Vikings 5×10 midseason finale: El destino

Vikings 5×10 midseason finale: El destino

Ha llegado la hora del enfrentamiento que decidirá el destino de Kattegat. En este capítulo podremos ser testigos de sucesos muy importantes para el desarrollo de la segunda parte de la temporada, por lo que hay que estar muy atentos. ¿Seguirá habiendo traiciones?

La batalla ha comenzado y se nos presenta un episodio bastante diferentes a los que hemos visto hasta ahora. Se apuesta por una nueva narrativa que más bien parece entorpecer el desarrollo del capítulo.

Estalla la guerra y poco a poco vamos entrando en la mente de cada uno de los personajes. Durante el episodio vivimos la despedida y la redención de alguno de ellos, y se nos vuelve a ofrecer, como es habitual en la serie, una gran carga religiosa por parte de los vikingos.

Halfdan (Jasper Paakonen) es una de las primeras muertes del capítulo, a manos de nada más y nada menos que de su adorado hermano Harald (Peter Franzén), que no fue capaz de perdonarle la vida, a contraposición del cara a cara entre Hvitserk (Marco Ilso) y Ubbe (Jordan Patrick Smith).

Otra de las despedidas fue para el hijo de Torvi (Georgia Hist), aunque esta fue mucho menos sentida de lo que podríamos esperar por parte de su padrastro Björn (Alexander Ludwig), que lloró mucho más la pérdida de su nueva compañera amorosa.

Quien si sufrió mucho fue Lagertha (Katheryn Winnick) al atravesar con su espada a Astrid (Josefin Asplund), dejando a Harald en la misma batalla sin hermano, sin esposa y sin hijo. Esperemos que la ambición le haya merecido la pena a Finehair.

A quien sí que le merece la pena todo esto es a Ivar (Alex Hogh), que observó la batalla desde una cómoda posición, comandando a los franceses que Rollo (Clive Standen) prestó para esta ocasión, aunque el tío pródigo está de vuelta a su hogar y eso no puede traer nada bueno…o quizá sí para Lagertha, que tras perder la batalla y asesinar a Astrid no parece que ni el sacerdote pueda hacerla sentir viva.

Pese a todo, el destino de Kattegat sigue siendo un misterio, aunque todo apunta a que Harald y Ivar no tardarán en llegar y arrasar con todo mientras quien quiera y pueda, huya.  A partir de ahí solo queda saber quién se alzará con el trono. ¿Será Harald, Ivar o Rollo?

En otro lugar de la tierra, el idílico sueño de Floki (Gustaf Skarsgard) se vuelve a ver truncado con otro asesinato, y termina, sabe Dios cómo, llegando a la conclusión de que la única manera de arreglar todo esto es ofreciéndose a sí mismo como sacrificio para los dioses. Porque eso es más fácil que echar a la única familia problemática de la isla.

La midseason finale pasa sin pena ni gloria tras apostar por una narrativa que pretendiese lo que pretendiese, no ha funcionado. En lugar de profundizar y hacer de la batalla algo más que sangre, consigue que seamos incapaces de sumergirnos en las escenas tras varios minutos de confusión. Eso nos lleva a que el episodio se termine con la sensación de que en realidad no ha pasado nada y, sobretodo, no deja ese sabor de boca que nos hace rogar por más, necesario antes de un parón. Ahora mismo la serie se encuentra tambaleando en la cuerda floja, y al principio parecía que esta temporada había sabido suplir muy bien la ausencia de Ragnar (Travis Fimmel), pero esa sensación se ha desvanecido capítulo a capítulo y ha culminado en este episodio tan insulso.

¿A vosotros qué os ha parecido? ¿Os ha gustado la manera de enfocar este episodio? ¿Qué creéis que pasará en la segunda parte de la temporada?

https://www.youtube.com/watch?v=4hm8xaqVRmM

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!