Inicio de la 11ª temporada de ‘The Big Bang Theory’: Sorpresas y propuestas

Inicio de la 11ª temporada de ‘The Big Bang Theory’: Sorpresas y propuestas

Como estas últimas temporadas han ido apuntando, nuestros personajes de The Big Bang Theory se enfrentan a los compromisos propios de la edad adulta uno a uno. Parejas y trabajos que se estabilizan, bodas, bebés… El final de la temporada anterior nos dejó con la miel en los labios cuando el personaje más reacio a implicarse emocionalmente con nadie se adentraba en el mundo del compromiso.

El último episodio de la temporada diez nos dejó la imagen de Sheldon (Jim Parsons) pidiéndole matrimonio a Amy (Mayim Bialik) grabada en la retina. Esta nueva temporada recupera esa escena y, como todos esperábamos, Amy dice «sí» a casarse con el extravagante Dr. Cooper.

Después tenemos una pequeña vuelta a la normalidad y a la actitud egocéntrica a la que Sheldon nos tiene acostumbrados. Él y Amy se reúnen con unos compañeros de trabajo de ella para cenar, y el físico intenta dirigir la conversación hacia su persona constantemente, a pesar de los esfuerzos de los amigos de Amy para admirar y reconocer el trabajo de nuestra protagonista. Esto lleva a una pequeña discusión entre la recién prometida pareja, nada que un pequeño consejo de Stephen Hawking no pueda solucionar.

Pero el nuevo estado de la relación de Amy y Sheldon no es la única (y casi me atreverá a decir que tampoco la mayor) novedad que nos trae la temporada. Cerca del inicio del capítulo descubrimos que ¡Bernadette (Melissa Rauch) está embarazada! Sí, la rubia acaba de descubrir que espera a su segundo hijo con Howard (Simon Helberg), pero lejos de estar feliz, el agobio se apodera de ella y se desahoga con su amiga Penny (Kaley Cuoco) antes de decírselo a su marido porque teme que la reacción de éste no sea la mejor.

Y tiene razón. No es una noticia que ninguno de los dos esperase conocer y la situación les asusta un poco, pero acaban por aceptarlo a pesar de que Penny y Leonard (Johnny Galecki) no se suman a la fiesta de tener hijos como a Bernie y Howie les hubiera gustado.

Para aquellos seguidores que siguen anclados a la pandilla de los inicios de la serie, esto marca un claro final para sus esperanzas. Once años más tarde, los personajes, como la vida real, están sometidos a cambios constantes y toman decisiones que sus yoes de hace unos diez años seguramente estarían lejos de experimentar.

¿Has aceptado con buenos ojos las nuevas etapas de los personajes? ¿Echas de menos a los personajes que una vez fueron? ¡Comenta con nosotros a continuación!

1 comment
Elisa
Elisa
AUTHOR
PROFILE

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!