Final de la 2ª temporada de ‘The Mysteries of Laura’: ¿Qué pasará?

Final de la 2ª temporada de ‘The Mysteries of Laura’: ¿Qué pasará?

El final de la adaptación de la serie española, ‘Los Misterios de Laura’, ha concluido con una primera temporada que, en lo único en lo que difiere de otras series de temática policíaca es en los pequeños toques de humor que su protagonista da a la serie. Si aún no has visto el final de la primera temporada, no sigas leyendo, esta entrada podría contener spoilers.

spoiler-alert

Como fan de la serie original, mis expectativas con la Laura americana eran muy altas. Y más, teniendo como protagonista a Debra Messing. La serie empezó, más o menos, bien: un capítulo que adaptaba el mismo misterio que se resolvía en el inicio de la serie original, con ese toque Agatha Christie, tan característico de la española; los personajes seguían, más o menos, el mismo patrón que sus originales: Laura Diamond (Debra Messing), aunque una madre más glamurosa (y americana) que Laura Lebrel (María Pujalte), mantenía esa esencia de madre maruja; Jake (Josh Lucas), mantenía el espíritu de Jacobo (Fernando Guillén Cuervo), aunque, como su ex-mujer, también muy americanizado. Los personajes secundarios, en cambio, sí se diferenciaban de los originales. Del personaje de Martín (Oriol Tarrasón), esta vez representado como un policía de color (porque ya se sabe que si en EE.UU. no ponen a alguien de color, no quedan tranquilos), muy estereotipado, y sin la picardía de su original. El personaje de Lidya (Laura Pamplona), mantuvo la coleta y la mala hostia, pero consiguió superar a su original con el personaje de Meredith (Janina Gavankar). Y, por último, el personaje totalmente transformado y, sintiéndolo mucho, estropeado, fue el de Max (Max Jenkins). Totalmente alejado del pintoresco e inocente Cuevas (César Camino), cambiando primero la orientación sexual del personaje y, segundo, la relevancia de su personaje en la trama.

El problema que ha tenido esta serie ha sido, sin duda, tener como referencia a ‘Los Misterios de Laura’. La esencia de la serie original se pierde en el momento que los guionistas originales se desvinculan de este proyecto. La serie se convierte, así, en otra serie policíaca, con sus casos individuales, que ocurren sin ningún interés, capítulo a capítulo. El misterio, el thriller, mezclado con el humor, se pierde, y la serie se estanca en el patrón americano.

Nada nuevo en el horizonte nos hizo darle una segunda oportunidad a esta serie. Los personajes se estancan, al igual que sus tramas, las cuales ni siquiera se hacen interesantes, al contrario, repiten tramas de series similares. A pesar de traernos a mil y un distintos actores invitados (seguramente en un desesperado intento de atraer al público), debo confesar que me ha costado tragarme la temporada.

Sí, las comparaciones son odiosas; pero es inevitable cuando has visto ambas, y ves como la adaptación recibe una segunda oportunidad y la original, pionera en el ámbito de ficción nacional, se queda en el cajón de series canceladas.

En resumen, ‘The Mysteries of Laura’ recibe una segunda temporada (reducida a 13 episodios) la cual, seguramente, contará con más de lo mismo. ¿El veredicto final? No considero que valga la pena, ni por la mismísima Debra como protagonista. Más nos conviene re-visitar a la detective Lebrel, si queremos, de verdad, misterio y diversión.

¿Y a vosotros qué os ha parecido esta primera temporada? ¿Os ha gustado? ¿Habíais visto la española? ¿Seguiréis la segunda temporada? ¡Animaros a comentar vuestras impresiones con nosotros!

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!