Legion 1×08 Season Finale: The Dark Side of the Moon

Legion 1×08 Season Finale: The Dark Side of the Moon

Ya nos lo dice el propio David Haller (Dan Stevens), lo peor que tiene la esquizofrenia es que la enfermedad te hace creer que no la tienes. Algo así debe ser con las series de superhéroes en televisión, tener tanta mediocridad imperante nos hacía creer que no se podía hacer algo mejor. Pero ha tenido que llegar ‘Legion’, con solo ocho episodios y a forma de preludio de la temporada de ‘Fargo’, la que nos devuelva a la realidad.

spoiler-alert

Aunque la serie de Noah Hawley abriese con ‘Happy Jack’ de The Who y cierre con ‘Children of the Revolution’ de T. Rex, ‘Legion’ es Pink Floyd. Que la co-protagonista se llamase Syd Barrett (Rachel Keller) no era un mero guiño, estábamos ante una declaración de intenciones. Como el afamado ‘The Dark Side of the Moon’ del que en este último episodio de la temporada se introduce un fragmento en una de sus escenas climáticas, concretamente la dupla de ‘Breathe’ y ‘On the Run’, el show protagonizado por Dan Stevens es una excusa para explorar en las formas de la narración y para ofrecer una historia sobre los límites de la realidad y la cordura. Los mutantes son solo una herramienta narrativa, un vehículo.

Qué buen antagonista ha sido Amahl Farouk, alias El Rey Sombra, más conocido por el público como Lenny (Aubrey Plaza). Un parásito en la mente de David que había puesto todas sus esperanzas en el anfitrión más poderoso que pudiese encontrar, pero que asegurará su supervivencia por todas las formas. En menos de diez minutos le hemos visto pasar de David a Syd, para luego introducirse en el cuerpo de Kerry Loudermilk (Amber Midthunder) y por último terminar en el de Oliver Bird (Jemaine Clement), que por largo tiempo le había dado esquinazo pero que acaba siendo su vehículo de salida al mundo exterior. A diferencia de muchos otros villanos de temporada, nos alegramos de no habernos librado de él porque queremos muchas más historias en su presencia.

Incluso el episodio ha decidido tomarse su preciado tiempo en hacer que El Interrogador (Hamish Linklater) importe a la audiencia. No solo es padre y marido, sino que también es alguien que cree en su trabajo más allá de ser el ‘spook’ u hombre de negro de turno. Es un agente del gobierno y ocasionalmente mata o tortura a quien se le pone por delante, pero eso no le hace malvado. Y sabe cuándo tiene al mal mayor delante y con quién debe aliarse. Pocas series se atreverían a dedicar toda su sección inicial y gran parte del hilo del episodio a un personaje como este en su ‘season finale’. Sin embargo, no solo lo hacen sino que logran crear necesidad de saber más en el espectador.

Quizás como contraste entre personajes, ya que es uno que ni aún quedando marcado de por vida cae en las garras de la locura, permanece cuerdo y analiza todas las opciones en cada momento es muy diferente del protagonista, que por primera vez ve la cordura tras haber vivido toda la vida influido por un ente externo. Lo que no significa que no padezca de esquizofrenia, que eso está por ver. Es precisamente en la lucha mental entre David y Lenny hace entrar a la serie en barrena, en esa sucesión de escenas lisérgicas con un caleidoscopio visual como herramienta narrativa. Cómo nos gusta cuando lo hace.

Otros detalles que queremos apuntar del episodio:

– Qué le pasa a Ptonomy (Jeremie Harris) que quiere matar a todo lo que ve. Vale que si también tuviesemos una Tommy Gun como la suya y vistiesemos como unos gangsters de los años veinte también querríamos darle salida, pero su obsesión llega a un punto enfermizo. Uno más.

– Pobre Melanie (Jean Smart), que ya no sabe cómo reconectar con su marido. Si, a todos nos gustan los líquidos. Qué personaje más trágico y con qué entereza lo lleva.

– Kerry poseída por el Rey Sombra y su lucha contra David, azul contra rojo, luz contra oscuridad, lo es todo. Y de todo esto, su contrapartida Cary (Bill Irwin) ha sacado un esguince de tobillo.

– ¿Qué opinará ahora la División Tres en particular y el Departamento de Defensa en general del problema mutante? Se guarda esa carta para la próxima temporada.

2018 se nos va a quedar muy lejos para esperar por la próxima temporada de ‘Legion’. Por suerte, ahora empieza ‘Fargo’ en una dupla perfecta del mismo autor. No sé si tendremos tanto número musical o experimento visual, pero si que unos fans auténticos dentro de nosotros de Noah Hawley.

Don’t fool the Children of the Revolution.

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!