New Girl: 3×1 ‘All In’

New Girl: 3×1 ‘All In’

New Girl vuelve a la carga con una nueva temporada. Creada por Elizabeth Meriwether para la Fox, la serie, para aquellos que aún no la conozcáis, trata de una comedia protagonizada por la adorable Zooey Deschanel y que refleja la vida de una joven soltera, profesora de primaria, que se muda a vivir con tres hombres desconocidos en Los Ángeles.
Juntos crean un reparto con entretenimiento asegurado, cada personaje más raro que el anterior.

El episodio comienza justo donde lo dejaron la temporada pasada, después de la dramática casi-boda de Cece (Hannah Simone), donde ésta se declara a Schmidt, y Jess y Nick comienzan una relación muy esperada por los fans y poco prometedora a la vez.
Para el deleite de sus seguidores, este capítulo es titulado como «All In» o «Involucrados» por las ganas que tienen estos dos personajes de que ésta relación funcione.
Jake Johnson (Nick) ya se hizo con un papel de más importancia la temporada pasada, llevando a límites insospechados su personalidad perezosa y gruñona, lo cual hace que su emparejamiento con el personaje de Deschanel sea divertido de ver; ambos aceptan sus rarezas y se recrean en ellas. En este capítulo, con la intención de involucrarse lo más posible, ambos viajan hasta Méjico y disfrutan de unos días apartados de todo, acusando a su vida rutinaria de ser la posible causa de que su relación no llegue a funcionar. Allí aguantan hasta que se quedan sin dinero pero – ¡eh! Que están muy involucrados. Se llaman entre ellos «Paradise Nick» y «Paradise Jess» y viven una fantasía a lo Tarzán y Jane sólo para no volver a casa y pensar en el drama que les espera.

Su estancia en Méjico y consecuente falta de dinero hace que se acerquen a un resort cercano para llevar su fantasía a otro nivel. Sin embargo, esto no va según planeado y Nick es llevado a la «cárcel» por ser descubierto sin la pulsera del resort. En un acto desesperado, Jess vuelve a Los Ángeles para pedir ayuda a sus compañeros de piso, Schmidt y Winston, quienes ya están sufriendo problemas por sí solos.

 Si os acordáis, lo último que vemos de Schmidt en el último capítulo de la segunda temporada es como sale corriendo, literalmente, al ser abordado por su novia del momento, Elizabeth, y por su amor platónico de estas dos últimas temporadas, Cece, para que decida a quién quiere de verdad. En este capítulo, incapaz de decidirse, el personaje más extravagante de la serie toma la decisión de avisar a ambas pretendientas que son realmente las elegidas. Sin duda este triángulo amoroso que propone esta nueva temporada dará que hablar, no sólo porque refleja a un Schmidt más enamorado (aunque sea de dos personajes) sino porque todos sabemos que no puede acabar bien este jugar a dos bandas.

Winston sufre sus propias desdichas, obsesionándose con un puzzle y descubriendo que es daltónico. Según parece, el color verde lo confunde con marrón. A eco de la pregunta de Schmidt al darse cuenta de esto «¿Y de qué color ves tu piel?».

Como siempre, el personaje de Winston no es profundizado pero sí actúa, en este caso, como un nivel de locura mucho más calmada que el resto de sus compañeros, por lo que proporciona algo de comedia ligera.

Este primer capítulo da paso a una temporada prometedora, siendo especialmente atractiva la relación de Jess y Nick. Pero la duda sigue, ¿aburrirán sus constantes micro peleas que terminan en beso? Ese momento donde se dan cuenta de que «llevan saliendo treinta minutos y ya están viviendo juntos» podría ser un mal augurio para lo que les espera tras su semana en el paraíso mejicano.
Sin embargo, acaben como acaben, esta relación era deseada desde el primer capítulo, y si se tiene que ver como cae y se desmorona rodeada de tan especiales personajes, que así sea.

¿Vosotros qué pensáis, habrá un buen futuro para Nick y Jess? ¿Y Schmidt?

 Cristina Barba, @cristina_barba.

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!