Game of Thrones 7×07: Dragones, lobos y demás familia

Game of Thrones 7×07: Dragones, lobos y demás familia

Juego de Tronos‘ cierra por la puerta grande una de sus temporadas más intensas, dejando abiertas muchas incógnitas y revelando verdades que veíamos venir pero… que pueden cambiarlo todo.

La adaptación televisiva de ‘Canción de Hielo y Fuego‘ está llegando a su final, y con solo 6 capítulos por delante, el tiempo apremia, por lo que esta temporada ha sentado las bases para el final definitivo que ocurrirá, casi con total seguridad, en 2019…

Lo sabemos, la espera va a ser larga, pero por lo de pronto podemos consolarnos con un final de temporada… ¿satisfactorio? Echemos la vista un poco atrás.

A lo largo de esta temporada hemos visto reencuentros de personajes que llevaban sin verse desde el mismo inicio de la serie, también hemos presenciado los primeros choques entre protagonistas que jamás se habían visto en persona hasta ahora; lo cual ha servido para establecer alianzas, amores, estrategias, miedos y hasta miradas de odio infinito. Esta temporada ha estado plagada de momentazos pero hay algo que la hace muy diferente a las seis anteriores, esta temporada no tenía la mano de George R R Martin por detrás.

¿Es algo bueno? ¿Es algo malo? Eso ya queda al gusto del consumidor, aquí un servidor -si me permitís el atrevimiento- cree que ha estado bastante balanceado, para algunas cosas le ha venido bien el no tener el apoyo de las novelas como fondo pero para otras ha dejado… mucho que desear.

Por ejemplo, se ha notado la ausencia del «machete» de Martin, sí, ha habido guerra, muchas guerras con muchas bajas, pero al contrario de lo que ha pasado en otras temporadas, no ha habido, por ejemplo, un factor sorpresa tipo «La Boda Roja», quizá lo único que podría igualarse sería el dragón de hielo… pero ni eso. No ha habido ningún plot twist con el que llevarnos las manos a la cabeza, todo ha sido bastante predecible, incluso este final de hora y media, se veía venir la traición de Cersei (Lena Headey) desde el momento 1, así como el escarceo amoroso entre Jon (Kit Harington) y Daenerys (Emilia Clarke) o los caminantes llegando hasta los lindes del muro y atravesándolos gracias a su preciosa y nueva arma mortal.

Los productores de la serie tienen la libertad de seguir su propio camino aunque sepan el final de las novelas y de todos los personajes, están construyendo un sendero nuevo sobre el que hacer y deshacer tramas a su antojo aunque queremos creer que todo llevará al mismo desenlace (más o menos) que ya ha pensado Martin para sus obras.

Es por ello que las cosas se han apresurado como mucho hemos notado, ya no se tardan dos temporadas en llegar de Kingslanding a Winterfell, ahora se tardan dos escenas y es precisamente porque el tiempo está contado y las cosas tienen que ocurrir ya, como la súper reunión que ha habido en la capital de casi todos los protagonistas principales.

¿Ha sido brillante? Sí, ¿ha sabido a poco? También, ¿se ha quedado floja en algunos aspectos? Por supuesto.

¿Soy yo o no esperabais como algo más en el primer encuentro entre Dany y Cersei? El juego de miradas entre todos los allí presentes era una auténtica delicia, pero el enfrentamiento entre las dos reinas se ha quedado muy corto. Por su lado, Lena Headey ha hecho una interpretación sublime (como siempre), dándoles a entender a todos que no tenía dragones, no, pero la que corta el bacalao es ella mientras que por su parte, Emilia Clarke se quedaba corta ante ella (como siempre también), Dany al lado de Cersei parecía una niña, no sacó su lado salvaje, el lado en el que no se muerde la lengua, habla despacio y con tranquilidad pero por detrás se saca algo magistral, relacionado o no con dragones.

La reunión ha servido para lo que se convocó: reunirlos a todos para enseñarles los peligros que esconde la noche, ¿funcionó? Bueno, un poco regular porque Cersei sigue siendo Cersei (BRAVA), pero… ¿veis lo que os decía antes? No hay elemento sorpresa. Si Martin estuviese detrás de esto habrían muerto, por lo menos, tres personajes principales en ese anfiteatro romano de Sevilla. Y lo sabéis.

