Mixology 1×13 Series Finale: Closing Time

Mixology 1×13 Series Finale: Closing Time
Ha llegado la hora de despedir para siempre la noche que tantas risas y momentos nos han dado. ¿Estáis tan tristes como yo? Si aun no habéis visto el capítulo no sigáis leyendo, porque a partir de aquí habrá ‘spoilers’.

Se cierra el bar, y Maya (Ginger Gonzaga) finalmente acaba diciendo que sí a la «sutil» indirecta de Tom (Blake Lee). Así que el muchacho, sin poder contener tanta felicidad, se fue corriendo con ella a casa. Sorpresa para todos cuando vemos que allí está Laura (Sarah Wright) y quiere volver con su ex…Afortunadamente esto solo fue la prueba de fuego para Tom y Maya, y se da a entender que la pareja tendrá un final feliz.

Me ha encantado cómo han llevado al final esta historia, cómo ella ha decidido luchar e ir a por todas, porque está claro que Laura hubiera vuelto a dejar a Tom a la primera de cambio. Además, su última escena juntos es tan adorable que mereció todo lo mal que lo tuvo que pasar el pobre durante la noche para conquistarla. Creo que esta es la pareja más ‘shippeada’ por los fans así que estos momentos han sido un regalo para el espectador. Hemos comprobado que a Maya sí le gustaba Tom y ha decidido luchar por él, me alegro del resultado.

Por otro lado, están Cal (Craig Frank) y Kacey (Vanessa Lengies), la otra pareja predestinada de la ficción, y la otra pareja con la que nos la jugaron los guionistas. La camarera se entera de que su media naranja se ha casado tres veces y, cómo no, eso le echa para atrás. Me alegro muchísimo de que al final haya decidido dejarse guiar por lo que le decía el corazón y finalmente acudiera a la cita, porque me rompía el corazón ver a Cal ahí fuera, solo, esperando y esperando por algo que igual no parecía. Menos mal que al final se fueron juntos a casa.

¿Y Bruce (Andrew Santino) y Jessica (Alexis Carra)? Pese a la vuelta al bar de la cazadora de pelirrojos -Slutty Pumpkin 2: The comeback- Bruce no podría evitar sentir que tenía que seguir yendo a por la chica del vestido rojo. Y así hemos sentido el nacimiento de lo que parece una gran amistad. No siento pena por Bruce, la verdad, se les ve genial como amigos e igual consigue algún día acostarse con ella de manera casual. No esperaba para nada que alguien rechazara sexo con Dominic (Adan Canto) solo para hablar hasta el amanecer con alguien que va a ser sólo tu amigo, eso es lo mejor, la sorpresa que generó esta relación y el buen resultado que dio. Un aplauso para los guionistas.

Hablando de Dominic, ha terminado precisamente como empezó. Y no es que a nadie le importa, porque en toda la noche no ha mostrado ningún signo de evolución. Era un personaje plano, contento con cómo le iban las cosas y así terminó. Así que el espectador no siente ni padece por Dominic y por cómo termina la serie. Yo es que ni si quiera le contaría como protagonista, era más el chico guapo de relleno de fondo. Y además era tonto. Y mal músico. PERO QUÉ MÚSCULOS.

Otro personaje que no debería haber sido protagonista: Fab (Frances Shaw). Sus intervenciones en la serie han sido casi nulas, pero cada vez que aparece sus situaciones son de las más divertidas. ¿Tan desesperada estás a las tres de la mañana como para irte con semejante hawaiano? Al menos la noche fue una locura. Me encantó el apunte de ver ‘Lilo & Stich’, graciosísimo. A pesar de ser un personaje con poco protagonismo sí que me ha hecho pasar buenos ratos estos 13 capítulos, sólo por eso no la borraría del reparto. Y me ha encantado su final, de su estilo totalmente, el cual, por cierto, no me esperaba. Pensaba que se iría a otro bar o sola a casa, pero lo del hawaiano ha sido sin duda mucho mejor. Otro aplauso para los guionistas.

Para terminar, el agridulce final de Liv (Kate Simses) y Ron (Adam Campbell). Por ella me alegro muchísimo, tampoco me esperaba para nada esta reacción y seguro que va a aprender muchas cosas de sí misma en este viaje y a madurar. ¿Pero cómo le hace eso a Ron? ¿No pagó el los billetes? ¿No te estaba preguntando todo el rato qué querías? Además tuvo que pagar ida y vuelta al aeropuerto, pobrecillo, justo ahora que acaba de arruinarse. Vaya lío en el que se metió. Me ha parecido un poco egoísta la reacción de Liv, que por otra parte se merece pensar en ella por una vez en su vida, pero Ron no es el que te ha estado atando, sólo te ayudó a conseguir lo que querías…

Se nos va a la India uno de los personajes más divertidos de la serie por su compleja personalidad, tan inocente que se vuelve infantil, tan romántica que viaja sola. Los momentos del taxi con el conductor indio han sido buenísimos.

Lo que más me ha gustado de todo es que, a pesar de terminarse la serie, no se siente un tono triste en el episodio, sino que sigue siendo divertido hasta el final y hemos aprendido muchas cosas de los protagonistas en tan solo una noche.

Nos deja una serie con un humor muy peculiar pero muy bueno, refrescante y que no repite lo visto hasta ahora y nos proporcionó algo nuevo con lo que nos hemos reído mucho. Es cierto que no tenía sentido alargarla a otra temporada, que desde el principio era una serie pensada para terminar, pero sin duda voy a echar de menos el humor característico que tenía y espero que los guionistas saquen otra serie pronto porque la veré sin duda.

Han sabido llevar el último capítulo de una forma que podría llamar perfecta, ya que nos han sorprendido, nos han dado alegrías y lecciones y hemos disfrutado con ellos.

¿A vosotros qué os ha parecido? ¿Os ha gustado tanto como a mí? ¿Creéis que sí hubiera sido posible otra temporada? ¿Cuál ha sido vuestro personaje favorito? ¿Y el final que más os ha gustado? Dejad vuestra opinión en los comentarios.

Paloma, @Paalomamj

3 comments

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!