Vestidos de florecitas: El vestuario de ‘BrainDead’ y ‘The OA’

Vestidos de florecitas: El vestuario de ‘BrainDead’ y ‘The OA’

Usar las series como escaparate no es algo reciente, pero en los últimos años con series como ‘Gossip Girl‘ y su predecesora ‘Sexo en Nueva York‘ han culminado la relación entre la moda y la televisión. Podríamos hablar horas de la importancia de un buen vestuario para hacer de series como ‘Stranger Things‘ o ‘Marco Polo‘ referentes en plasmar una época y atmósfera particular, pero hoy nos apetece hablar de otras dos: ‘BrainDead‘ y ‘The OA‘. (Apunte: a continuación habrá ‘spoilers’ de ’The OA’.)spoiler-alert

No hay mayor razón para esta elección que el gusto personal de una servidora, ya que estas dos series me han llamado especial atención en cuanto a vestimenta y quería rumiar un poco el por qué. Para alguien interesado en la moda y las últimas tendencias, cuando ‘Gossip Girl’ presentó a chicas adolescentes que iban al colegio en lo último de Galliano y Chanel significó un antes y un después en la narrativa del diseño de vestuario. Colocando prendas reconocibles pero completamente inaccesibles creó una sensación aspiracional que nos conectó sin darnos cuenta a una industria consumista y de lujo que no sabíamos que nos interesaba.

En otro tipo de series en las cuales el vestuario no es un personaje más, un símbolo de clase o reflejo del poder capitalista de los protagonistas, el vestuario toma otra forma que de alguna manera es incluso más interesante. En 2016 tuvimos series históricas como la mencionada ‘Stranger Things‘ o el capítulo de San Junipero de ‘Black Mirror’, donde el objetivo del vestuario se transforma en un elemento informativo. Estamos en un momento de transición en el cual tenemos el poder de tomar decisiones estéticas arriesgadas sin perder contenido, como las prendas modernas usadas de manera irónica en ‘Reign‘, pero a veces es necesario que para crear un mundo rico y reconocible se usen elementos realistas. Y aún así, no se pierde control creativo. La gorra de Dustin (Gaten Matarazzo) o la camisa de trabajo de Joyce (Winona Ryder) son efectivos y personales y pertenecen a un momento en la historia. 

Cuando un abrigo tiene más personalidad que algunos personajes de tu serie… (aunque igual no tienen cerebro)

El caso con ‘The OA’ y ‘BrainDead’ me llama la atención particularmente porque reflejan una realidad tanto de tiempo como de geografía fascinante. Laurel Healy (Mary Elizabeth Winstead) trabaja en Washington DC y a pesar de ser una mujer creativa y en algunos casos “bohemia”, la forma en la que viste debe ser reservada y pulcra porque se rodea de políticos y trabaja en una oficina. Pocas veces nos encontramos con ejemplos de vestuario tan efectivo para mujeres en este tipo de escenarios, y nos ofrece una imagen de mujer trabajadora del siglo XXI que aporta personalidad a la protagonista manteniendo un estilo muy particular para la serie. Los creadores de la serie ya lo hicieron con Lucca Quinn (Cush Jumbo) en ‘The Good Wife’, rompiendo esquemas con los espectaculares trajes de oficina que tan poco se parecían a las sobrias americanas de Julianna Margulies. Power-dressing es un término en el mundo de la moda que propone vestirse para sentir el poder que posees internamente – ya sea intimidan, carismático o aterrorizador.

Laurel pertenece a una familia adinerada pero su identidad es de ‘outcast’, una intrusa en la vorágine política de D.C. y eso se ve perfectamente reflejada en el cuidadosamente escogido armario. Sería demasiado fácil ponerle unos pantalones bombachos y una camiseta con un mensaje político: las prendas que porta son más sutiles y la diferencian del rollo que podría tener Claire Underwood (Robin Wright) en ‘House of Cards’ haciendo que te fijes en su ropa lo justo para saber que no es “like other Washington girls”. Y se aprecia, se aprecia un montón.

Si esta sudadera no grita: mi pueblo sólo tiene una tienda de ropa y no hay stock de antes del ’84, que baje Dios y lo vea

The OA’ tiene un diseño de vestuario completamente diferente, pero con las misma sutilezas y detalles que lo hacen inolvidable. Al contrario que ‘BrainDead’, la protagonista de la serie no tiene ninguna reunión importante a la que acudir, y el vestuario se convierte en un escudo y uniforme que depende de nadie más que sí misma. Prairie (Brit Marling) se pone un vestido de ‘prom’ por encima de unos pantalones vaqueros y se siente especial y elegante, y nosotros a su vez lo aceptamos de una. Quizás sea porque donde vive ahora, en un suburbio del medio oeste estadounidense, donde la moda es conocida por su ausencia por lo general, pero existe una libertad en sus elecciones de ropa que le dan un toque inocente y mágico cada vez que la vemos en pantalla.

Pero quizás el elemento más importante de su vestuario sea el vestido que lleva The OA a lo largo de su cautividad, porque simboliza la pureza de su identidad antes de ser capturada (y de su ceguera) con esa prenda de flores liberty por debajo de la rodilla y esa chaqueta blanca y suave. Refleja sus orígenes y su juventud, pero cuanto más tiempo pasa encerrada, estas prendas se transforman y con la suciedad y degradación se convierten en algo incluso ‘grunge’ y combativo, como un uniforme de guerra y rechazo de su inocencia. Cuando vuelve al mundo real, éste es el vestido con el que se tira por un puente y con el que aparece de nuevo en la sociedad, y tiene el mismo efecto estético – niña blanca rubia con un vestido de florecitas queriendo morir. Contrasta, choca y a la vez es agradable para la vista.

No estoy segura de cuál es la conclusión a esta reflexión, excepto que el vestuario es un elemento en el que me quiero fijar más, porque nunca es escogido en vano. Ojalá se prestara más atención a cómo ayuda a crear una narrativa efectiva y coherente, más allá de si es estéticamente bonito o no. Todos babeamos con los ‘outfits’ de Emma Roberts en ‘Scream Queens’, pero en ocasiones hay series en los que el vestuario no es lo primero en lo que nos fijamos y siguen creando un mundo muy rico. ¿Cuáles son vuestros vestuarios relativamente sutiles favoritos? ¿O vosotros sois más de opulencia histórica à la ‘Tudors’? Algún día deberíamos hablar de la maravilla extravagante de ‘Broad City’, pero eso para otro momento. ¡Comentemos, reflexionemos y compartamos! 

Cristina Barba
Cristina Barba
ADMINISTRATOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!