La decisión de unirse entre ellos -bueno, como diría Chenoa: aayyyysssss casi jajaj- para luchar contra los Caminantes Blancos, los pone a todos en la dirección final trazada para cada uno de los allí presentes. Dany y Jon con sus respectivos aliados rumbo al norte para descubrir secretos sobre sus orígenes (de eso hablaremos más adelante); Jaime (Nikolaj Coster-Waldau) abandonando a su hermana para ¿ser fiel a su juramento?; y Cersei montando su propia estrategia de guerra y reconquista con la ayuda de Euron Greyjoy (Pilou Asbæk).

Las dos únicas grandes ausencias fueron Sansa (Sophie Turner) y Arya (Maisie Williams), aunque estaban bastante ocupadas acabando de tramar su plan para derrocar de una vez por todas a Littlefinger (Aidan Gillen). A ver, ¿quién dice ahora que Sansa es tonta y no sirve para nada? Sansa es uno de los personajes que más ha sufrido en esta serie, por no decir el que más, ha aguantado mucho y también ha aprendido mucho, no llegó a donde está ahora por arte de magia, estuvo muy pegada a Cersei y a Littlefinger como para no haber aprendido a manejarse sola y jugar al juego de tronos por su cuenta. Si bien es verdad que la reaparición de Arya le ha ayudado en su misión, los días de Baelish estaban contados desde que salieron de Nido de Águilas y vencieron a los Bolton. Sansa le utilizó igual que él le utilizó a ella, solo que éste no sabía de qué pie cojeaba realmente Sansa y lo despierta que estaba. Y ella sabía que tampoco podía acabar con él por su cuenta, necesitaba pruebas y necesitaba ganarse el favor de su gente, cuando Jon la dejó a cargo de su hogar y empezaron a regresar sus hermanos era la oportunidad perfecta para devolverle «el favor», la tensión que parecía haber entre las hermanas Stark era una estrategia para despistar a Littlefinger y llevarlo en la dirección que querían que, finalmente, concluyó con su muerte a manos de Arya. Un círculo perfecto para terminar una historia que detonó el inicio de la serie, Littlefinger creó la enemistad entre los Lannister y los Stark con la misma daga con la que fue asesinado, ¿karma? ¿justicia divina? ¿fan-service? Llamadlo como queráis, pero brillante.

Y al igual que el de Littlefinger, de sobra cabe decir que el final está sellado para la mayoría de los protagonistas tras este capítulo. Teniendo en cuenta que prácticamente todos van a luchar en la inminente batalla final con los Caminantes… las bajas serán numerosas y valiosas, en seis capítulos empezarán a caer como moscas, el Ejército de los Muertos no va a ser fácil de vencer y menos con un dragón de hielo entre sus filas, ni siquiera Drogon y Rhaegal, al ser dos, lo van a tener fácil para derrotar al que fuera su hermano y las tropas que van por tierra, necesitan muchos hombres contra 100.000 muertos y… ¿cuántos tiene Daenerys? De los 8.000 inmaculados iniciales quedarán ¿6.000? más… ¿4.000 dothrakis? ¿cuántos salvajes y soldados le quedan a Jon? ¿otros 4.000? Y aunque Jaime Lannister recule y lleve a lo que pueda de sus tropas al norte… la balanza está muy inclinada a favor del hielo y no del fuego. Porque también debemos recordar que esto es ‘Canción de Hielo y Fuego‘ no ‘Juego de Tronos‘, es decir, no importa tanto quién se siente en el Trono de Hierro al final si no se acaba con los Caminantes Blancos.

O… ¿sí que importa? El final de temporada nos ha traído otra revelación que muchos ya sabíamos: Jon Snow es un Targaryen, pero no un Targaryen cualquiera, es Aegon Targaryen, legítimo heredero… al Trono de Hierro. Al haberse casado sus padres en la ceremonia secreta, le ha otorgado pleno derecho a ocupar dicho honor… destronando a Daenerys de lo que todos veníamos creyendo que era suyo, ¿cómo cambia esto las cosas? Pues MUCHO.

