Masters of Sex 3×12 Season Finale: Todo patas arriba

Masters of Sex 3×12 Season Finale: Todo patas arriba

La tercera temporada de ‘Masters of Sex’ llega a su fin. ¿Qué pasa con la denuncia hacia Bill (Michael Sheen)? ¿Y con el triángulo amoroso? ¿Qué hay de la vida de Libby (Caitlin FitzGerald)? Si no habéis visto el episodio no continuéis leyendo, porque a partir de aquí hay ‘spoilers’.

SpoilerAlert

Bill fue denunciado por aprovecharse sexualmente de un menor, algo totalmente descabellado pero que la policía se tomó, como es normal, muy en serio. Pero si esto no fuera poco, en el capítulo de hoy otra grave acusación llega de mano de la policía. Y esta vez, con pruebas. La dulce Nora (Emily Kinney) se aprovechó del nuevo y generoso Masters para sacarle dinero y conseguir de ello pruebas sobre su relación con la prostitución. Hace algunos capítulos descubrimos que ella trabajaba con el loco religioso que es asiduo en la oficina para advertir a los trabajadores sobre su condena eterna en el infierno. Hoy, conocemos su papel.

Así, tras una temporada en la que el protagonista de la series no ha dejado de evolucionar, empatizando con la gente y compartiendo su amor hacia Virginia (Lizzy Caplan), descubrimos que todo ha sido en vano puesto que solo le ha traído problemas. Y muy gordos.

En un afán de sinceridad también decide contarle a su mujer que la ha estado engañando durante años. ¡Justo a tiempo, Bill! Libby ya había dejado al que posiblemente era su pareja perfecta, y todo por la familia, por la que tanto ha sacrificado su felicidad. ¿Será ya demasiado tarde para ella?

Al menos esta confesión ya supone un punto y final para el matrimonio más desastroso de la historia. Libby será libre y posiblemente pueda ser feliz, veremos si con Paul (Benjamin Koldyke).

Pero no es el único matrimonio desastroso que finaliza en este capítulo. Dan (Josh Charles) también ha terminado con su mujer para poder estar con Virginia, y esta en un impulso abandona todo aquello por lo que tanto ha trabajado y se escapa para ser feliz, para que su vida no gire en torno al trabajo. Eso sí, sus hijas no viajan con ella en el avión, ni siquiera el bebé….¿De verdad será feliz Virginia con este señor? ¿Sin su estudio? Lo dudo. Lo han dejado claro con tanta mirada hacia tras soñando con Bill corriendo hacia ella suplicando que no se marchara.

¿Pero querría quedarse por trabajo o por la confesión de su compañero? Tras diez años, Bill por fin le habló de lo que sentía por ella, aunque tarde, pues el anillo de Dan ya estaba en su dedo.

Al final, Bill ha perdido todo. Virginia se fuga, se divorciará de Libby, su imagen quedará destrozada tras las dos denuncias y su libro, seguramente, no se publique, tanto por la polémica sobre  pederastia/prostitución de la mano del periodista enfurecido como por la desaparición de su compañera. ¿Es el comienzo de una espiral de depresión para él? Ya le vimos emborracharse la semana pasada, puede ser que en la próxima temporada tenga problemas con el alcohol…si no acaba en la cárcel, claro.

En general ha sido un gran episodio final, con muchos descubrimientos y muchos líos, haciendo de la serie un 80% culebrón y subiendo. Ha sido una temporada claramente superior a la anterior, pero sin recuperar la chispa de la primera. Creo que hacía falta una trama más seria para Virginia, que no dependiera todo de con quién se acuesta cuándo. Ahora queda esperar a ver cuánto dura la historia con Dan y por qué se termina: si porque él es como dijo su mujer y no la quiere realmente, o porque ella echa de menos al trabajo y a Bill. O las dos cosas.

¿A vosotros qué os ha parecido? ¿Cómo creéis que afrontarán la próxima temporada? ¿Libby será feliz al fin? ¿Bill conseguirá limpiar su nombre?

1 comment

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!