pearson. ¿Qué os ha parecido el capítulo de esta semana? ¿Creéis que Kevin conseguirá superar la adicción? ¿Cómo se tomará Rebecca que su hija esté embarazada? ¿Qué sucederá finalmente con Déjà? ¿Por qué no nos han vuelto a hablar del hermano de Jack? ¡Queremos saber más! La semana que viene comenzamos una trilogía de capítulos, cada uno de ellos centrado en uno de los hijos Pearson. Empezamos con Kevin, ¿estáis preparados? ¡Animaos a comentar con nosotros!

Raquel
Raquel
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!