Final de la 5ª temporada de ‘Suits’: El trato está firmado

Final de la 5ª temporada de ‘Suits’: El trato está firmado

Ha sido una temporada diferente para ‘Suits’, pero acaba la quinta instalación, no ha llegado a decepcionarnos. Cuánto ha cambiado todo desde el principio, ¿no? Incluso de la temporada pasada esta ha tomado una dirección completamente distinta a lo que podríamos haber pensado, pero hasta cuando todo sale mal, al menos lo pasamos bien.spoiler-alert

Se cierra la quinta temporada dejándonos sin bufete de abogados, con Mike (Patrick J. Abrams) en la cárcel, y una larga línea de catastróficas desdichas tras de sí. Incluso cuando todo se les va de las manos consiguen mantenernos atentos, tensos y expectantes. Una de las razones por las cuales esta temporada ha resultado efectiva ha sido la inteligente decisión de coger al toro por los cuernos y (por fin) resolver la fantasiosa trama de la abogacía fraudulenta de Mike. Personalmente, pensé que la serie se acabaría sin haber abarcado las consecuencias de jugar así con la ley, pero por suerte o a nuestro pesar, lo han hecho. Sin embargo, es un tema tan esencial y enorme que no he dejado protagonismo para nada más. Y todo lo demás es lo que ha hecho de ‘Suits’ una serie tan divertida, ¿no? Los casos semanales, las conversaciones divertidas entre Harvey (Gabriel Macht), Louis (Rick Hoffman) cabreándose por tonterías… Son detalles que no hemos podido vivir esta quinta temporada por culpa del omnipresente caso de Mike.

Ahora que Mike tendrá que pasar dos años en la cárcel, igual le da tiempo a recomponer su vida y dejar de arruinar todo lo que toca, porque el pobre no ha dado NI UNA estas últimas semanas. Rachel (Meghan Markle) lleva unas semanas siendo la única que reacciona adecuadamente a la situación, poniendo las cosas en perspectiva y actuando lógicamente, así que cuando Mike decide tomar una decisión completamente egoísta e incorrecta, Rachel es la única que lleva la voz de la audiencia. A mitad del capítulo Mike suelta que todo ha sido en parte por su sentimiento de culpa católica, y los ojos se nos ponen en blanco durante tanto tiempo que no sé ni como han vuelto a su lugar de origen. El problema aquí siempre fue Mike, no los demás por dejarle trabajar con él, porque no tendría que haber pasado nada malo. ¡Incluso de esta se iban a salvar! Pero Mike siempre escogerá salvar a Harvey y viceversa, y si hay que saltarte tu propia boda para ir con él a la cárcel, pues se hace. Recemos un Padre Nuestro y tres Ave Marías para que cuando vuelva Mike (si vuelve), deje de manipular de esta manera pseudo-romántica a Rachel. Nadie nos puede convencer que son una pareja ideal por darnos una escena NSFW súper sosa en un sofá (¿aunque podría llevar a un posible embarazo?)

Ahora hablemos del enfoque del capítulo. Después de que Mike tomase una decisión absolutamente irreversible, Harvey decide seguir torturándose descubriendo cuál había sido la decisión del jurado. Hasta aquí hemos llegado – ¿de qué sirve ya? Mike escoge su futuro, y no hay nada que puedan encontrar o intercambiar por su libertad, así que esta sal en la herida resulta bastante innecesaria, trágica, irónica o lo que escojáis.

Si queréis hablamos también de ESTE ABRIGO

Una de las mayores consecuencias de lo ocurrido este capítulo ha tenido que ser, sin embargo, la caída del imperio de Jessica (Gina Torres). Después de cinco temporadas luchando por mantenerla en pie, la firma entera ha colapsado como daño colateral del caso de fraude. Llevaban semanas sin recibir graduados de Ivy League pero ahora todo el mundo se ha marchado sin un sólo adiós y el ver a Louis y Jessica entrar a su oficina desolada ha sido quizás lo más sorprendente de toda la temporada. ¿Dónde está la lealtad? Será fascinante ver cómo renacen y si es que lo hacen, porque este es un ataque muy definitivo para la empresa y la serie.

En definitiva ha sido una temporada difícil de procesar pero increíblemente fácil de ver. Nunca han dejado de darnos tramas interesantes y personajes volviéndose un poco locos (lo cual siempre es atractivo), e incluso cuando todo se viene abajo hay un ápice de esperanza para la próxima temporada. Y no sólo esperanza, sino anticipación: hemos llegado hasta aquí, necesitamos saber cómo salen de esta. ¿Qué os ha parecido el capítulo y la temporada? ¿Creéis que la sexta temporada transcurrirá en parte en la cárcel? ¿O creéis que le conseguirán sacar de ahí? ¿Hay alguien por aquí que siga siendo Team Mike? Que hable ahora o calle para siempre. Ahora, a esperar a que la serie vuelva en verano. ¡¡Comentemos!!

4 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!