Cuando ambos pongan pie en Winterfell y Bran (Isaac Hempstead Wright) y Sam (John Bradley) les cuenten lo que saben, las últimas escenas que vimos entre Dany y Jon van a ser, muy probablemente, las últimas de ese estilo, no solo porque sea incesto (son tía y sobrino), si no porque algo se romperá entre ellos a un nivel mucho más profundo. Lo más seguro es que Jon ni quiera el Trono y se lo ceda a ella, pero Dany sabrá que legítimamente no le pertenece como tal y sabiendo como es ella, será algo que le reconcomerá o con lo que sabrá vivir si finalmente todo este drama que me he montado yo se omite y ambos terminan juntos, casados y con hijos.

Porque sí, amigos, creo 100% que la Madre de Dragones puede ser Madre de Humanos también, han sacado este tema igual unas 24352432 veces esta temporada como para ignorarlo, se lo dijo al propio Jon casi sin haber intercambiado ni cuatro palabras, se lo repite a Tyrion, lo vuelve a decir ahora y Jon le dice que por qué cree a una vieja bruja… bueno y tras la escena de sexo al final, ¿alguien tiene alguna duda que saldrá un pequeño Targaryen puro de ahí? Veréis…

Y todo esto asumiendo que la serie termine con alguno de ellos vivo, porque si no es así pues 0 dramas y siempre smile.

Aunque también se cree que el «príncipe prometido» por el dios de Melisandre (Carice van Houten) es Jon y no Dany como ésta cree la última vez que le vimos, ¿en qué quedará esto? Además de que se cree que Garra pestañea cuando Jon logra salir del agua en el capítulo anterior… ¿un fallo, una gota o un guiño a esta teoría? ¿es él el encargado que acabar con el Ejército de la Noche? ¿es él el azor ahai prometido?

Otro embarazo pero que este sí que dudamos que sea real es el de Cersei, ¿por qué ahora? ¿en este preciso momento? ¿y por qué se lo dice a todo el mundo? Es decir, la identidad del padre de sus otros hijos siempre fue un secreto -a voces- pero un secreto para todo el mundo al fin y al cabo. Quizá ahora que se ha vuelto loca del coño total se la suda todo, pero desconfiamos de que no sea del todo cierto. Recordemos que la bruja -esta sí que es de verdad- le dijo a Cersei cuando era niña que todos sus hijos morirían y que ella misma sería asesinada por su valonqar (hermano pequeño); todo lo que dijo hasta ahora se cumplió, ¿por qué dejarla embarazada cuando queda nada para terminar la serie? ¿y más teniendo en cuenta que el final de esta profecía se acerca también? ¿será una estrategia/mentira que desconocemos de ella a día de hoy? No dudamos que llegará a cumplirse y si realmente está embarazada, ni Tyrion (Peter Dinklage) ni Jaime le van a poner una mano encima pero… bueno, hay otra teoría mucho más factible que pueda excluirlos a ambos de sospechosos. Cersei no tiene más hermanos -bueno Ed Sheeran sigue por ahí, así que who knows– pero está en la lista de Arya… y Arya puede cambiar de apariencia y colarse fácilmente en sus aposentos y matarla no sin antes revelarle quién es realmente. Es un poco de trampa pero la profecía quedaría cumplida de esta manera. ¿Qué pensáis?

Por otro lado, me ha faltado algo de peso en la trama para Bran, siendo el Cuervo de Tres Ojos completamente consolidado que ve el pasado y el presente y puede modificarlo, pongo en negrita y cursiva que puede modificarlo -¿hold the door?¿hola?¿por qué todo el mundo parece haberse olvidado de esto?- no ha tenido casi ninguna relevancia para la temporada y el desarrollo de los acontecimientos, ni siquiera para los orígenes de Jon Snow, ha tenido que ir Sam a decirle que vaya a ver la boda a ver si Lyanna Stark (Aisling Franciosi) iba igual de guapa que Sansa a la suya… ¡Está totalmente desaprovechado! No sé si porque están preparando algo especial para él más hacia el final, o incluso para la batalla poder poseer el Night King o vete tú a saber… pero para saber lo que sabe y hacer lo que hace… no le han sacado partido ninguno… ¿aposta o intencionado? Me da que nos toca esperar para averiguarlo.

Cerramos una temporada espectacular que ha tenido sus más y sus menos, sus fallos y su aciertos, pero que nos ha mantenido en vilo hasta el mismísimo final que promete ser tan épico como lo lleva siendo ‘Juego de Tronos’ desde sus inicios.

¿Estamos preparados para el principio del fin?

No, definitivamente no.

 

 

5 comments
Rubén
Rubén
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!