Legion 1×04: ¿Esto es real?

Legion 1×04: ¿Esto es real?

Esta semana en ‘Legion’ seguimos estando dentro de la cabeza de nuestro protagonista pero, lejos de convertirse en un escenario repetitivo, nos muestra una nueva forma de narrativa impredecible y divertida como solo esta serie puede serlo.spoiler-alert

Ya sabíamos que ‘Legion’ rompe con todos los esquemas para contar su historia, pero con esta cuarta instalación lo lleva a otro nivel. No sólo empieza el capítulo con Oliver (Jermaine Clement) hablando directamente a la cámara, contándonos cómo a continuación seremos partícipes de una obra de cinco actos, sino que a lo largo del episodio nos movemos por diferentes universos, todos mentales, que se solapan y transforman según pasa el tiempo. Es realmente fascinante experimentar junto a Syd (Rachel Keller), Ptonomy (Jeremy Harris) y Kerry (Amber Midthunder) cómo funciona la compleja mente de nuestro protagonista (David Haller) y cómo la dualidad de realidad y aspiración se unen para llegar a la verdad. Aún así, dentro de la fantasiosa y maravilla de vernos implicados en tan enrevesado juego lleva a algo de confusión dentro del surrealismo.

A los niños se les cuenta dos tipos de historias, nos cuenta el curioso personaje de Oliver desde su nave de hielo: una que promueve la empatía y otra que enseña el miedo. La historia que nos muestran esta semana está entre las dos categorías separados en las dos tramas principales: aquellos que investigan el pasado de David y cómo él mismo lo hace también, a su manera. Junto a Syd y Ptonomy descubrimos sutilezas como que Lenny (Aubrey Plaza) realmente es Benny (Kirby Marrow) pero no tenemos claro aún cómo funciona la dinámica de Kerry y Cary (Bill Irwin) y así avanzamos – con pequeñas dosis de revelaciones y pasos a ciegas que aún no sabemos cómo se desarrollarán.

David ha estado manipulado, subconscientemente, sus recuerdos, y esto sólo hace que crezca el mundo interior en el que está atrapado hasta el final. Nunca tuvo un perro, pero para él fue un símbolo clave en su evolución. A lo que lleva este análisis de la realidad, desde el cambio en las cortinas de su casa hasta lo que ocurrió con el psiquiatra después de que David entrara a robar, es a la conclusión de que no hay forma de diferenciar entre la realidad y la ficción. Syd vive de primera mano las supuestas alucinaciones de su novio, cosa que podríamos haber asumido eran únicamente tangibles por él, y deja abierta la posibilidad de que todo lo que están viviendo ellos, en el “presente”, podría ser ficción también.

El recurso de transformar a Eye (Mackenzie Gray) en el psiquiatra nos muestra una vez más lo lejos que estamos de comprender hasta los mínimos detalles de la vida de David en un mundo donde las identidades no dejan de mutar. David es el único en este caos que es capaz de asumir de manera más o menos tranquila que nunca sabe si lo que está viviendo es real o no, y es este conocimiento del desconocimiento lo que le hace realmente poderoso. Oliver le explica que aquello que le aterra y le asusta (¡pero que también le hace olvidar!) es un parásito, y el lo asume. Lenny/Benny es parte de él, aquello que le acompaña y finalmente le permite salir del limbo comatoso en el que se encontraba, pero también es un monstruo, guiándole y forzándole en situaciones comprometidas – ¿es ella el verdadero poltergeist?

Ha sido un capítulo complejo y con temáticas intelectuales a la vez que difíciles de tratar. La belleza de la serie es la inseguridad de dónde están los personajes y si lo que están viviendo constituye una realidad o no. Cuando Kerry recibe el disparo, ¿lo hace de verdad? ¿O, al ser una mitad no siempre física de otra persona, no sufrirá? ¿Cuándo Philly dice que “Están vigilando” a quién se refiere y acaso es Philly de verdad? No sólo las memorias de David son difíciles de creer, sino que el mundo real, con los pies en el suelo, lo son aún más.

¿Qué os ha parecido el capítulo? ¿Podéis arrojar algo de luz a alguna de estas dudas? Comentemos, por favor.

 

1 comment

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!