Once Upon a Time 6×14: The happy ending

Once Upon a Time 6×14: The happy ending

Ha llegado el momento de enfrentarse de una vez por todas a…esta temporada, ¿ha alcanzado el nivel máximo de cutrez en este episodio? ¡Debatamos!spoiler-alert

Al fin damos sentido a la llegada de Robin2 (Sean Maguire) a Storybrooke, y no tenía nada que ver con lo que pensábamos. Su propósito en la vida era llegar para liberar a la Evil Queen (Lana Parrilla) de su prisión y que ella y Regina tuvieran al fin un cara a cara. Y vaya que si lo tuvieron.

Este episodio se centra en uno de los pocos personajes que consigue que alguien preste atención al episodio, la Reina Malvada. Los personajes de Lana Parrilla nos hacen un poco más leve esta insufrible temporada, así que cuando vimos que este episodio giraba en torno a ella nos aferramos a la esperanza de ver algo bueno. Y nada más lejos de la realidad.

Los guionistas no solo han jugado con el corazón de todos los espectadores de la serie matando a Hood en la temporada pasada y trayéndolo de vuelta sin ningún motivo para volverlo a echar de la ciudad, sino que han decidido convertir a Regina en Charming2 y vuelto a utilizar un recurso más que gastado para resolver la trama de un plumazo y buscar emociones fáciles en los seguidores de la serie.

Sí, otra vez el recurso del corazón. Claro, no ha tenido que partirlo en dos, con restregar uno con otro ha bastado para compartir AMOR y salvar el alma de la Evil Queen. ¿Esto es serio? Parece que sí.

El poder del amor y la amistad ha salvado a Storybrooke de la venganza y la oscuridad que tenía la parte malvada de Regina. Ya sé que estamos viendo una serie sobre cuentos Disney, y al fin y al cabo no puedo pedir otro tipo de solución que no sea este. Aunque en realidad sí, porque se suponía que esta serie se alejaba un poco de todos esos clichés anticuados de las películas antiguas y nos contaba otras historias.

Además, nos intentan vender que el final feliz de Regina es Henry, DeadRobin y todos los Charmings. ¿Perdona? Mientras, la otra Regina consigue su final feliz en la taberna, con el otro Robin. ¿No es demasiado injusto? Y no hay por donde cogerlo.  Un intento de cerrar una trama que ha sido mal desarrollada desde hace tiempo y que no convence para nada. De hecho, el cierre ha sido muy apresurado y sencillo para una villana de tal calibre. Pero no sé por qué esperaba originalidad a estas alturas de la serie habiendo visto todo lo que hemos visto.

Por otro lado, en otro inesperado giro de los acontecimientos, Emma (Jennifer Morrison) descubre de casualidad que Hook (Colin O’Donoghue) es el asesino del padre de David (Josh Dallas) y se lo había ocultado. Momento terriblemente dramático, con devolución del anillo de compromiso incluida. Esto lleva a Hook a querer unirse de nuevo a la tripulación de Nemo, hasta que Snow (Ginnifer Goodwin) le cuenta cómo Regina logró al fin vencer a la oscuridad, conseguir su final feliz y todas esas cosas. Gideon (Giles Matthey), por algún motivo, prefiere a Hook «fuera de Storybrooke» y por eso le deja bajo el agua con el resto de tripulantes. Ya. La verdad es que me da un poco igual. Ha llegado un punto en la serie en el que la única manera de sorprender sería que Gideon matase a Emma. Eso sería interesante de ver. Todo esto que estamos viendo esta temporada…muy poco merece la pena.

Ahora mismo me llama más la atención saber cómo van a romper la maldición de los Charming que la trama en sí. Y ver flashbacks. Rumple y the Evil Queen siempre son un gusto en el Enchanted Forest.

¿Qué os ha parecido a vosotros el final de la historia de Regina y the Evil Queen? ¿Os ha gustado su final feliz? ¿Esperabais otra cosa?

Quizás te pueda interesar...

¡Comenta el capítulo con nosotros!