Boardwalk Empire T4

Boardwalk Empire T4

Ha vuelto septiembre, y con él, vuelven la mayoría de las series a la televisión (y a nuestros ordenadores). Y al mío, en concreto, ha vuelto Boardwalk Empire.

Para los que no sepáis de qué serie estoy hablando, seguro que os suena uno de los productores ejecutivos y directores que llevan a cabo esta serie sobre los años 20 y la ley seca: no es otro que Martin Scorsese. Si seguís y conocéis su trabajo, podréis notar su mano por todos los capítulos. Cada detalle de este drama deja entrever la mano de Scorsese, con una fotografía, un vestuario y una ambientación de época muy cuidados. Otros nombres podrían sonaros, ya que muchos de los productores y guionistas son conocidos por haber llevado a cabo la exitosa serie «The Sopranos».

La serie se centra en tres puntos históricos importantes en la historia de la Ley Seca: Atlantic City, Nueva York y Chicago, donde se localizaba el contrabando, la prostitución y otros delitos no menos importantes.

Los protagonistas están basados en los mafiosos que realmente en su día controlaron dichas ciudades, y los actores que los interpretan están caracterizados para tener un gran parecido a los personajes reales. Así es que podemos reconocer fácilmente a Al Capone, a Lucky Luciano, a Enoch Johnson, Arnold Rothstein, Johnny Torrio y otros gángsteres importantes en la historia del contrabando. En esta época no importa ni la familia, ni los amigos, ni la confianza: sólo vale uno mismo.

La trama gira en torno a la vida y evolución de la mafia desde el inicio de la Ley Seca, incorporando muchos personajes distintos y mucha violencia con un único fin: el poder. Un consejo: si vas a empezar a ver esta serie, no te encariñes de ningún personaje.

La nueva temporada ha vuelto de una manera que siempre caracteriza a la serie, la lentitud. Todo está tan sumamente cuidado que esto es necesario para disfrutar de la calidad de la serie, aunque a veces hace que sea un poco pesado seguir prestando atención a los hechos.

El capítulo nos muestra a Nucky Thompson intentando resurgir en el imperio, buscando aliados y cerrando viejas heridas con algunos enemigos. Vemos como crece la importancia de Chalky White en el mundo de los negocios, adquiriendo el local de fiestas de Atlantic City, y contemplamos como Richard Harrow finaliza su venganza y…vuelve a casa. Además, Gillian se ha visto envuelta en un mundo oscuro, donde ha perdido toda la fuerza que la caracterizaba.

Este capítulo ha servido para mostrarnos cómo están los personajes tras el final de la tercera temporada y cómo han dejado sus vidas tras todos los sucesos dramáticos que les han rodeado. Nucky decide volver a confiar en su hermano pese a todo, y le siguen abrumando los recuerdos de su amante Billie. Chalky es incapaz de ‘domar’ a su secuaz, lo que le acarrea problemas. Gillian intenta conseguir la custodia de su nieto mientras vemos como se ha visto inmersa en las drogas y en la prostitución a pesar de la pérdida de su burdel. Y Richard nos deja con la incógnita de si seguiremos disfrutando de su personaje o no tras finalizar su venganza.

Por otro lado, por fin intuimos que Al Capone comenzará a tener protagonismo y a labrarse un nombre más potente en el mundo de la mafia, tras ser considerado el «fantoche» de Torrio. Además, han salido a la luz nuevos personajes que prometen una trama bastante entretenida y, como estamos acostumbrados, violenta. El primer capítulo, pese a ser un capítulo introductorio de lo que ha pasado y lo que pasará, no nos ha dejado insatisfechos respecto a escenas sangrientas de la mano de Richard, Dunn, y, sorprendiendo al espectador, del «inocente» nuevo ayudante del FBI.

  

 En conclusión, «New York Sour» nos deja con sabor a despedida por parte de algún que otro personaje importante y con una gran historia, algo habitual en esta serie, pero nos da a cambio promesas de nuevos personajes con un gran futuro por delante y con ansias de poder y control. Tendremos que esperar al siguiente capítulo para saber que más nos depara la cuarta temporada de Boardwalk Empire.

Paloma Abanzas,  @paalomaMJ

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!