Mixology 1×09: ‘Dominic & Kacey’

Mixology 1×09: ‘Dominic & Kacey’

Una semana más hemos podido ser testigos de la noche más larga de las series de la televisión. Este capítulo de ‘Mixology’ se ha centrado en una de las parejas a las que, al menos yo, no veía ningún futuro desde el momento en que aparecieron, y se trata de Dominic (Adan Canto) y Kacey (Vanessa Lengies). Si todavía no has visto el capítulo no sigas leyendo, lo más seguro es que te cruces con algún ‘spoiler’.

Al final del capítulo de la semana pasada, Kacey da un ultimátum a Dominic: o pasan al siguiente nivel en su “relación” o directamente se ignoran por siempre jamás para que así Kacey pueda centrarse en su nuevo amor, Cal (Craig Frank), quien, en cuanto Dominic se decanta por una relación seria, pasa a la historia por completo.

Dominic ha estado totalmente perdido durante los 20 minutos de capítulo. Ha quedado muy claro que sabe de relaciones lo mismo que Jessica (Alexis Carra) de cócteles: nada. Hasta ha tenido que pedirle consejos a Tom (Blake Lee), que no es más mono porque no puede. Sus consejos en realidad no eran malos, pero si te los tomas al pie de la letra y a eso le añades que no sabes por donde te da el aire, puede pasarte lo mismo que a Dominic, que nada salga como esperas que lo haga. Después de sorprender a Kacey dándole un susto en un almacén oscuro (qué romántico, Dominic, no sé por qué no ha funcionado), preguntarle por su madre cuando Kacey lo único que quería era que le arrancaran la ropa a mordiscos y casi asfixiarla intentando hacer la cucharita para arreglarlo, les ha quedado bastante claro que su relación no lleva a ninguna parte y en eso ha quedado su relación; en nada. Aunque si hubiera funcionado, ¿qué habría pasado con el pobre Cal? Nadie se ha acordado de él, me da penica, aunque parece que su cita sigue en pie. ¿No habían tenido un flechazo? Ay, es muy sorprendente la facilidad que tienen en esta serie para olvidarse de las personas, de hecho Dominic ya se ha buscado a otra(s) para sustituir el gran vacío que ha dejado Kacey en su corazón.

Y mientras Cal perdía al amor de su vida sin enterarse, se enfrentaba junto con Tom y Bruce (Andrew Santino) a un acosador obsesionado con el océano que no dejaba de contarles su vida. Finalmente, y contra la voluntad de Tom (volviendo a ser adorable), consiguen deshacerse de él. Que, por cierto, ¿por qué Maya (Ginger Gonzaga) y Tom hace tanto que no hablan? Me da la vida ver a Tom en acción.

Ron (Adam Campbell) y Jessica siguen a lo suyo, empezando de cero después de sincerarse en el capítulo de la semana pasada. Y las cosas les van bien, que es la razón principal por la que Liv (Kate Simses) acaba bebiéndose hasta las copas de los árboles y volviéndose loca llegando al punto de llamar a su prometido (del que creía que se habían olvidado) para decirle que su compromiso se había terminado y que iba a tener dos hijos con Ron. Esta chica me va a matar de la risa, verla borrachísima robando nachos, gorros y perdiendo zapatos, mientras Fab (Frankie Shaw) y Maya la perseguían ha sido demasiado para mí. Al final se para frente a Ron y se abalanza sobre él para besarle, con la sorpresa de que, al separarse, es Ron el que se abalanza. Justo en el preciso momento en el que aparece en escena el prometido de Liv. Oh. A ver si no es tan pánfilo como nos lo han pintado.

Me ha parecido un capítulo bastante divertido, al nivel de la mayoría. Liv y Tom son mis favoritos y no me decepcionan nunca, son tan adorables y están tan perdidos que siempre hacen y dicen cosas raras que me hacen feliz. ¿Qué os ha parecido a vosotros? ¿Qué creéis que pasará ahora que el prometido de Liv por fin ha aparecido? ¡Dejad vuestras opiniones en los comentarios!

2 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!