This is us 2×08: Víctima de una vida casi perfecta

This is us 2×08: Víctima de una vida casi perfecta

Kevin Pearson (Justin Hartley) consigue toda la atención en este episodio centrado en él y en su adicción a los analgésicos, dejando completamente de lado los posibles problemas de sus dos hermanos y sus complicadas vidas.

No nos mola estos episodios exclusivamente centrados en Kevin, a pesar de que le tengamos cariño a su personaje, puesto que su soledad y su incapacidad para hacer las cosas bien abruma todo lo demás. Pero ha tenido una vida de lo más fácil, ajeno a la muerte de su padre y la rotura de rodilla que parecen ser determinantes y excusa para vivir el resto de su vida en la mierda mientras las cosas no dejan de salirle bien.

¿Cuáles son dos de las profesiones más difíciles de conseguir del mundo? Atleta profesional y actor, pero Kevin ha conseguido ambas. Y aún así se siente desgraciado.

Su llegada al colegio de la infancia y su paso por el escenario han sido tristísimos, pero no de llorar sino de sentir ese rechazo casi instintivo a semejante espectáculo dantesco. Este tipo de trama parece darse con frecuencia en las tramas de instituto de los americanos y no es ni original ni interesante, pero como no es la trama principal de la serie sino un paso más para contar la historia de Jack (Milo Ventimiglia) y su familia… lo cogemos.

Su adicción nos ha traído un momento de lo más triste cuando le veíamos gritando fuera de la ventana de la doctora Charlotte Everly (Stefanie Black), después de haberle robado un papel de recetas, porque ha perdido el collar que le dio su padre. En la escena en la que se lo entrega Jack dice que se lo dio “alguien muy especial”, o sea que como intentábamos descifrar hace algunos capítulos, parece que la existencia de un hermano de nuestro padre de familia favorito es real, pero no parece habérselo comunicado a su familia.

Asumimos también que Nicky murió durante la guerra, porque es lo último que vimos sobre él y la emoción con la que Jack ha mencionado ese momento de Vietnam puede ser una pista.

Por otro lado, lo más relevante del capítulo es obvio y evidente. Kate (Chrissy Metz) ha perdido a su bebé… Un horror absoluto el conocerlo de la manera que la hemos conocido, sin verla a ella, que estará completamente devastada después de haber temido esto y haberse dejado ilusionar…

Ahora tienen un nuevo sentido las llamadas de Kate y Toby (Chris Sullivan) mientras Kevin estaba perdiendo los nervios en su pueblo.

Solo estamos deseando que llegue la semana que viene para ver y llevar con Kate su pérdida, porque Kevin no consigue mantener el nivel de la serie, ni para lo bueno ni para lo malo.

3 comments
Marina Ortiz
Marina Ortiz
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!

  • Rocio Griego

    No estoy de acuerdo en nada de lo que dijeron, me parece que no entienden el personaje de Kevin ni la serie.

    • Miriam Sánchez

      Totalmente de acuerdo. Yo no es que le tenga mucha estima a Kevin, pero hay que ver más allá. Siempre ha tenido la presión de ser el número uno en todo lo que hace y eso es un peso que le ha condicionado en toda su vida. Además, cree no ser merecedor de las cosas buenas que le pasan porque tiene tantos demonios que no le impiden ser feliz, tiene asuntos sin resolver, sobre todo con la muerte de su padre. Hay que mirar más allá de una fachada aparentemente “fácil”.

      • Marina Ortiz

        ¿Qué presión es esa? ¿Dónde ha estado esa presión? ¿Cuándo la han mostrado? Yo veo a un hombre adulto consentido y a quien le ha salido todo bien en la vida incluso cuando las cosas le salían mal. Es un privilegiado.