Mitad de la 2ª temporada de ‘Sense8’: El cazador se convierte en presa

Mitad de la 2ª temporada de ‘Sense8’: El cazador se convierte en presa

Llegamos al ecuador de la segunda temporada de ‘Sense8’, habiendo ya evolucionado lo suficiente las tramas de los distintos miembros del ‘cluster’ como para que vuelva a ser menester pararnos analizar sus andanzas a lo largo del mundo. A continuación analizamos la evolución de la serie hasta el séptimo episodio de la presente campaña.

A título personal, el arranque de la segunda temporada de ‘Sense8’ que en esta casa también analizamos no ha sido el más correcto posible. Pero como bastantes miembros de la etnia gitana suelen decir, no son buenos principios lo que hay que desearle a nuestros hijos. De hecho, parece querer repetir la estructura de su primera campaña a la hora de ofrecer un arranque bastante pobre que es compensado en cuestión de unos pocos buenos episodios.  Y tal como viéramos entonces, la serie ya ha entrado de pleno en esa inversión de la calidad de la misma.

Que ha sucedido en paralelo a, o probablemente a causa de, una inversión en una estructura argumental. Si hasta el momento todo el ‘cluster’ de los ocho ‘sensates’ protagonistas habían sido víctimas de una persecución o caza por parte de la BPO y de uno de sus líderes, Whispers (Terrence Mann); ahora serán ellos los que pasen a la acción dejando el rol de presa para actuar como un único ente en la posición de cazador, no hay opción de ganar esta batalla ocultándose en las sombras.

Esto se traduce a todas y cada una de las historias de los protagonistas, no solo a la trama principal que implica la lucha contra la Biological Preservation Organization. Sun (Doona Bae), por ejemplo, ha decidido fugarse de prisión e iniciar su venganza contra el hermano que la puso allí tras fingir el suicidio de su padre. Esto implica llevar la relación de rivalidad que tiene con el detective que investiga su fuga a otro nivel, uno mucho más físico. Tanto en el plano de la violencia como de la tensión sexual que hay entre ambos.

En el caso de Capheus (Toby Onwumere), pasar de ser un simple conductor de autobús, por mucha honra que esta profesión le traiga, a un político que represente de verdad a la empobrecida comunidad de la que ahora es líder moral ‘ex oficio’. No es el único, ya que Lito (Miguel Ángel Silvestre) ha decidido que su salida del armario no será por la puerta de atrás sino por la grande, como el más reciente icono gay del mundo del espectáculo en el que se ha convertido. Esto le puede costar su carrera y su alto nivel de vida, pero no merece la pena tenerlos si esto supone vivir una mentira y no hacer honor a una comunidad aún hoy ávida de representación valiente.

Y un último ejemplo de personaje dispuesto a sacrificar su comodidad por hacer lo correcto es el de Kala (Tina Desai), que a pesar de formar parte del complejo farmacéutico-industrial vía la empresa de la que su marido es heredero, no puede pasar por alto la corrupción interna de esta. Ya sea por la gente de su propio país, estando en las antípodas sociales de las castas más bajas que aún décadas después de la ocupación colonial británica siguen siendo oprimidas en la India, o por países como el de Capheus, el beneficio económico no ha de estar por delante de la salud pública.

Una temática central, la de sacrificar seguridad por libertad y justicia que nos lleva a la conclusión del séptimo episodio. Han utilizado todos los recursos de los ‘sensates’ a lo largo del globo para encontrar a Whispers, el elemento más destructivo de una BPO de la que hemos descubierto que en origen tenía una finalidad mucho más benévola. El problema llega cuando un Jonas (Naveen Andrews) reaparecido les advierte de las implicaciones morales de lo que intentan hacer. Si quieren extirpar el cáncer que persigue sus vidas y la de muchos otros como ellos, tendrán que hacerlo ensuciándose las manos.

Esta promete ser la temática del tercer y último acto de la temporada, las implicaciones morales de lo que intentan hacer, el coste personal que cada uno tendrá en sus vidas por liberarse de todo el bagaje previo. Es muy prometedor y nos aseguraremos de ofreceros con toda la prontitud posible nuestro análisis de los episodios restantes. Por el momento, os invitamos a comentar con nosotros el avance de la segunda temporada de ‘Sense8’ en su tramo medio, ¿qué os está pareciendo?

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!